Martes 13: el día más trágico del Sur de Maracay

12 de octubre, eran las 10:00 de la noche cuando empezó a llover. Yo terminaba mi tarea de Derecho Penal, para luego descansar e ir al trabajo el día siguiente.

Ya eran las 12 de la medianoche y la lluvia no cesaba, al contrario, era cada vez más fuerte. Las calles estaban solas y las luces de las casas apagadas, como señal de que ya todos estaban descansando. Pero, exactamente a la 1:00 de la madrugada de ese martes 13, mi mamá tocó la puerta de mi habitación para que la ayudara a correr el agua que ya estaba cerca de entrar a mi cuarto; el agua se empezaba a meter por el garaje. Por un momento paró la lluvia y dejó de correr el agua, así que decidimos sentarnos un rato en el porche de la casa para descansar un poco.

Alrededor de la 1:30 am notamos que el agua entraba por el porche, así que, entre apuros, buscamos la escoba para evitar que el agua llegase a la sala. Pero fue inútil. El agua tenía mucha fuerza y, por más que intentáramos evitarlo, ella ganaba. Mi papá y yo nos rendimos, tiramos la escoba y empezamos a subir nuestras cosas a la mesa: computadora, televisores, filtro de agua y todo lo que pudiésemos salvar. Pero en ningún momento llegamos a pensar que el agua subiría, en cuestión de segundos, de nivel.

De pronto, nos quedamos totalmente inmóvil, no podíamos creer lo que nos estaba sucediendo, no sabíamos qué hacer. La desesperación y la tristeza ya se apoderaban de nosotros, hasta que reaccionamos y despertamos a mi sobrino y, como todo niño, lo primero que hizo fue salvar sus juguetes favoritos y su PlayStation. Mi hermana y yo, ayudamos a mamá y a papá a subir lo más importante a la segunda planta. Ya el agua nos llegaba al nivel de las rodillas. Todo eso en segundos.

Mi mamá estaba pendiente de que el agua no llegara al nivel de los tomacorrientes, pero llegó, así que quitó la electricidad para evitar cualquier accidente. Me fui a mi cuarto a salvaguardar mis libros, mi ropa y todo lo que pudiera, mientras que el agua ya casi llegaba a mi cintura. Por otra parte, mi hermana tomaba sus cosas y la de su hijo para subirlas; mi papá y mi mamá también estaban en lo mismo. Mi sobrino estaba arriba con nuestros dos perritos.

Finalmente, llega el agua al nivel de la cintura. Todo fue en segundos, no nos dio tiempo de salvar todo ni la mayoría de las cosas. Yo, desde la escalera, veía como todo ya empezaba a flotar (sillas, envases, zapatos y más) y como el agua seguía subiendo; fue en ese momento en el que ya no podía estar abajo, así que me quedé con mi sobrino y nuestras mascotas arriba.

César, de 11 años, trató de mantenerse tranquilo, pero al darse cuenta de que yo estaba nerviosa, a él le dio un ataque de pánico. Lo calmé. Nos abrigamos y ambos nos sentamos en un chinchorro que tenemos en el balcón. Mis vecinos ya estaban en la calle, tocando las puertas de aquellos que aún no salían de sus casas y ayudando a todo aquel que lo necesitara.

Minutos después, escuchamos gritos. Era mi vecina de la calle Río que tuvo un ataque de pánico y empezó a gritar, solo decía que no quería dejar sus cosas solas. Mi mamá subió, ya ella se estaba sintiendo mal. Cuando se sentó, con lágrimas en los ojos me dijo “hija, son 40 años de esfuerzos y en segundos lo hemos perdido todo”. Solo la abracé.

4:00 de la madrugada, el martes 13 todavía no dejaba de sorprendernos. Empezamos a escuchar ruidos, la gente creía que eran las cosas en las casas que chocaban o caían. Tan solo 5 minutos, sí, tan solo 5 minutos pasaron para que el samán de Río Blanco II cayera y causara daños a una de las casas. Por suerte, los residentes lograron salir a tiempo y no hubo víctimas; pero nos preocupamos porque, tanto mi hermana como mi padre, se encontraban cerca del lugar moviendo el carro. Mi mamá y yo bajamos corriendo para buscarlos.

Para concluir, ayer martes 20, en una entrevista para un medio digital, me preguntaron cuál fue mi primer pensamiento y, sin duda alguna, solo pensé en mi mamá. Es primera vez que, en mis 24 años, vivimos esta terrible tragedia.

Avatar
Últimas entradas de Jubelys Alvarez (ver todo)
(Visited 59 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras