Los referentes políticos del país se están preparando para un cambio
El cambio necesario

0 el-cambio-necesario

Los referentes políticos del país se están preparando para un cambio. Eso está clarísimo y ninguno de ellos lo esconde.

Quienes hacen oposición política al gobierno intentan motivar a la población para que les acompañe en el proceso que ha de venir, cada uno a su estilo, aunque compartiendo -groso modo- el objetivo final visible.

Quienes dicen gobernar también se preparan para un cambio, porque están seguros de que su tiempo se agotó y viven las horas agónicas de un régimen que volvieron añicos, pero que necesitan para medio sobrevivir en los tiempos que se avecinan.

Lo que no sabemos es si el grueso de la población venezolana se está preparando para ese cambio.

Gritar consignas, hacer catarsis, apertrecharse de atún o aplaudir discursos encendidos no es prepararse. Ni tampoco lo es maldecir las apariciones públicas de quien ya solo se vale del abuso y el cinismo para intentar esconder su estupidez y su irracional empeño en continuar por el despeñadero.

En todo caso, el cambio viene, y requiere de una sobriedad extrema, de sindéresis, y de muchísima preparación para afrontar los retos que desde ya están planteados.

Con este templete se acaban los Mesías, y las promesas de inmediatez. De esta debacle económica y social, que nos conduce sin remedio a la crisis humanitaria, tenemos que salir fortalecidos en el ejercicio ciudadano, que obliga a ser responsables a la hora de votar, elegir y decidir.

De este bochornoso estado de depauperación en el que nos deja el resquicio de un proyecto absolutista, debemos levantarnos, con la idea del consenso necesario para plantearnos un país de oportunidades reales, donde no solo se erradiquen los personalismos como marca ideológica y partidista¿ sino que también se borren esas taras populistas, que tanto daño han hecho y podrían seguir haciendo.

Este país que vive sus peores horas, está también frente a una de sus más grandes oportunidades.

Hace doscientos años una guerra intensa arraso con lo que había, y dejó un territorio casi baldío y despoblado. Se repite la historia. La tristeza y el desconsuelo son similares, pero esta vez no nos podemos dar el lujo de repetir los errores de caudillos que tomaron el rumbo equivocado y marcaron una senda plagada de yerros.

En adelante, cuando se concrete el cambio que los referentes políticos saben cierto¿ los venezolanos debemos salir al frente y demostrar que aprendimos la lección, que entendimos que los políticos son necesarios, pero que también, y mucho más, lo somos los ciudadanos.

Ese es el reto, y para que quede suficientemente claro, ese es el primer cambio que debemos asumir y ejecutar.

Alfredo Yánez Mondragón
Últimas entradas de Alfredo Yánez Mondragón (ver todo)
(Visited 264 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras