Mamás y papás de colegio

Los vi cuando era estudiante y ahora, que soy un papá más, me doy cuenta de que estos roles
siguen intactos (con la diferencia de que ahora yo soy uno de ellos).

  1. La mamá de la junta de padres: dice que ejerce este rol para abogar por el buen
    funcionamiento del colegio, aunque en el fondo todos sabemos que lo hace para no
    despegarse de su consentido. Por ello, todos le agradecemos que esté haciendo esta labor
    todas las mañanas (en especial, la mejor amiga de su marido).
  2. La mamá presumida: o también conocida como la “mamá de telenovela”, porque su estilo
    de vida cambió tras casarse con un millonario. Es por ello que aprovecha las
    conversaciones en la entrada del colegio para comentar cosas banales, como que pasó el
    fin de semana en las Bahamas. Por cierto, esta mamá siempre finge que olvidó darle algo a
    su hijo para luego tener que llamarlo en inglés frente a todos: “Don’t forget your
    sandwich, Christopher!”.
  3. El papá aventurero: es ese papá que llega a dejar a su hijo en una gran moto usando
    lentes de sol. Este papá tiene a todas las maestras y a las mamás babeadas. Sin embargo,
    evita socializar para no meterse en problemas mayores, porque las otras que están
    babeadas por él, son las alumnas. El hijo de este papá aventurero suele ser un dolor de
    cabeza para las maestras, pero ninguna lo expulsa para así poder seguir disfrutando de ver
    a este papacito todas las mañanas.
  4. La mamá buenota: no solo está más buena que todas las otras mamás, sino que está más
    buena que su propia hija. Consecuencia de este apabullamiento psicológico, su hija suele
    tener el mismo carisma de un ñame. Sin embargo, la niña siempre sale bien en los
    estudios porque la mamá vive coqueteándoles a los profesores y la hija siempre hace
    grupos de estudios con todos los varones de la clase que están muy motivados a estudiar
    anatomía (sobre todo la anatomía de la mamá).
  5. La mamá de cafetín: pareciera que esta mamá no trabajara, pero no se deje engañar. Ella
    está abogando por el futuro académico de su hijo, porque mientras todos nosotros
    estamos en nuestros trabajos, ella brinda una empanadita al profesor de física, brinda un
    cafecito al profesor de química y luego brinda porque su hijo pasó todas las materias.
  6. El papá profesor: es aquel cuyo hijo estudia en el mismo colegio. Lamentablemente, este
    niño queda rechazado de cualquier grupo de amigos porque los otros compañeritos saben
    que cualquier travesura que le cuenten, podría ser usada en su contra. Es por ello que este
    hijo goza de una bendición única durante su etapa escolar: nadie le puede hacer bullying.
  7. El millonario silencioso: es ese papá inmigrante que viste a su hijo igual que él: feo y con
    marcas de imitación. Aunque todo eso es parte de un entrenamiento secreto para
    inculcarle a su hijo los valores de austeridad y trabajo duro que él mismo vivió cuando
    llegó al país sin un céntimo. La gran sorpresa para todos es que después de graduado, este
    muchacho es el primero en tener carro y casa propia.
  8. El papá vecino: es ese papá que vive justo al lado del colegio. Viene a ser la envidia de
    todos ya que se despierta cinco minutos antes de que suene el timbre. Sus hijos suelen ser
    fácilmente reconocibles porque todos tienen un rasgo distintivo: no se han limpiado las
    lagañas y tienen el uniforme arrugado.
    Y esta lista no termina aquí, porque a lo largo de los años siempre ha existido otro tipo de papá.
    Ése que es humorista y que, cuando ve a todos los otros papás del colegio, se queda callado,
    observa y recoge toda esa materia prima indispensable para luego escribir su próximo artículo de
    humor.
Reuben Morales
Últimas entradas de Reuben Morales (ver todo)
(Visited 14 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras