Conversación con Engelbert Rivero

Este espacio funcionó en las últimas semanas como una ventana para la difusión de la denuncia social en cada municipio de Carabobo, la voz cantante estuvo a cargo de los municipalistas socialdemócratas. Ese equipo desplegado en todo el Estado es dirigido por Engelbert Rivero, Secretario Seccional de Asuntos Municipales de AD – Carabobo, y en esta ocasión deseo compartir algunos de los comentarios que este dirigente político regional tuvo a bien realizarme sobre el acontecer local, la institucionalidad municipal y el rol que la descentralización puede jugar en la restitución del régimen democrático.

Los adecos han mostrado mucho interés en la realidad local desde siempre, de hecho, la descentralización fue su gran realización durante la vigencia de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) que funcionó durante las gestiones de Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez, no obstante, visto lo visto en los últimos 20 años, los municipios dejaron de ser relevantes institucionalmente ¿Por qué los adecos apuntan a restituir esa instancia de gobierno? – le pregunté – a Rivero.

“Hay que ver el panorama completo” – me dijo – “no solo sentarnos a ver la grama crecer en los sin sabores que deja la vida política actual venezolana. Veamos la experiencia de otras naciones, en Alemania, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se implementó el Plan Marshall para reconstruir a Europa. Antes de usar eso fondos para dar soporte a una política monetarista, el gobierno de la entonces Alemania Federal entregó esos recursos a sus gobiernos locales para ser destinados a la inversión directa en equipamiento urbano, resultado: el primer país en restituir el crecimiento económico en Europa fue Alemania. Otro ejemplo, tras el fin del franquismo en España y la aprobación de la Constitución Política de la democracia, se le otorgaron amplias facultades a los llamados gobiernos autonómicos y a los municipios, resultado: si algo ha servido para conjurar los peligros divisivos de los nacionalismos ha sido la existencia de municipios que responden efectivamente a las acuciantes demandas de participación de los ciudadanos en cada localidad. En ambos ejemplos podemos ver qué los municipios son funcionales para promover, a escala ciudadana, la cohesión social y el bienestar. Aunque es lamentable que hoy los municipios venezolanos hayan sido deliberadamente reducidos a ser apéndice del PSUV y meros pagadores de nómina, no quiere decir que ese drama sea eterno, al contrario, creo que los municipios serán claves tanto para restituir la democracia como para lograr la reconstrucción después del desastre chavista”.

Ciertamente, los ejemplos citados por Engelbert Rivero no tienen discusión, pero  ¿realmente son tan importantes los municipios para restituir la democracia y el bienestar social? A juicio de Rivero, “Debemos comprender que quienes tienen la información más fresca, más directa, sobre los problemas comunitarios son los mismos vecinos, no es una oficina en Caracas la que tiene la respuesta de cómo atender un problema de Los Guayos, de San Joaquín, de Morón o Guacara, esa forma de pensar, además de primitiva, es ineficaz. La constitución vigente, establece que el municipio es la entidad política primaria, le otorga competencias muy claras y le da al ciudadano diversas modalidades de participación en los asuntos locales, los cabildos abiertos y las asambleas de ciudadanos para nombrar algunos, el régimen venezolano ha desconocido todo ello y llevamos 20 años viendo el desmantelamiento de las alcaldías. El último zarpazo fue la decisión del TSJ en la cual los municipios pierden sus competencias tributarias, es claro que un régimen militarista y autoritario encuentra en los municipios un muro de contención a sus pretensiones, sería más cómodo para los autócratas no tener alcaldes sino solo protectores, pero la gente sigue defendiendo sus espacios. Los municipios son una auténtica escuela de democracia y ciudadanía, los vecinos deben llegar a acuerdos para resolver sus inconvenientes, si las alcaldías funcionan bien, los municipios se convierten en la realización práctica de los ideales republicanos”.

Ese es quizá el qué, ¿pero los municipalistas han pensado en el cómo? Pues, le pregunté a Rivero ¿Cuáles propuestas tienen los municipalitas carabobeños para superar la crisis venezolana? Y me respondió lo siguiente: “Para que tengas una idea de todo lo que debemos hacer a escala local te daré un dato esclarecedor: en Francia hay 36.400 Municipios y en promedio hay 1600 habitantes por municipios. En España hay 8.000 municipios con un promedio de 4.800 habitantes por municipio. En Canadá hay 5.000 municipios con un promedio de 6.000 habitantes por municipio. En el caso de Venezuela tenemos únicamente 335 municipios que en promedio tienen no menos de 71.000 habitantes por municipio, hay casos como Valencia cuya población de su parroquia Miguel Peña es mayor que la población del estado Cojedes. Ese es uno de los motivos que hace a los alcaldes y concejales actuales unas totales nulidades con piernas. La Secretaría Seccional de Asuntos Municipales lleva varios años brindando asistencia técnica a comunidades y consejos comunales en el Estado a través de nuestros programas de formación ‘Vecino Inteligente’ y ‘Vecino Contralor’ esa interacción permanente nos ha permitido sumar al talento humano, profesional y académico, de nuestro equipo la vivencia de calle para estar debidamente ubicado en el terreno y pisar tierra. De esa experiencia, junto con la gente, han nacido los proyectos de Ordenanzas de Transparencia Municipal, la de Fomento del Emprendimiento y la de Promoción de Exportaciones, adicionalmente, dimos un importante aporte al proyecto de Reforma de la Ley de los Consejos Comunales. Creemos que el liderazgo político no solo debe ser bueno para protestar, para entregar volantes y hacer campaña, también debe ser competente y formado para ejercer los cargos públicos con eficiencia y probidad, allí apuntamos los municipalistas. Próximamente, nos gustaría entregar al Gobierno Legítimo, presidido por Juan Guaido, y a la Asamblea Nacional un documento en el cual proponemos las líneas de acción para restablecer la normalidad institucional de los gobiernos locales y la importancia de la acción vecinal para restituir el régimen democrático, es trascendental entender que los cambios políticos no ocurren por ‘causas’ ocurre por ‘causantes’ como dice Huntington. Todos tenemos el deber de dar aportes concretos y útiles para construir la Venezuela del mañana, los municipalistas aportaremos al debate elementos muy concretos: la creación de más municipios bajo criterios técnicos como la preexistente vinculación cultural y la sustentabilidad económica, la restitución de las Juntas Parroquiales electas por voto universal, secreto y directo, la aprobación de una Ley de Hacienda Regional, la creación de Laboratorios de Innovación Pública, también hablaremos de las tendencias globales que deben hacerse presentes en el país como el surgimiento de las ciudades inteligentes, el gobierno abierto, la rendición de cuentas, la contraloría social y la transparencia administrativa, ya no debemos tener alcaldes y concejales desconocidos y desaparecidos, como los actuales en Carabobo, los tendremos de verdad”.

A Engelbert Rivero no solo me une una gran amistad, sino las coincidencias políticas. Comparto íntegramente sus valoraciones sobre el hecho local y creo que el liderazgo político que viene debe ser competente, Engelbert Rivero, además de ser el Secretario Seccional de Asuntos Municipales, es Contador Público y especialista en Finanzas y Tributos, articulista de La Patilla y otros medios digitales. La época compleja que vivimos exige liderazgos altamente equipados, formados, con los pies en el terreno y con ideas claras. Con satisfacción veo en AD y en su Secretaría Seccional de Asuntos Municipales ese nuevo perfil.

Avatar
Últimas entradas de Julio Cesar Castellano (ver todo)
(Visited 95 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras