La cumpleañera de nuestra alma: Caracas

Por Desiree González

@Morenaluna_

 

 

 

Si imagináramos un cúmulo de piezas con las imágenes de una majestuosa montaña adornada por un hermoso cielo azul brillante, clima fresco, tráfico acompañado por vistosos atardeceres, verdes arbustos, un rio atravesando la autopista, luces, ruido, música, baile, grafitis de este a oeste, barrio y urbanización; pocos reconocerían que se trata del rompecabezas de una ciudad -a excepción de los que viven y disfrutan de ella- de este valle, de nuestra Caracas.

 

Y a propósito de su cumpleaños 448, Guayoyo en Letras te invita a que conozcas la historia, canciones y detalles que no conocías de tu ciudad.

 

Caracas fue fundada el 25 de julio de 1567, por el conquistador español Diego de Losada. La plaza Bolivar -llamada Plaza Mayor, previa al nacimiento del libertador Simón Bolívar- fue el punto elegido para dar inicio a la construcción de la ciudad, bajo 8 calles en forma de cuadrícula, siendo el centro de éstas la actual Plaza Bolívar.

Esta fue el área desde donde fue creciendo nuestra ciudad, un valle vivo y fértil, atravesado por quebradas y el Río Guaire, en el cual antiguamente se encontraban haciendas de trigo, café, cacao y caña de azúcar,  siendo parceladas para convertirlas en sembradíos de la ciudad.

 

Transitando día tras día las calles y avenidas de Caracas, quizá no conocías algunos detalles que guarda nuestra hermosa y caótica ciudad. Aquí algunos…

 

Caracas -así como la ciudad de Mérida en México (Yucatán)-, son las únicas que poseen una nomenclatura tan atípica en sus esquinas, estas poseen nombres de los apellidos de personas influyentes durante la colonia o época de la Independencia, nombres de plantas o árboles que crecían en el lugar, santos, historias fantásticas,  mitos y leyendas, donde solo un nativo o un residente de muchos años podría recordarlas correctamente.

 

La Ceiba es el árbol de la ciudad.

 

El león es el animal oficial de la ciudad de Caracas.

 

El nombre Guaraira Repano significa “Sierra grade” llamado así por indígenas cercanos al valle de Caracas.

 

Las torres de Parque Central llegaron a ser los rascacielos más grandes de Latinoamérica.

 

La avenida Francisco de Miranda es la más larga, extendiéndose desde Chacaíto hasta Petare.”

 

El edificio Pasaje Zingg, fue el primer centro comercial caraqueño, inaugurado 1953 y donde se colocaron las primeras escaleras mecánicas de la ciudad.

 

La fiesta de carnaval más famosa se celebraba en la Plaza Bolívar, los disfraces más comunes eran negritas, mamarrachos y hombres disfrazados de mujer.

Caracas, con su verde y azul brillante, naranjas atardeceres, adornada con una montaña como guirnalda, tráfico abrumador y su gente “pana” y “loca” por doquier ha sido objeto de inspiración para distintos artistas y agrupaciones que lloran y celebran nuestra ciudad.

 

Entre el repertorio musical dedicado a ella destacan:

• La calle del atardecer – Frank Quintero. Describiendo a Caracas como una ciudad “donde se puede vivir una vida feliz” y “donde provoca cantar aunque el cielo este gris”.

 

• Vivir en Caracas – Yordano. Alenta a “Vivir en caracas” y “Morir en Caracas”.

 

• Canto a Caracas – Billo Frometa. Conmovedora canción que demuestra la adoración del compositor por nuestra ciudad. “Y es que yo quiero tanto a mi Caracas, que solo pido a Dios cuando yo muera, en vez de una oración sobre mi tumba, el ultimo compás de Alma Llanera”, reza uno de sus versos.

 

• Bella Caracas – Alfredo Sadel. “La monumental” la apoda. Con su distinguida voz le canta a su bella Caracas donde “todas las razas buscan fortunas, venturas y amor”.

 

• Rotten town – Onechot. Envolviéndonos en un suave reggae, esta canción representa una forma de protesta ante la violenta e insegura Caracas de ahora. Interpretada en ingles, describe a la capital como “Embassy of hell” (La embajada del infierno).

 

• Valle de balas – Desorden público. Ante un sabroso ritmo nos advierte que en la capital el “plomo revienta y nadie se alarma más de la cuenta”.

 

• Caracas Te Quiero – Masseratti 2lts. Al relajado y peculiar ritmo del downtempo, una voz femenina relata “Las esquinas de Caracas están contentas, la gente las llama, muchos atraviesan buscando tesoros, juntando sus tiempos, lamentos sin dueño y nombres de ensueño”.

 

“La sucursal del cielo”, “La ciudad de los techos rojos”, “La cuna del libertador” “La monumental”, el “Valle de balas” son algunos de los nombres con los que la capital ha sido apodada. Numerosas son las obras, canciones y poemas creados teniendo como musa a esta urbe. Y es que Caracas no es solo una ciudad, es un sentimiento que vibra en las fibras de cada  uno de sus habitantes.

(Visited 1.056 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras