ENTREVISTA EXCLUSIVA A NANA CADAVIECO: «LA MÚSICA TE LLAMA» POR MARÍA ALEJANDRA RIVAS

Por María Alejandra Rivas

 

Para hablar de música, de rock, de versatilidad y de mujeres camaleónicas en Venezuela no podemos dejar de nombrar a  Mariana Cadavieco, mejor conocida como Nana Cadavieco.

 

Una artista que viene con un sello familiar inolvidable para el país; abuelos y un padre pioneros en la televisión venezolana, hermanos que han conformado una de las mejores bandas de rock nacional como lo es Zapato 3 y ella que forma parte de una generación que busca hoy en día retomar, darle valor a lo hecho en casa, haciendo grandes trabajos y aportando lo mejor de sí para generar los cambios necesarios a nivel musical y cultural a favor del país.

 

Sencilla, serena, divertida, así se mostró Nana en la conversación que tuvimos una tarde en la oficina de Guayoyo en Letras y que a pesar de haber tenido una agenda complicada no dudó en visitarnos. Disfruten de Nana en tres facetas distintas: electrónica, familiar y roquera,  y romántica.

 

Nana electrónica…
Guayoyo en Letras: ¿Cómo es el feedback con los muchachos de Masseratti 2lts.? ¿Cómo llegaste a ellos?

DSC06155Nana Cadavieco: Ya son 4 años desde que empezamos a trabajar en vivo, quizás un poco más. La primera vez que trabajamos juntos fue en el disco “Cuentos de Ada 6”. Yo obviamente conocía a Masseratti pero fue a través de una amiga que era novia de uno de los chicos que se llegó más a tener contacto. Empezamos a hacer en el mismo círculo de panas y de ahí fue que salió que ellos me invitaran a cantar ese mismo año, paralelo a eso empiezo a girar con Gaélica. Entonces todo fue como una unión entre panas, porque Gaélica también graba en ese mismo disco y bueno…

Para mi fue una clase magistral todo esa unión, porque fue una especie de reencuentro perfecto con la música en vivo, de hecho es la razón por la que volví al ruedo y me atreví a sacar un disco solista. Y a tomarme esto como lo que hago, lo que vivo y por lo que vivo.

Mi relación con ellos dos es perfecta, hoy en día son mis dos mejores amigos, es familia, es un aprendizaje constante, además son de las músicas más profesionales que haya conocido,  por todos los blancos son aprendizaje.

 

G.L.: ¿Cuáles son esas razones que te inspiran a querer trabajar de nuevo con grupos como ellos?

N.C.: En vivo soy parte de la banda, son presentaciones fijas, desde el primer momento no he dejado de estar con ellos, me siento parte de la banda, creo que ellos también lo sienten así. Ellos me permiten trabajar en cosas que quizás yo sola no haría, otros campos dentro de la música, otro tipo de tarima, otro tipo de acercamiento a un show en vivo, que me encanta pero que aquí es en donde encuentro este tipo de cosas, que yo puedo cantar, o que se pueden ocurrir, que puedo hacer en tarima físicamente, las veo con Masseratti.

 

G.L.: ¿Cómo te sentiste siendo parte de esa gira tan importante que tuvieron sobre los 10 años de carrera?

N.C.: Increíble, ha sido súper lindo, es volver a varias ciudades de Venezuela, y conocer muchas otras que jamás había ido a presentarme. En donde nos hemos presentado son unos sitios alucinantes, en Venezuela hay unos teatros bellísimos. Fue un maratón desde que empezamos a ensayar pero yo feliz.

 

G.L.: Siguiendo la línea de este estilo de música ¿has colaborado con algún otro artista? ¿Hay alguno en mente? Particularmente te veo trabajando cómodamente con alguien como Trujillo.

N.C.: Por ahí vienen ciertas cosas interesantes con él casualmente, pero no puedo adelantar mucho, tenemos como 10años diciendo que vamos hacer algo juntos pero no se ha dado. Él tiene unos temas house que son increíbles, es muy buen músico, productor, dj, obviamente, como toda la banda de electrónicos que salió de los 90´s, Carlos Imperatori, buen productor, también es buenísimo, toda esa camada merideña tiene lo suyo, están como en otro nivel musical.

He hecho muchísimas cosas en los últimas dos años con bandas hermanas, creo que he hecho lo que me da la gana, de hecho puedo decir que he hecho todo lo que he querido. Bienvenidos sean los que vengan, me gusta siempre trabajar con gente que admiro, que respeto, que es también trabajadora y que no se tome esto como un hobbie y he tenido la suerte que todos han sido músicos con casta. Me gusta trabajar con gente que sea creativa, que no tengan prejuicios y de los cuales pueda aprender.

 

Nana familiar, roquera…
G.L.: Vienes de una familia artística, sumergida en el mundo del entretenimiento. Muchas personas desvían sus gustos y hacen cosas diferentes, en tu caso no fue así. ¿Qué fue eso que te atrapó y te llevó hasta donde estas ahora?

N.C.: Hay algo de “en casa de herrero cuchillo de palo” porque mis abuelos, tanto materno como paterno, vienen del mundo de la televisión; mi abuelo Néstor, tuvo uno de los primeros programas en la televisión con RCTV, luego mi papá, José Ignacio Cadavieco parte del elenco fundador de la Radios Rochela,  junto con Cayito, Pepeto, etc.

Yo tuve una pasada por televisión y fue con “Planeta de 6” en Televen, me gustó, lo disfruté muchísimo la actuación pero hoy en día lo que encuentro en la música no tiene comparación.

Todo en mi casa siempre fue muy musical, mi familia tiene unos valores increíbles y mis padres son las dos personas más espectaculares que conozco, siempre hubo mucha disciplina y somos una familia tradicional pero sí, todas las fiestas en Navidad y las reuniones en casa todo siempre tenía que ver con el piano, el órgano, un cuatro, las maracas, la guitarra. También mi hermano Rafael que desde yo estaba pequeña el tocaba batería, guitarra y piano. Creo que Rafael tuvo mucho que ver en eso, en mi casa todos los viernes ensayaba su banda y para mí eso era  costumbre, me sentía cómoda con eso, me sentía como pez en el agua.

Mis padres nunca vieron la música como algo malo, no existían prejuicios. Cuando tuve mi primera banda a los 14, me lo tomaba tan en serio, y los ensayos. Entonces a partr de allí me doy cuenta que no era hobbie sino que era algo que yo quería hacer con seriedad, y me fui preparando e integrando las carreras que hice en mi vida como para que siempre tuviese que ver con la parte musical y artística. La música te llama.

 

G.L.: ¿Qué define a la Nana roquera?

N.C.: Como roquera y como artista en general es mi honestidad, me gusta ser bastante honesta con lo que estoy cantando, lo que estoy sintiendo y como llevo mi vida.

 

G.L: Algunos te asocian con Alejandra Guzmán por esa voz ronca y agresiva, piensan que pudo ser una especie de copia. ¿Cuál es tu opinión frente a eso?

Nana Cadavieco 2N.C.: Eso me pareció graciosísimo porque  siempre las comparaciones me aburren, porque sea con quien sea que te comparen es como condicionando a quién te va a escuchar, pero al final no me molesta, entiendo que pueda tener que ver con el ronquito y particularmente por el primer disco que está muy hecho así, como con rabia y desafinado, el “Sonrío” es entre comillas, además la gente lo agarró como una cosa positiva, lo cual me encanta. No me molesta, me aburre, pero lo entiendo.

 

G.L.: Ahora, viéndolo desde otro punto de vista ¿no es positiva esa comparación, teniendo en cuenta la gran trayectoria de Guzmán?

N.C.: Esa es la otra cosa, hay gente que utiliza la comparación como para herirme pero a mí no me molesta en lo absoluto, Alejandra Guzmán me parece una artista increíble, desde pequeña siempre la admiré porque es capaz de decir lo que siente así en tu cara… (…risas). Además cuando yo estaba pequeña era esa época en la que la presencia femenina en el rock de México era muy fuerte, estaba Gloria Trevi, antes de ellas estuvieron en los 80’s que si con Flans, eran mujeres muy a la defensiva a nivel musical y eso me gusta.  

 

G.L.: Estuve en el primer toque de esa unión artística que fue y es RockandMAU, recuerdo que fue en el Teatro Trasnocho, fui con unos amigos y todos estaban “babeados” contigo y tu presencia en tarima. ¿Qué opina Nana de que muchos la vean como la roquera sexy?

N.C.: Eso es rarísimo para mí, considerando además que no sé, en el colegio nunca fue así, no sé…(risas), siento que me estoy poniendo morada.

La atención uno siempre la agradece, por Twitter siempre recibo halagos muy variados pero siempre y cuando lo primero que les llegue sea mi música, mi mensaje y mi arte ya todo lo demás se escapa de mí. Ahora no me preocupa tanto como antes que sí mi escena era como más agresiva y quería que me escucharan bien, la música, la voz, las modificaciones, no quería que me vieran como una imagen nada más y después me di cuenta que debía hacer música un poco más para mí, disfrútala y los demás también lo van a disfrutar.   

Y bueno sí, gracias a trabajos como esos de RockandMAU, obviamente Masseratti he ido arropando más ese lado femenino, sensual sin ser sexual.

 

G.L.: ¿Qué te dejó ese proyecto de RockandMAU?

N.C.: Uff, eso me encantó, a todos los que participamos nos encantó, te darás cuenta con los discos nuevos que vienen de todos nosotros. Creo que a todos nos pegó el hecho de empezar a entender qué es lo que pasa con la identidad del venezolano roquero y su acercamiento con la música venezolano, y qué es realmente la música venezolana y entender que no es arpa, cuatro y maraca y dos géneros, en realidad son más de doscientos golpes de tambor, son más de trescientos elementos, instrumentación, arreglos, o sea hay un sinfín de cosas por estudiar que no están tan lejanas a las cosas que uno hace. Por ejemplo, cuando Paiva (Álvaro Paiva) hizo el arreglo de “Let me go” en calipso venezolano, me dio en la madre, porque se trata de explorar los distintos tipos de golpes, que son hasta más complejos que los géneros anglo.

      

G.L.: Si antes Nana hacía temas más fuertes, ¿quiere decir que ahora te has suavizado y has sido un poco más dócil?

N.C.: No, estoy en la búsqueda de la optimización del mensaje. Conservando lo que hice en el primer disco que partí siempre de un fondo para luego darle la forma, siempre partía de lo que quería decir y de ahí veía cómo afinaba la voz, la intención con la que la cantaba, etc., ahora, lo que pasa es que por muchas cuestiones de prejuicios pensé que debía dejar de tan estricta con todo y disfrutarlo más. Yo soy mucho más vocal y descuidé eso en el primer disco por estar pendiente de otras cosas. No fue que me suavicé, sino que voy a seguir siendo honesta pero voy a trabajar en profundizar en cómo hacer las cosas. Voy a observar más, hablaré más de lo que observo.

 

G.L.: A la hora de la composición, cuando sacaste el disco se veía mucha protesta, quizás te inspirabas en lo que vivías. ¿Pero al final te inspiras de lo que ves por ti misma o por lo que a través de los demás?

N.C.: Parte y parte, porque sin duda es imposible que todo lo que está pasando en el país no siga colándose en lo que uno es como venezolano y yo como compositora soy venezolana y ciudadana al mismo tiempo. En estos cuatro años si he cambiado mucho la forma de componer, de hecho he hecho un par de discos que no he grabado ni han salido porque sigo dándole vueltas pensando en qué aporte puedo dar a mi país a través de lo que hago, pensando un poco en las cosas que tienen que cambiar, que la gente se sienta identificada a través de la música y no se sientan solos. Es complicado, porque desde que empecé a viajar fuera de Caracas y me di cuenta de que el país se nos está cayendo a pedazos socialmente,  que hay un odio profundizado de generaciones enteras, todo esto me da mucha rabia, a los venezolanos nos cambiaron, pero sí, es parte de todo lo nuevo que esty haciendo, es un parte y parte totalmente.

 

Nana romántica, instrumental…
G.L.: ¿Qué influencia romántica tiene tu música?

Nana Cadavieco 3N.C.: El bolero, me recuerdas a mis papás y a mis abuelos oyendo boleros. También los mismos The Beatles que tiene varias canciones dedicadas al amor o al desamor, que son hermosas, Los Crooners, me gusta también Sinatra. Todos estos cantantes que eran unos bichos e intentaban ponerse así como buenotes, todo eso me encanta.

Soy mucho de extremos, pero si hay mucho romanticismo en mi música.

 

G.L.: ¿Cómo fue esa unión con Gaélica que es un poco más instrumental?

N.C.: Fue genial porque tienen como de todo un poco. Los conocí porque estuve en el primer show que hicieron que fue gracias a una obra de teatro ambientada en el Medioevo, y a Gabriel se le ocurre meterse con la música celta. A partir de allí comienzan toda una locura de que se queman cd’s de lo que habían tocado, y se van a locales, y de allí sigue la historia. Comenzaron con la música celta, lo fusionaron con el género venezolano, luego con flamenco, con música de distintas partes del mundo y yo decía “esto levanta desde a un niño de 4 años hasta a un metalero” porque tocas la fibra, lo sensorial de las personas.  

 

Las ideas con ellos siempre se mantuvieron porque yo hacía percusión menor, cantaba. Gracias a todo esto en mi primer disco trabajo con Gabriel en la canción “Posición fetal”, hay otro tema que hicimos Adrián, Gabriel y yo. Son mis hermanos. Mi primer show en Madrid mis músicos eran de Gaélica. Estamos muy ligados.  

 

Café con…

Qué te endulza la vida…

Mi sobrina.

Qué te amarga la vida…

La inseguridad de Caracas.

El mejor día de tu vida…

Muchos, pero puede ser cuando tuve el disco por primera vez en mis manos.

El peor día de tu vida…

También hay muchos, pero cuando murió Meta, a quién le compuse “Posición Fetal”.

Qué te hace reír…

La gente con buen humor.

Un lugar para un buen café…

En el Centro Comercial San Luis, Boundi Café, y la razón de por qué es importante es porque abajo está Walter que es una de las mejores pizzas del mundo.

Una película para un buen café…

Kill Bill

Una canción para un buen café…

Blackbird de The Beatles

Un cantante para tomarte un café…

Chris Cornell

Cómo sería un Guayoyo a lo Nana Cadavieco…

Fuerte pero dulce, que sea dual… (risas) 

 

@Simply_Mariale
mrivas@guayoyoenletras.com 

(Visited 484 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras