María Corina y las elecciones

Artificio de los meses recientes, una cierta matriz de opinión se ha cebado contra María Corina Machado al pretenderla enemiga de toda elección. Es demasiado evidente que una postura tan crítica, como la de ella, la han sentido aquellos que concurren a cualesquiera eventos comiciales de un régimen que alguna vez juraron derribar.

Consabido, hubo factores de la oposición que respaldaron y avalaron parlamentariamente la exitosa consulta ciudadana de julio de 2007 e, inmediatamente después, a escasos meses, la renegaron para participar en los comicios regionales. A la postre, por una suerte de manía pendular, a ratos concursan en un torneo y, en otros, se abstienen, aunque la presencia ha sido continua a través de tarjetas interpuestas.

Vistas las consecuencias tan negativas de las arbitrarias  negociaciones celebradas en México para la causa de la libertad y de la democracia venezolana, avaladas por una representación dizque de la oposición, luce urgente resolver el problema de la propia y real  conducción opositora.  Confundida con un órgano del Poder Público, como el parlamento, es tiempo ya de sincerar la situación y dar con una dirección política tan eficaz, coherente, confiable, como legítima.

¿Cómo se les ocurre tan mediocremente aseverar que María Corina Machado es contraria a todo comicio público, por favor?  ¿Pueden tergiversarla con tan asombrosa facilidad? ¿Acaso, no tienen que aceptar la validez de su propuesta? ¿O la implementarán a su modo, bajo el eufemismo de unas primarias?

La Coordinadora Nacional de Vente Venezuela plantea, por una parte, la selección democrática del liderazgo opositor a través del libre sufragio de la ciudadanía, sin intervención alguna del régimen; y, por la otra, bregando por las verdaderas y universalmente reconocidas, ha denunciado y demostrado la falsedad de las elecciones hechas a la medida de los intereses del régimen fraudulento y no de ahora, sino desde los tiempos en que una buena porción de los partidos creían ingenuamente en ellas, haciéndose conocer al dirigir valientemente a Súmate. Por lo demás, alguna razón implícita le conceden sus adversarios aún partidarios del revocatorio, admitiendo que éste fracasó, por lo que no puede esperarse  que las presidenciales de 2024 sean realmente elecciones. ¿Entonces?

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 88 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras