ENTREVISTA EXCLUSIVA A ALEJANDRO DÍAZ. «CON LA A DE ACEPTACIÓN» POR JULIÁN FEJURE

Por Julián Fejure 

 

CON LA A DE ACEPTACIÓN

 

Quizás al escuchar el nombre Fernando no sepas de quien se trata pero al unirlo con Dulce Amargo, telenovela transmitida por Televen, puedas darte una referencia de quien estoy hablando.

 

ALE 1Sí, me refiero a Alejandro Díaz Iacocca, un joven debut de la pantalla chica  que con solo 20 años ha interpretado un gran personaje que no solo se ha ganado el cariño de los televidentes sino que dejó claro que se está teniendo otra visión de los homosexuales en Venezuela.

 

Este amante de las playas quien se define como una persona cautelosa se preparó mucho para personificar a Fernando, tomando como referencia a García Lorca y películas como Towel Head, Weekend, Head On y Misterious Skin.

 

Se inició en las tablas a los 17 años con Basilio Álvarez y el Grupo Teatral Skena y su entrada a la televisión marcó la diferencia en su vida luego de catapultarse gracias a la pieza teatral “Vino la Reina” escrita por Karim Valesillos. En medio de risas y un lenguaje muy coloquial me afirmó haberse sentido muy bien al hacer este personaje  y formar parte del canal de la esfera roja.

 

“No pensé hacer una novela tan rápido pero me atrevo a decir que la televisión es un trampolín, un medio que de una u otra forma te da a conocer.” Esa fue la respuesta de un muchacho muy cercano a mi edad que no se pone límites y que ve la actuación como un trabajo fijo. En medio de una plática fresca, rica y muy elocuente le hice unas cuantas preguntas relacionadas a la aceptación y la homosexualidad, principal tema que Fernando muestra en la trama del dramático adaptado por la escritora Iris Dubs, el cual está basado en la obra Los 30 escrita por Marcelo Leonart, Nona Fernández, Hugo Morales y Ximena Carrera, oriundos de Chile y que fue un éxito rotundo en el año 2005 gracias a su transmisión en dicho país . Esto fue lo que me respondió:

 

Guayoyo En Letras: ¿Qué visión tienes de la homosexualidad y como ves esta cultura dentro de nuestro país en los actuales momentos?

Alejandro Díaz: A mi criterio es una decisión muy personal y dentro de la sociedad venezolana en la actualidad hay que tratar de cultivar el respeto y la tolerancia por lo distinto. En la actuación la homosexualidad hay que manejarla con mucha cómica, pero manteniendo el respeto, y con un cierto doble filo para no encerrar al personaje en clichés. Debe personificarse con cotidianidad y espontaneidad.

 

G.L.: La aceptación es algo que buscamos todos más allá de la sexualidad pero en un homosexual esa aceptación se busca en sus padres. Fernando vive eso con Héctor, su padre en la historia ¿Cómo fue para ti tener que reflejar esa problemática? ¿Según tú que es lo más difícil de atravesar por esto?

A.D.: WOW, me la pusiste difícil, ya va, déjame responderte por partes. Para Fernando su problema no es ser homosexual porque lo ve como algo normal sino la ausencia de esa figura paternal en su niñez. Reflejar esa ausencia en pantalla fue difícil porque yo nunca he pasado por una cosa así pero tuve el apoyo de Alejandra Ambrosi, quien personifica a Camila en la novela, y Marian Valero quien personifica a mi madre. Ellas me dijeron que debo sentir la ausencia de algo para hacerlo creíble, transformarlo en un juego en donde mientras Fernando tiene vida Alejandro se divierte.  Manejar la ausencia con el personaje fue difícil porque Fernando tiene una gran impotencia por lo que deja a su madre al saber que le ocultó la existencia de su padre, es como una traición del hijo apuñaleando a la mamá, es como si quisieras golpear una puerta, caer a palos a la persona y descargar la rabia interna.

G.L.: ¿Ha sido difícil interpretar a Fernando  en un país dentro del cual se conoce muy poco de la cultura homosexual y no hay respeto por la diversidad de género?

579149 501290449932083 782109933 nA.D.: La verdad ha sido fácil interpretarlo porque ya he personificado gays anteriormente como en la obra Vino la Reina escrita por Karim Valesillos en donde el personaje basa su ser con Freddy Mercury en medio de una Venezuela regida por Rómulo Gallegos. Fernando ha tenido buena aceptación y cuando me preguntan por el personaje casi siempre se enfocan en el  abandono del padre. Considero que en Venezuela aún falta crecer mucho en el tema de la homosexualidad.

G.L.: ¿Cómo te sientes al contribuir con este gran aporte a la comunidad GLBT venezolana?

A.D.: Primeramente, para mí «Dulce Amargo» ha sido una experiencia increíble, el elenco ha sido lo máximo y te confieso que hacer este personaje me hizo creer en las segundas oportunidades. Me marcó mucho por ser mi primer personaje en televisión y porque me gusta mucho la historia. Considero que el mayor aporte para la sociedad en general ha sido tocar un tema muy difícil de hacer llegar al venezolano, además de reflejar que un gay también siente, padece, odia, ama, llora como un ser normal. Lo más hermoso del personaje es su pureza por ser un ser de luz.

G.L.:¿Piensas continuar delante de las pantallas y formándote como actor? ¿Qué proyectos piensas asumir como profesional de las artes dramáticas?

A.D.: Claro que pienso seguir en la actuación pero ahora quiero descansar porque la grabación de Dulce Amargo ha sido como el nombre de esta novela, rudo pero sabroso (risas). Por supuesto que también seguiré perfeccionándome porque un actor siempre debe estar preparación. Quizás viaje a Argentina a hacer cursos y a aprovechar las oportunidades que me de la vida.

 

En medio de la conversación Alejandro se detuvo para compartir conmigo un mensaje  para los padres, hermanos y todos sin importar clase social, religión o color y es el de aprender a tolerar a los que son diferentes a nosotros, respetar la individualidad y no juzgar porque nadie está exento  de tener un familiar homosexual. “Debemos aprender a dirigirnos hacia ellos con más respeto, dejar de usar palabras denigrantes y decir cosas que no hagan pensar que ser gay es como una peste porque es solo una forma del ser.”

 

Ya para finalizar esta entrevista Alejandro me admitió haber disfrutado esta experiencia al máximo porque es genial trabajar al lado de estrellas grandiosas de varios países latinos como Roxana Díaz, Alejandra Ambrosi, Juan Carlos Martín del Campo entre muchos otros a los que espera volver a ver en nuevos proyectos que se presenten y que sean igual de exitosos como esta telenovela.

 

(Visited 616 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras