Ineludible Scannone

Los aficionados a la vieja prensa podemos dar cuenta de algo; esbozado por las más viejas ediciones del siglo, desde mediados o finales de los cincuenta, los periódicos y revistas venezolanos publicaron frecuentemente las más sugestivas recetas de cocina, teniendo también por autora a venezolanas. Éstas, en la década siguiente, arribaron exitosamente a los estudios de televisión.

Arriba Chávez Frías al poder y el país de entonces, a juzgar por sus principales capitales,  contaba con restaurantes también muy exquisitos y extraordinariamente variados y, por  supuesto, la llamada comida-chatarra exhibía numerosas franquicias. No hubo un canal de televisión que no tuviera un espacio para la cocina que hizo famosos a quienes, incluso, franquiciadores, eran populares y hasta imitados por lo comediantes del momento.

Valga acotar, la cocina surgió como una muy seria opción académica capaz de formar y aportar estupendos autores a los mercados más exigentes del extranjero. Fueron no pocas las instituciones de educación y adiestramiento,  surgidas por entonces,  realizadoras de una vocación y un talento, e igualmente legitimadoras de una profesión sobria y crecientemente cotizada.

A partir de los ochenta, los venezolanos nos familiarizamos con el libro rojo de Armando Scannone, contentivo de nuestro recetario tradicional y, en los años sucesivos, azul, amarillo, verde y anaranjado, editados en el exterior porque no encontró el esfuerzo inicial receptividad alguna de una firma del patio.  Por cierto, un ucevista consumado, integrante el Orfeón Universitario, Scannone fue un ineludible referente ciudadano de intachable conducta, sencillo y afable que no temió incursionar en los medios escritos de cada día.

Con toda nuestra tradición culinaria, acabó Chávez Frías y lo remató Maduro Moros, así de simple y brutal, empeorada con la escasez y el hambre tan insólitos en el país petrolero que juramos aún ser.   El nombre, los libros y la hemerografía de Scannone sobrevivirán, mientras ya están desteñidos los libros rojos del oficialismo  y el llamado cuaderno azul del barinés. 

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 27 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras