El “artivismo” como protesta pacífica a favor de la comunidad LGBT

Por Antonio Andrade

@AndradeAntonioJ

 

 

 

Daniel Alexander Arzola Valenzuela, “artivista” venezolano, nacido el 06 de mayo de 1989 en Maracay, estado Aragua. Con solo veintiséis años es escritor, artista visual, diseñador gráfico y defensor de los derechos humanos. Actualmente este joven reside en la ciudad de Santiago de Chile.

 

Ha popularizado el término «artivismo» “Uso el arte como un tipo de protesta pacífica” siendo el creador de «No Soy Tu Chiste” plantea sensibilizar sobre temas de conflicto social, primera campaña viral venezolana en llegar a cinco continentes cual se volvió una campaña mundial contra la LGBT-fobia. Con diecisiete años crea el blog «Arzola D», en la cual escribe poesía, cuentos cortos, ensayos y publica fotografías e ilustraciones.

 

Antonio Andrade: Para  aquellos que no te conocen, podrías decirnos ¿Quién es Daniel Arzola?

Daniel Arzola: Daniel Arzola es un artivista venezolano. Artivismo es usar arte como método de acción no-violenta. Uso el arte como un tipo de protesta pacífica que plantea sensibilizar sobre temas de conflicto social. Específicamente he creado «No Soy Tu Chiste» la cual se volvió una campaña mundial contra la LGBT-fobia. 

 

A.A: ¿Cuál es tu historia? y ¿cómo ha sido tu vida estando en Venezuela y ahora en Santiago?

D.A: Esta es la historia de un chico diferente que se encontró atrapado en una realidad que lo obligaba a ser igual. Que se encontró aprendiendo a correr mientras le perseguían pero que entendió con el tiempo que ser diferente te hace único. Que la gente rara cambia el mundo y transforma realidades. Cuando me tocó dejar Venezuela fue por Holanda, viví una historia increíble en Ámsterdam y luego tuve que ir a vivir a Buenos Aires, lugar con el que no conecté. Santiago fue una sorpresa. Nos dicen que los chilenos son fríos y conservadores. Pero yo me encontré con gente muy cálida, que lucha cada día por construir un país más justo. Actualmente tengo un proyecto con el departamento de diversidad y no discriminación de Providencia, haciendo y enseñando Artivismo. 

 

A.A: ¿Qué te inspiró a iniciar la campaña «No soy tu chiste», y de que se trata?

D.A: Venía arrastrando una historia de distintos tipos de violencia en mi adolescencia. Me enteré del caso de Ángelo Prado, el chico que quemaron en Maracay por ser gay. Entonces prendes la TV y ser homosexual sigue siendo un chiste. La gente se ríe mientras allá afuera lastiman personas por no ser heterosexuales. Es algo muy común en Venezuela, atacar aquello que no se parece a ti. 

 

No soy tu chiste, es arte contra LGBT-fobia. Es conocimiento contra ignorancia. 

 

AA: ¿Podrías comentarnos un poco sobre el caso de Ángelo Prado?, ¿Cuál ha sido tu participación. y como has seguido el caso hasta la actualidad?

D.A: Ángelo Prado fue quemado vivo por tres sujetos en Maracay, en el año 2012. Dos de sus agresores ya están libre y a uno lo mató la policía (Era un azote de barrio). Pasé tres años buscando a Ángelo, hasta que finalmente di con él. Sobre todo para de desmentir que estaba muerto y para conocer su historia en sus propias palabras. Le hice una entrevista para el medio Holandés para el cual escribo (El toque) y se volvió viral. El sueño de Ángelo es estudiar enfermería y hace poco pude ayudar a construirlo. Subasté obras en Chile y pude enviarle lo requerido para su inscripción y primer semestre. 

 

A.A: Tu trabajo ha sido reconocido a nivel mundial, estuviste incluso en Ámsterdam representando a nuestro país, ¿Que ha representado esto para ti y cuáles son tus proyectos a futuro?

D.A: Cuando estaba en Ámsterdam tenía miedo de dormir. Pensaba que despertaría y todo habría sido mentira. Cuando era más joven quería tener modelos nacionales gays a seguir. Pero no había ninguno. Entonces una voz dijo en mi cabeza: hazlo tú. Y eso traté de hacer. 

Quiero retomar la literatura y concentrarme en publicar mis libros. Alguna novela y un libro sobre mi metodología en el Artivismo. 

 

La idea de crear una fundación para ayudar a jóvenes LGBT víctimas de violencia o prejuicio no abandona mi cabeza. Aunque viva en otro país quiero seguir trabajando por los chicos y chicas que se sienten como yo me llegue a sentir en Venezuela. 

 

A.A: Actualmente vives en Santiago, y formas parte de la lucha local por los derechos de las personas LGBT ¿De qué manera crees que este país ha avanzado en el reconocimiento y respeto a estos derechos?, ¿Nos falta mucho en Venezuela para avanzar?

D.A: Chile tiene fama de ser conservador. Y Venezuela tiene apodo de revolución. Pero en chile hay una ley contra la discriminación en todas sus formas a raíz del asesinato de Daniel Zamudio. En Venezuela matan anualmente a muchas personas LGBT y nuestras leyes aún no se pronuncian claramente sobre la identidad de género y orientación sexual. 

 

En Chile se acaba de aprobar el Acuerdo de Unión Civil, que ampara en una primera instancia a las parejas del mismo sexo. No tiene la misma protección del matrimonio pero al menos es un paso. En Venezuela aún no tenemos nada. 

 

En Venezuela hace falta memoria. Memoria de que somos un país laico. Memoria de que los derechos responden a la protección de las personas (todas, incluyendo el que te cae mal). Que los derechos no pertenecen a un partido político. Sino a cada individuo. 

 

A.A: ¿Qué opinión te merece la candidatura de Tamara Adrian a la AN?, ¿Consideras que es un avance significativo?

D.A: Lo es. Tamara me parece una de las mejores abogadas del país. Tiene la convicción necesaria para aportar grandes cosas (ya lo hace en otros países con las organizaciones que lidera) creo que ella es un referente a apostar por el intelecto y no por el simple hecho de ser una mujer trans. 

 

Espero que los venezolanos apuesten por esa historia. 

 

A.A: ¿Estamos cerca en nuestro país de poder alcanzar la aprobación de un proyecto de matrimonio igualitario?

D.A: Con el gobierno actual lo dudo. Al menos se han encargado de ignorar el proyecto el cual hicimos entrega en Enero de 2014. Creo que hace falta derribar muchos mitos, como estos: 

 

1) Venezuela no está preparada. Ninguna realidad está «preparada» para dar igualdad de condiciones a una población que es percibida como inferior. No lo estuvo cuando se abolió la esclavitud ni cuando la mujer pudo votar. No hay que estar preparados para ser libres; hay que construir la libertad. 

 

2) Dios dice. Venezuela es un país laico, se rige por leyes y no por religiones. El cristianismo es una de las miles de religiones que existen en el mundo. Si no te gusta que dos hombres o dos mujeres se casen, no te cases con uno. Pero es bastante violento pretender que otros vivan con lo que tú consideras correcto. 

 

3) Se va a degradar el país. Lo único que degrada a un país es la violencia. Jamás el amor. De hecho los países que aprueban el matrimonio igualitario mejoran su economía. Se vuelven más turísticos. No por nada Buenos Aires es capital latinoamericana de la cultura. 

 

A.A: En los últimos días se posicionó como tendencia en Venezuela el hashtag #SacrificaAUnHomosexual,  En tu opinión, ¿Es esto una broma, o es el reflejo de una realidad violenta e intolerante?

D.A: Es más que un hashtag. Es el reflejo de la violencia percibida como algo natural. Esa misma noche un chico de Maracaibo me escribió contándome que su tío lo ha atacado físicamente dos veces y que lo tiene amenazado de muerte, ¿El motivo? Ser gay. 

 

A.A: ¿Qué tan a menudo recibes consultas y preguntas de personas en situaciones complicadas? ¿Cómo te hace sentir el hecho de que se valore tu trabajo y puedas ayudar a los demás?

D.A: No te mentiría al decirte que diariamente recibo historias de muchas personas de muchos países. Esto me hace sentir de muchas formas. Porque soy intenso y nada me da igual. Y quisiera tener el poder de ayudar a todas estas personas. Y a veces lo único que puedo ofrecer son palabras de aliento.

 

A.A: ¿Qué les responderías a aquellos que dicen que la homosexualidad es producto de una moda?, ¿Es posible en tu criterio que los sentimientos puedan ser rebajados a este nivel?

D.A: Mi sexualidad no es una moda. Tu ignorancia parece serlo. 

 

Supongo que también dijeron, eh, Galileo, eso de que el mundo no es plano es una moda. Señora Rosa Parks, no se siente adelante del autobús para blancos si usted es negra ¿está de moda? 

 

El prejuicio es la moda más horrenda que no termina de pasar. 

 

A.A: ¿Está bien que un homosexual critique a otro por su forma de caminar, actuar, hablar, vestir o cualquier otra? , que les dirías a quienes piensan que el «amaneramiento» en cualquiera de sus formas, como es comúnmente conocido en Venezuela, perjudica de alguna manera a la comunidad.

D.A: No tengo problema con lo femenino porque no creo que ser mujer sea ofensivo. Hay homosexuales homofóbicos como hay negros racistas y mujeres machistas. Es síndrome de Estocolmo. Autodestrucción social. Creo que ser auténtico a uno mismo, es ponerse alas y echarse a volar. 

 

A.A: Para finalizar, ¿cuáles serían tus mejores palabras y consejos para aquellas personas como tú y cómo yo que lean esta entrevista?

D.A: Sé tú mismo. Amar nunca te hará inferior. Mantente raro, cuestiona, busca tu voz. Y aprende a dejar ir a quien te lastima pero valora a quien supo quedarse. 

(Visited 565 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras