La nueva constituyente y otros absurdos

El presidente informó a las vacas acerca de los planes que tiene para productores y ganaderos

A Calígula el emperador romano, la historia lo recuerda por intentar nombrar cónsul a su caballo favorito. De este lado de la historia, no es la primera vez que el último gobernante del agónico imperio chavista habla con los animales, en esta ocasión empleó la retórica buscando convencer a un grupo de terneras para  que lo apoyaran en su propósito de convocar una Asamblea Nacional Constituyente.

Al observar semejante cuadro, es inevitable recordar a Orwell y su  rebelión en la granja. Eso sería sin duda lo que pasaría si los animales tuvieran el raciocinio para manifestarse, pues ellos también han sido vulnerados en la gestión  de Nicolás, y si hemos de llamar a un testigo, pregúntenle a Ruperta.

Parece un absurdo, y es sin duda un episodio risible, pero en su afán por acercarse al ganado vacuno, el primer mandatario sin proponérselo, compara a sus seguidores con un rebaño que puede pastorear con facilidad. Aun cuando es acertada, la imagen no deja de ser  peyorativa y destacarla de esa manera en televisión abierta, no es una jugada muy inteligente, sin contar que reitera el carácter sectorial de la nueva constituyente  y con ello la preocupación de quienes la cuestionan.

La ANC convocada por Nicolás Maduro, busca el apoyo del pueblo, pero no es precisamente  popular: ganaderos, campesinos, y obreros, serán quienes internamente y mediante un proceso del que no sabemos nada, pero seguro  revelaran a su debido momento (cuando sea irreversible), elegirán a la mitad de los 500 constituyentes.  Por el momento se creó una comisión especial, presidida por Elías Jaua. También participan: Aristóbulo Isturiz, Iris Varela, Cilia Flores, Enernesto Villegas, la inseparable cuadrilla del poder ejecutivo.  Nótese que cada vez que el gobierno promete repartir el poder al pueblo, este queda en las mismas manos, con la corrupción  puesta a la orden del día.

Cual dócil cordero, la presidenta del Consejo Nacional  Electoral  (CNE), reapareció para recibir de manos del encantador de ganado, que es el presidente Maduro, la propuesta formal de la nueva Constituyente Comunal. Bajo  su blanca cabellera, Tibisay esconde una mentalidad de lobo feroz, así lo demuestra  su accionar inflexible y calculado, con el que ha conseguido postergar las elecciones de gobernadores y alcaldes previstas para finales del año pasado.

Lejos de la imparcialidad, Tibisay “no esperó dos pedidos” para apoyar la nueva constituyente

Sin dilación y con fervor militante, Lucena  aplaudió la propuesta que desde la cúpula roja busca reformar la carta Magna, calificándola  como: “una forma de consolidar la república”, avalado por la presidenta  del poder electoral, el decreto salió ipso facto, publicado en la Gaceta Oficial, N° 6295, una vez más será el CNE, el encargado de mover  parte de los hilos, con zapatillas rojas y bailando al son ¿de salsa? que les toque el ejecutivo como ya lo hemos visto hacer.

Incluso en las filas del sector oficial, se pone en entredicho la validez de la constitución con que Maduro pretende sustituir la de 1999, conocida popularmente como la “hija de Chávez”, pues, a pesar de todo lo que han dicho Maduro y (Tibisay), ven en la naciente propuesta una afrenta al legado del finado.

Eustoquio Contreras, diputado del Gran Polo Patriótico suscribe que la nueva constituyente pone en peligro la obra de Chávez. En una entrevista para Crónica Uno, el parlamentario reiteró la necesidad de  que el oficialismo asuma las elecciones de gobernadores y alcaldes, también añadió que la constituyente: significa: “ponerle a la oposición en bandeja de plata, una oportunidad para acabar con la más elevada  obra de Chávez”

Ahora, después de haber modificado la constitución, para alargar  el periodo presidencial a 5 años e instaurar la reelección indefinida, ¿quién asegura que no pensaba cambiarla una vez más?, no habría sido  el primero ni el último mandatario que modifica las leyes para quedarse en el poder, como ahora pretende su heredero.

¿Alguien puede asegurar que Chávez no planeaba modificar la constitución por segunda vez?

Reaccionando a la abierta  interpretación que hace Maduro del artículo 347, de la vigente constitución, (que para el gobierno tiene los días contados), los ciudadanos se afincan en el 350 y desconocen el régimen con protestas y desobediencia civil. Las manifestaciones de resistencia no han parado durante un mes, aunque el coste ha sido sumamente alto para la treintena de venezolanos que han pagado con la vida su tenacidad contra la represión.

El descontento está a flor de piel, y se mantiene palpable en la calle, en instrumentos musicales que lloran la perdida de otro muchacho, en la valentía de una mujer que descubre sus senos desiguales para desafiar a los cuerpos de seguridad, en la “avalancha de amor” que recibió el presidente obrero en San Félix… ¡en fin! faltaría espacio para enumerarlas todas.

A donde quiero llegar, es que viéndolo desde la neófita y fraudulenta constituyente, o a través de estatuas del comandante derribadas por la gente de Villa del Rosario, ambos cristales conducen a una misma realidad, y es que: el legado de Chávez se derrumbará más temprano que tarde. 

Kevin Melean
(Visited 234 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras