Sólo es Rodríguez Zapatero

Tristísimo papel el que le ha tocado a Rodríguez Zapatero, intentando justificar al régimen venezolano que le ha correspondido económicamente muy bien.  De vez en cuando,  la prensa española se ocupa de las condiciones de vida del inescrupuloso personaje.

Ahora, miente con total descaro. Reconoce la existencia de una diáspora, la venezolana, que no para de crecer, pero se la achaca al llamado bloqueo estadounidense, siguiendo la narrativa cubana.

No se detiene por un instante a dilucidar el fenómeno, sino que lo despacha con desvergonzada comodidad contribuyendo al discurso oficial. No tiene una milésima porción de respeto ni dignidad para ventilar la tragedia que sufrimos.

Hay que decirlo: con sobradísima razón, lo cuestionamos algunos años atrás y, a pesar de contar con amigos en la bancada opositora, la persistencia de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio hizo que la Asamblea Nacional lo rechazara formal, clara y abiertamente. Una merecida bofetada política que fue posible, repetimos, a pesar de sus amigos, porque era demasiado evidente su deshonestidad y complicidad con el madurato.

Inevitable preguntarse sobre el liderazgo español de este siglo que ha sido capaz de aportar a alguien como Rodríguez Zapatero, muy antes impensable. Y, además, de decir y hacer en este lado del Atlántico, burlándose de una realidad a la que tanto ha contribuido. Y sólo es eso.

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 29 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras