Un agujero en el cielo

Un mundo de distintas y variadas convulsiones que, a veces, extraña los viejos equilibrios de la Guerra Fría, apuesta todavía por la exploración y conquista del espacio sideral. Un poeta dirá de la persistente perforación del cielo, buscando respuestas que no las hay en casa.

Elon Musk y el turismo espacial de SpaceX, rompe el esquema. El sector privado de la economía prueba la difícil y precursora incursión en un campo que dependerá todavía por décadas de los Estados o gobiernos capaces de ofrecer una infaestructura y una tecnología de colosales inversiones, al igual que de disciplinar una aventura tan temeraria que no debe anarquizar al planeta en términos y tentaciones militares.

La sola noticia de un planeta u otro astro que pueda ofrecer minerales estratégicos y aún de los que llaman preciosos, abre la codicia de los empresarios más audaces, aunque la curiosa y, a lo mejor, masiva importación los abarate por muy marcada que sean las diferencias del  particular flete. Al parecer, la futura colonización de la Luna, amén del turismo, parece más realista para los utópicos de esta hora.

Estados Unidos ha paseado en Marte sus formidables y sofisticados vehículos, esperando todos, una mejor información de los esfuerzos realizados por China. Habrá los que hablen de una farsa, negando todavía que Neil Armstrong haya pisado alguna vez nuestro satélite natural, como los juristas que replanteen una materia necesaria de dilucidar sobre la posesión y dominio de los astros.

Todo esto ocurre, con una América Latina (y el Caribe) a la zaga de los adelantos científicos y tecnológicos del mundo, ahora, entrampada por el proyecto continental de Sao Paulo y sus derivados, con varios foros que celebran el meteorito de Pedro Castillo  en Perú, o que los sacudones galácticos de Chile. El reporte de los vuelos espaciales, los grandes telescopios y la propia promoción de extraordinarios astrónomos, con las muy contadas excepciones, es algo completamente ajeno en este lado del mundo que cava sus agujeros en el suelo.

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 12 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras