En Venezuela el conflicto principal es espiritual

conflicto-espiritual

Que me disculpen los expertos en finanzas, los políticos, economistas, e incluso mis colegas psicólogos pero, a estas alturas estoy más que convencida que el principal debate que atravesamos los venezolanos es espiritual.

La mal llamada viveza criolla ha llegado a límites insospechados, donde poca o nula importancia tiene el prójimo con tal de obtener un beneficio individual; donde mas allá de entender que esta crisis nos afecta a todos y que requiere mucha unión  si queremos salir airosos, pareciera que el enfoque está en como puedo yo beneficiarme a costa de los demás.

Esto mis amigos no es viveza, es canallada, es insensibilidad, crueldad, egoísmo y por sobre todo refleja el haber caído muy bajo en la evolución espiritual.

Podemos criticar lo que deseemos al gobierno y a la oposición, razones hay de sobra pero ¿pudiéramos revisarnos nosotros?  Yo en lo personal creo profundamente en Dios aunque no me puedo declarar como fiel practicante de ninguna religión; lo que si se es que más allá del nombre que le pongas a la religión que sigas la base de todo es y debe ser el amor, el amor a ti y a tu prójimo, que nos alegren los triunfos de otros, que sepamos compadecernos ante las adversidades del hermano, del amigo, del vecino, que deseemos dar una mano amiga al que la necesite y que desde esa ayuda se nos nutra el alma.

Pensemos un instante que Venezuela tenga un gobierno honrado, amoroso, orientado al prójimo. Suena maravilloso ¿cierto? Pero ¿cómo podría sacar adelante un país donde la mayoría busca beneficiarse a partir del otro en vez de buscar como beneficiarse juntos? No hemos entendido el principio básico de la abundancia, de la prosperidad y es que esta debe ser compartida, debe ser generada sin detrimento de nadie y en beneficio de la humanidad y, solo desde allí será sustentable.

SI miramos hacia atrás, esta viveza lamentablemente siempre nos ha caracterizado, solo que en estos últimos tiempos se ha exacerbado, justo ahora que es cuando más necesitamos unirnos. Ahora entiendo esas respuestas de muchos seres muy orientados a la espiritualidad que dicen que no hemos salido de esta crisis porque nos falta mucho por aprender, y es esto seguramente lo que debemos aprender, a amarnos, respetarnos, a convivir, a sentir amor, orgullo por nuestro país y por los que nos rodea, a confiar en nuestros talentos, a saber que somos del tamaño de la crisis que tengamos que enfrentar siempre y cuando lo sepamos hacer juntos con convicción y fe.

Nos están pasando cosas muy estresantes, vivimos momentos de angustia pero piensa en esto:

“La vida es 10% lo que te pasa y 90% cómo reaccionas a lo que te pasa.” – Charles R. Swindoll 

Es nuestra reacción lo que nos acerca a la salida o lo que nos hunde más en el foso, de nosotros depende, no es un tema de esperar a que Dios lo resuelva, esta bien creer pero ojo que tenemos libre albedrío, somos nosotros los que aquí convivimos los protagonistas y por ende corresponsables de nuestra historia.

Venezuela necesita la activación inmediata de la cadena de favores donde tu ayudes a tu prójimo y este en agradecimiento ayude al otro y así, juntos y desde el amor podemos resolverlo; los venezolanos necesitamos fortalecernos desde nuestro espíritu; y, afortunadamente ya hay un grupo importante en este camino y espero que cada vez seamos más

Liliana Castiglione
Últimas entradas de Liliana Castiglione (ver todo)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras