Desnutrición: una situación que aqueja a niños y adultos en Venezuela

comiendo-basura-en-venezuela-750x400

La situación económica del país empeora cada vez más. Sin lugar a dudas, el desabastecimiento propicia con más frecuencia “la desnutrición”, un estado fisiológico de gravedad tal, que puede ocasionar la muerte. Sus características físicas más conocidas son: delgadez extrema, piel pegada a los huesos, estómago inflamado, edemas en los pies y lesiones en la piel.

Personas en situación de calle

Hoy día, no es sorprendente ver a venezolanos que buscan comida entre los contenedores de basura, personas con hogar y trabajo, la pregunta es: ¿Es congruente que trabajadores tengan que hurgar entre los desechos para satisfacer las necesidades básicas que el Estado debe garantizarle?

Según la encuestadora Hinterlaces, el desabastecimiento en los hogares venezolanos ascendió al 41,50%, lo que evidencia el suplicio diario al que los ciudadanos deben someterse para obtener los artículos de primera necesidad.

A esto se suma, el alto costo de la vida y los desaciertos del Gobierno de turno, en promover un aumento de salario mínimo, que lejos de beneficiar a la población la hunde cada vez más en el interminable túnel de la inflación.

Casos de desnutrición en adultos

Los casos de personas con desnutrición severa incrementan cada vez más, fuentes extraoficiales señalan que al menos el 95% de la población venezolana se enfrenta ante esta situación crítica:

Gladys Vargas: “La dieta de Maduro me lleva por la calle de la amargura. He adelgazado 10 kg porque no consigo ni proteínas, ni carbohidratos para comer”.

Javier Morales: “La situación alimenticia es realmente grave. He bajado dos tallas de ropa y 8 kg de peso porque no tengo tiempo de hacer colas para comprar, pues debo trabajar para mantener a mi esposa y mis dos hijos”.

Desnutrición infantil

Por su parte, la desnutrición en niños cobra cada vez más auge, pues al menos el 48% de los infantes no ingieren los alimentos necesarios para un crecimiento oportuno. Así lo indicó Ingrid Soto, pediatra y nutriólogo del servicio de Nutrición, del Hospital de Niños J.M de Los Ríos.

“Generalmente uno ve desnutridos leves o moderados en la población, un niño con talla baja por desnutrición crónica, o niños con desnutrición grave, pero por patologías secundarias como pacientes con VIH, cáncer, o alguna enfermedad gastrointestinal. Pero lo que estamos viendo ahora es alarmante, pacientes  desnutridos realmente por hambre, por falta de proteínas en la dieta”, explicó Soto.

Cifras alarmantes

Entre 2013 y 2015 el Hospital J.M de los Ríos recibió un promedio de 30 niños con desnutrición grave, según cifras del servicio de Nutrición, Crecimiento y Desarrollo del recinto. Durante el primer trimestre de 2016, se han recibido al menos 43 niños con casos graves de desnutrición.

Por su parte, las medidas del Gobierno para detener el fenómeno del desabastecimiento es la inclusión de los CLAP. Mientras tanto, niños y adultos se someten a la interminable disyuntiva de consumir “lo que se consiga” y no lo que su organismo realmente necesita.

Fuentes:

Noti Actual

Globovisión

Por: Sergio Carrascal

Twitter: @sergiodavid1994

 

Sergio Carrascal
(Visited 767 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras