Las puertas de la universidad

Todas las universidades públicas y autónomas están en manos del régimen en clara violación de la Constitución. Está culminando un proceso de humillación de larga data que espera por la convocatoria de unas elecciones, según las tristemente célebres sentencias del TSJ.

De pobrísimos alegatos, el régimen incurre en falacias que nadie se las traga. Al allanar de nuevo a la Universidad Central de Venezuela, inculpó a sus autoridades por la ruindad de la sede. Nada dijo de la negación sistemática del debido presupuesto por todos estos años, como tampoco revela los costos de una masiva remodelación que no, restauración.

Algo semejante ocurrió con las puertas de la referida casa de estudios, pues, años atrás, se instalarían para mitigar el delito, pero una maniobra oficialista lo impidió ante el propio TSJ. Claro está,  cualesquiera despachos oficiales pueden, y lo han hecho, amurallarse, fortificarse, impedir el libre tránsito de la ciudadanía por sus adyacencias.

La ciudadela de Villanueva ha sido vitrina de no pocos desmanes en lo que va de siglo, afectadas también sendas obras de arte por la explosión de artefactos que se suponen bajo monopolio militar. Y actos saboteados por bombas lacrimógenas, por modestos que fueran.

Está haciendo y mucha falta, una historia completa de la suerte de la universidad bajo el presente régimen.  Pero, lo entendemos, los historiadores están pendientes de los otros e improvisados oficios manuales que les permitan literalmente sobrevivir: ¿quiénes abrirán las puertas para la historización de la tragedia universitaria en Venezuela de irrefutables evidencias?

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 113 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras