ENTREVISTA A ESPIRALJACK: «TENEMOS NUESTRO ESTILO Y QUEREMOS EXPRESARNOS CON ÉL»

 Por Emily Díaz 

 

“Nos han dicho de todo pero vamos a estar claros, somos diferentes y no es malo” Comentaron Gilberto Martínez y Gustavo Vargas sobre el estilo de música tan peculiar que los caracteriza. Con su amabilidad, gracia y simpatía se colaron en Guayoyo en Letras e impregnaron  nuestras oficinas de su juvenilidad.  ¡Sí! Juvenilidad, leíste bien.

 

Una voz dulce, guitarras distorsionadas, una batería audaz, un bajo ameno y una clara influencia electrónica son las características principales que puedes notar al escuchar esta banda de rock caraqueña integrada por Gustavo Vargas (cantante), Ricardo Ríos (guitarra), Gilberto Martínez (Bajista) y Francisco Usal (Baterista) que nos dieron la oportunidad de saber un poco más sobre ellos sus proyectos y sus vidas.

 

EspiralJackGuayoyo en Letras: ¿Cuáles son los inicios de Espiraljack?

Gustavo Vargas: Tengo la idea de hacer música desde muy chamo, venía haciéndola con otros músicos pero no lo tomaban en serio. Al pasar el tiempo le fui agarrando más seriedad y me uní con Gilberto, Francisco y de último se integró Ricardo.

 

Lo mejor de la agrupación es que estudiamos juntos,  eso nos ha mantenido unidos.

 

Gilberto Martínez: Es cierto, lo que ha mantenido a la banda como es ahora es la camaradería, el ser panas, estamos juntos siempre.

 

Desde que comenzó la banda hemos pasado por trasformaciones, cambios en los integrantes y cambios de nombres. Al final  terminamos decidiéndonos por Espiraljack  en el 2009 cuando comenzamos el proceso de pre producción del disco, nos dimos cuentas de que estábamos ofreciendo otro concepto. Así que aprovechamos de salir al mercado con todo nuevo.

 

G.L.: ¿En qué momento de esa transición se decidieron por el nombre Espiraljack? 

 

G.V: Siempre nos preguntan eso y siempre tenemos una historia diferente que queda mal en todas las entrevistas (risas). Hasta nuestro manager nos regañó.

 

Básicamente es un juego de palabras, Espiral es una palabra que simplemente nos gustaba y  Jack vino de varios elementos que nos agrada, primero pensamos, ya que estábamos cambiando de concepto musical por qué no la forma de vestir, así que decidimos ser un poco más serios, en vez de ser un grupo de chamos tatuados en una tarima pensamos; «vamos a colocarnos chaquetas». De ahí vino la idea para  The Jacket  pero ya existía; entonces nos adentramos un poco más y pensamos en el Jack de la guitarra que es donde enchufas el instrumento. Y así se convino espiral con jack quedando Espiraljack.

 

Cuando elegimos el nombre hacemos presencia también a la sensación de viaje que trasmite la guitarra que es un instrumento que nos caracteriza como banda.

 

G.M: La palabra espiral yo lo explico muy personalmente como, la vida del ser humano, la historia del mundo, todos son ciclos, pero no es un ciclo que repite si no un espiral  que sigue pasando.

 

G.L.: ¿Cómo definen su estilo musical?

G.M: Nos clasificamos como rock alternativo porque es un género muy amplio y se presta para muchas cosas. Pero lo que más nos define es que nos gusta experimentar con sonidos nuevos, no queremos que la banda siempre sea tocar guitarra, bajo y batería. Gustavo utiliza mucho teclado, yo estoy utilizando sintetizador, el baterista se compró una batería electrónica.

 

No dejamos de lado las partes orgánicas como el violín que aún no lo hemos utilizado, pero somos conscientes de que es una posibilidad, algún día.

 

Aunque siendo sinceros nos gusta jugar con la parte electrónica,  todos  tenemos muchos pedales, nos encanta hacer ruido, la distorsión, un sinte, un diley y riveir. Todos esos efectos son como herramientas que están ahí y nos llaman para experimentar con sonidos nuevos.

 

G.V: Realmente parte de lo que escuchas de nosotros es experimentar muchísimo con los sonidos, como dijo Gilberto.  Escuchar diferentes bandas te hace poseer herramientas para hacer ese tipo de cosas y no quedarte en un solo estilo, sería aburrido habiendo tanta música que escuchar todavía. Por eso, decimos que nuestro estilo es el rock alternativo, ya que permite eso, ampliar el espectro para experimentar con nuestra música a pesar de ser rara y tener mucho ruido como me han comentado por ahí es melódico, los acordes y la música son bastante digeribles.

 

G.L.: Hablando de melódica ¿costó mucho formar la voz? ¿Tomaste clases de canto?

G.V: Para grabar este disco si tomé clases con Alfredo Abreu porque de verdad es fuerte. Yo salía del estudio sin ganas de grabar otro disco (risas), repetir una y otra vez la toma es muy forzada. Grabando las guitarras estaba feliz, pero grabar 5 veces una misma parte de la voz y que te digan; “está bien, quedo perfecto pero vamos hacerla otra vez exactamente como la hiciste” es fuerte. Pero antes de eso no había tomado clases.

 

G.M: el Nuevas Bandas demostró que en este país hay talento.

 

G.L.: Actualmente son 2 guitarras, se retiro un integrante pero tenían una agrupación inusual. ¿Por qué tener 3 guitarras? ¿Qué les ofrece? ¿Es planificado?

G.V: Es planificado, las composiciones siempre han estado amarradas al elemento de las 3 guitarras. Tener 3 guitarras le da  fuerza, le da esa versatilidad que a veces no muchas personas tienden a captar, pero si lo notas hay una guitarra que están chocando a nivel de arpegios, otra  puede ser acústica y rítmica, la siguiente rítmica eléctrica. Te da muchas herramientas y efectos para jugar. Debo confesar que es un arma de doble filo tener tantos músicos en escena. El tener 3 guitarristas es algo que nos han criticado mucho pero también nos han felicitado

 

G.M: Yo creo que es mitad un capricho, mitad composición general de la banda. Por personalidad, por antojo, no sé.

 

Admiramos mucho a las bandas que suenan igual en tarima que en el disco y muy ambiciosamente queremos lograr eso y cuando tienes 5 músicos, bueno ahora somos 4 y tenemos que resolver, ayuda a que eso suceda. Pero es un problema organizarse teniendo tantas personas en tarima.

 

EspiralJack11G.L.: Su primer disco lleva el nombre «Trasatlántico» ¿Qué representa para ustedes?

G.V.:  Ese nombre representa nuestros sueños querer llegar a otras latitudes es una meta, cada barquito de la portada  representan esos lugares que queremos visitar. Por ser justamente nuestro primer disco es la partida de aquí en adelante es conocer, ya el segundo vamos por la mitad del camino (Risas).

 

G.M: Queremos irnos para darnos a conocer, no para escapar. Todas las bandas que escuchamos, todas, salieron de su país, es algo inevitable. Para tener éxito hay que explorar nuevas latitudes. Nosotros queremos que este disco simbolice los viajes de la banda a otros países. La estación dos, por así decirlo, sería nuestro segundo trabajo.

 

G.L.: ¿Cuánto tiempo les tomó terminar la grabación de este primer disco? ¿Están cómodos con el resultado?

G.V: ¡Ah! Bueno, realmente el proceso de pre-producción duró alrededor de un año y medio. Comenzamos la pre-producción del disco en el año 2007, en ese momento con Luis Miguel Gil y Óscar Gonzales que les agradecemos bastante, su trabajo de verdad nos ayudó muchísimo.

 

G.M: En una galaxia muy, muy lejana (risas), en la pre-producción con el bajo me ayudó mucho Óscar, peleamos en algunos a acordes y arreglos pero el resultado fue muy bueno tanto para nosotros como para ellos. En post-producción se incorpora Agustín Suvillaga junto a Luis Miguel Gil, su ayuda fue muy importante para nosotros quedamos muy contentos.

 

G.L.: ¿En qué se inspiran para escribir las canciones? ¿Cómo es el proceso de composición?

G.V: Bueno son experiencias, relaciones amorosas, frustraciones que generalmente me genera Caracas. Uno tiene demasiados elemento a su alrededor para inspirarse a escribir una canción. Este momento puede inspirarme a escribir una.

 

En cuanto al proceso, siempre comienzo con la música, la hago en mi cabeza, si veo que tengo grabada la canción mucho tiempo agarro mi guitarra y comienzo a componer la letra, ya cuando sé que va a funcionar nos reunimos para armarla en equipo.

 

G.L.: ¿De este primer trabajo qué canción les gusto más?

G.M: Yo te destacaría «HP- Test», «Sólo si fuera algo más» y «Untitled».

Pero “Sólo si fuera algo mas” es especial, es una de las canciones que demuestra cómo somos como músicos porque salió a partir de un jamming en el estudio en una de esas vueltas  de calentamiento que siempre se hace antes de tocar. Gustavo se puso a tocar un rif básico, yo le puse bajo, luego batería y a los tres ensayos le dijimos ¡Mira chamo ponle letra!

 

G.L.: ¿De dónde salieron estos nombres tan particulares para sus canciones, «ME-1», «HP-TEST» y «1GB2»?

G.V: (Risas)  1GB2 y ME- 1 son representaciones de nombres, fechas y edades.  ME-1 se la dedique a una de mis ex, fue la primera mujer que me inspiro a escribir una canción hace mucho tiempo. 1GB2 si es un poco más complicada la explicación.

 

Lo voy a explicar por primera vez, esperó entiendan (risas). La letra G y la B representan mi nombre y la de otra persona, el numero 1 y la letra  G quiere decir 17 ya que la letra G es la número 7 del abecedario. Entonces 1 y 7 se unen y hacen el 17. Después encontramos la letra  B  y  el número 2 que significa  22, la B es la letra número 2 del abecedario, 2 y 2 se unen y hacen el 22.  Entonces 17 y 22 significa la edad que teníamos cuando estuvimos juntos. Por último «Hptest» es una crítica de cómo la sociedad depende demasiado de la tecnología.

 

Siempre me dicen, «¡chamo no te pongas tan intenso con los nombres!» pero a mí me parece fino y a lo mejor las personas que escuchan Espiraljack les atraen los nombres tan peculiares.

¿Por qué le tengo que poner Picapiedras si le puedo poner 1GB2?

 

G.M: Parece el misterio de Tutankamon ¿verdad? (Risas)

 

G.L.: ¿Qué beneficios ven al dar su primer material gratis?

G.M: Si te das cuenta seguimos a la gente que admiramos y entre esas esta Radiohead específicamente al  cantante  Thom Yorke por eso las 3 guitarras. Esta banda que admiramos tiene una manera muy particular de mercadear ¿Qué está haciendo Radiohead? puso su disco en Internet y cada quien paga lo que quiere. Otra persona  que nos inspiro fue el cantante de NIN que dijo en una entrevista  “La época digital está haciendo que la manera que comercializamos todo incluyendo la música cambie”, con esto queremos decir que están obsoleto a los sistemas de mercadeo que tenemos y hay que hacer unos nuevos por eso elegimos la entrega gratuita de nuestro primer trabajo. Así que todo lo que pide Espiraljack es pagar con un tweet, es una manera que como publicista me pareció excelente.

 

Ya el que quiera comprar el disco que esta próximo a salir no se va a encontrar con que sólo le gusten 3 canciones, ya lo escuchaste, ya sabes qué contiene y si quieres lo compras.

 

G.V: En verdad, regalar la música es estar un paso adelante ya todo el material que se encuentra en internet es gratis y si no es, existen programas para que lo sean. Además nos alegra que la gente le guste nuestro trabajo si yo veo que mi disco que lo están copiando en la guairita a mi no me va a molestar, eso quiere decir que lo están vendiendo y lo piden mucho.

 

Lo más importante ahora es preocuparnos por dar un buen show y si vas a vender algo que sea de buena calidad y colocarle otros elementos que realmente llamen la atención y la gente se sienta atraída a comprarlo o a invertir.

 

espiraljack 1 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
G.L.: ¿Como músicos creen que se puede vivir del rock en Venezuela?

G.V: Sí se pude vivir de ésto. Hay que trasmitir la buena vibra de ser músico a los padres que tienen chamos y quieran comenzar en este medio, apoyar es importante en cualquier profesión, ser artista no es malo. No sólo vale ser doctor o abogado, para mí no es un hobbie es una profesión. Si tenemos nuestra parte divertida y la gente nos critica por ser a veces acaba trapos pero eso es parte de este oficio sólo hay que equilibrar ese tipo de situaciones.

 

La gente tiene que saber que hacer música es un trabajo fuerte igual que cualquier otro.  Como músico también se trabaja, tienes que saber hacer de todo fotógrafo, diseñador, redactor, tener buena dicción, como dije, de todo un poco.

 

Hay que trabajar con constancia para conseguir lo que se quiere en este medio y así conseguir que muchas más bandas tengan éxito y así crecer cada día más. ¿Se puede vivir del rock en Venezuela? Sí, sí se puede.

 

G.M: Hay una contradicción en el mundo de la música de querer ser original pero ya todo esta hecho. Me encantaría ser una banda súper internacional y ayudar a mi país, es lo que se quiere cuando se forma una agrupación como esta, al final por más que la gente se enfoque en la fama a nosotros nos gustaría es vivir de esto. Levantarnos en la mañana grabar temas, ir a entrevistas y que eso nos dé para contribuir a nuestro desarrollo. La música es internacional, tú escuchas una canción en ingles y no sabes ingles pero igual te gusta.

 

Queremos trabajar aquí pero salir a ofrecer nuestro trabajo y  crear sensaciones en todo el mundo pero eso cuesta,  ser músico en Venezuela no es fácil. Tampoco queremos ser mártires  pero debemos decir que se trabaja y mucho siendo músico en este país, pero para mí es el mejor trabajo que puede haber, estar montado en una tarima es sabroso, pero en fin la situación en Venezuela esta dura no sólo para los músicos.

 

El talento lo hay y se está haciendo música de calidad, hay que educar a la gente, tenemos muchos músicos  excelentes, los medios principales deben ayudar a la cultura musical si no sales en El Nacional o El Universal no eres famoso, si no has salido en la televisión no eres famoso esas cosas son las que te define para proyectarte.

 

G.L.: ¿Qué planes tienen en estos momentos para la banda?

 G.V.:  Bueno este año lanzamos el disco en físico, ya es hora se ha retrasada un poco por la ida de uno de nuestros integrantes pero ya estamos componiendo canciones para en febrero comenzar a pre producir nuestro segundo trabajo.

 

Ya estamos cansados de tocar las mismas canciones tenemos ideas frescas hay demasiada información en el mundo para desperdiciarla siempre estoy maquinando algo, tengo fiebre de grabar temas nuevos.

 

Pero con el lanzamiento en físico vienen nuevas giras así que seguiremos tocando las canciones de Trasatlántico para los que no nos han escuchado aun.

 

G.M.: El segundo disco ya está empujando. Con «Trasatlántico» nos ha ido muy bien, superamos las 100 descargas, tenemos ya un año promocionándolo pero queremos repertorio nuevo.

 

G.L.: ¿Qué le dicen a esas personas que los van a escuchar por primera vez?

G.V: Les recomiendo a todos los espectadores nuevos de Espiraljack que tienen que ir en modo de crítica, no somos una banda normal nuestro sonido no es  convencional.

 

No lo digo porque seamos súper buenísimos es porque estamos claros que nuestra música es distinta a lo que se escucha normalmente aquí, esto es algo bueno y malo a la vez. Lo digo porque hay mucha gente que nos ha dicho que nuestra música suena increíble, pero también hay quienes nos dicen que nuestra música es ambiciosa ruidosa, les puede pasar las dos, somos difícil de digerir para algunos o muy fácil para otros, eso es lo que deberían captar.

 

G.M.: Nos han dicho de todo pero vamos a estar claros somos diferentes y no es malo.

Somos músicos ambiciosos, caprichosos, raros e inventores  Somos  como un escritor  que quiere escribir de gente disfrazada de sapos coloridos saltando por todos lados. Si esa es su idea ¿por qué no hacerla?

 

Nosotros tenemos nuestro estilo y queremos poder expresarnos con él; tenemos ideas locas, somos una agrupación que busca ser originales, experimentales y no limitarnos.

 

G.L.: Para despedirnos, expliquen ¿Qué significa juvenilidad?

G.V: (Risas) Significa alegría sin límites, disfrutamos de la vida más de lo normal. Definición que obtuvimos por parte de Ricardo Ríos (guitarra), que de por sí es una persona muy juvenil y cuando se le pega una palabra la puede repetir 76 veces en un minuto.

Un día llegó con ella al estudio para contagiarnos la juventud que lo caracteriza.

 

G.M: Vamos a echarle la culpa a Ricardo. Ricardo Ríos (guitarra) tiene frases muy particulares siempre se queda enfrascado en una.

 

La anécdota comenzó cuando un tío de él le dijo, ¡Epa juvenil! Esto lo  marcó y comenzó a decirnos a todos juveniles. Pero la epifanía de ésto es cuando una nota de prensa del Festival Nuevas Bandas, en donde aparece la foto de Gustavo Vargas, con el título “Rock Juvenil” eso fue épico para nosotros ya que la persona que hizo el articulo no estaba consciente de lo que eso significaba  en el grupo. 

 

(Visited 79 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras