China/Covid-0

Los demasiados problemas que nos agolpan, impiden un mínimo discernimiento sobre lo que está ocurriendo en la China protestataria de las últimas semanas. E, insistimos, a pesar de la sofocante dependencia venezolana con el gigante asiático, uno de los más importantes legados que dejará el socialismo del siglo XXI, no suscita la debida reflexión pública de la dirigencia opositora.

En un texto reciente para The New York Times, el nobelado economista Paul Krugman no ha necesitado ser un consumado especialista en el país para evaluar el extraordinario fracaso de la política llamada  Covid-0,  impidiendo el empleo de las vacunas extranjeras de mejor calidad, y, en definitiva, constatando la superioridad de la democracia sobre la autocracia, Asegura, las ciudades bajo el riguroso confinamiento representa el 60% del PIB chino.

Guillermo Abril e Inma Bonet, reportan para ABC de Madrid algunas señales de flexibilización, por ejemplo, admitida la debilidad del ómicron,  como la intensificación de la vacunación, expone un “viraje conceptual” que ha permitido a personas afectadas concluir la cuarentena en casa. Coincidiendo con la idea generalizada de las protestas populares como el mayor desafío al régimen desde los tiempos de Tiananmén, Xulio Ríos, experto entrevistado por Fátima Ruíz para El Mundo de Madrid, entre otros aspectos, señala que hacia el interior de China se desconocen desaires y vicisitudes como lo ocurrido con Hu Jintao en el XX Congreso del Partido Comunista, hay un incremento del gasto militar al mismo tiempo que el planteamiento de las reivindicaciones marítimas, y se ha agudizado el control social más allá de la represión (publicidad, educación, protagonismo del partido en los espacios públicos).

La política del Covid-0 ha impactado considerablemente la economía, pero abrirá o sincerará una profunda crisis política de no acertar el gobierno en las respuestas contra las recurrentes protestas. Una más descarada represión, pudiera también significar que halen la punta de un hilo interminable, suscitando conflictos insospechados, e, intuimos, tocando la hondura del problema en las regiones ampliamente preteridas y atrasadas, o los sentimientos insuperados de las nacionalidades acunadas que pueden tener una formidable expresión urbana y, por consiguiente, alcanzar  una resonancia jamás pensada.

Lo que ocurra en la superpotencia nuclear, obviamente, genera consecuencias planetarias. Inaceptable que pase acá inadvertido, entre los miles de desaires y vicisitudes que nos arrinconan.

Luis Barragan
Últimas entradas de Luis Barragan (ver todo)
(Visited 34 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras