¿No vas tras tus sueños por miedo al fracaso?

Cuantas metas y sueños en la vida no cumplidos por personas que no se atrevieron ni siquiera a intentar por temor al fracaso, o que lo intentaron y desistieron por considerarlo muy difícil de alcanzar, y dentro de estas consideraciones cualquier cantidad de pensamientos limitantes de diversa índole como: soy muy viejo, no tengo dinero, no tengo suerte y así cualquier lista interminable que depende de los pensamientos de cada quien.

El perseguir un sueño requiere mucho más que tener una visión, requiere convencimiento en la capacidad personal, sobredosis de perseverancia y mucha resiliencia porque en el camino seguramente no solo te encontrarás con obstáculos sino que además habrá personas  que te invitarán a desistir avivando de esta manera el fuego de tus temores.

El principal fantasma que hay que enfrentar y vencer es el fracaso, comenzando por dejar de concebir resultados negativos como fracasos para verlos como oportunidades de aprendizaje y de despliegue de creatividad para hacerlo diferente, para buscar otras opciones; entender que el fracaso no te define como persona y que como experiencia en si no te agrega o te resta valor, a diferencia de la forma en que lo manejes, eso si es lo importante y lo que en definitiva marca la diferencia entre una persona que es exitosa y otra que no lo es.

Tu actitud es uno de los pilares del  éxito , he visto muchas personas derrumbarse antes de siquiera intentarlo o a medio camino por distintas razones, la crisis económica, la falta de tiempo, etc., etc., etc. pero quien quiere algo busca caminos no excusas u objeciones…. ¿Qué hay momentos más duros que otros? ¡Te lo compro! Pero los sueños no pueden supeditarse al entorno,  porque si esperamos a que se den las condiciones ideales puede que se nos vaya la vida esperando.

¡El momento es ahora! , y no hablo de ignorar las circunstancias que te rodean, hablo de tener la certeza de que puedes manejarlas y ponerlas a tu favor. ¿Es sencillo? ¿Se logra de un día para otro? Pues generalmente no y, por eso mismo quienes alcanzan el éxito no suelen ser la mayoría, porque ir tras tu sueño requiere además de actitud positiva (sostenida) una gran dosis de esfuerzo, perseverancia, creatividad…tener fe en el camino que quieres recorrer, más que seguir ese por donde va la mayoría, salir de tu zona de confort y eso es para gente triunfadora.

Me permito adicionar un ingrediente mas, que el camino del triunfo implica inclusión no exclusión, tender la mano a otros, avanzar desde el servicio y con los mas elevados valores de amor a ti y al prójimo.

Thomas Alba Edison, por ejemplo falló 10,000 veces antes de haber logrado el filamento de carbón, que se utiliza en los focos de luz; y, cuando le preguntó un reportero si no se sentía desalentado contestó que no había fallado 5,000 veces, sino que había triunfado al determinar 5,000 maneras en las cuales no funcionaba.”Lo que significa, comentó, que me encuentro 5,000 pasos más cerca de descubrir cómo hacerlo funcionar”. Ni hablar de la cantidad de científicos que en la época comentaban que perdía su tiempo pero él no se dejó afectar y continuó.

¿Te imaginas cómo sería el mundo, si ante cualquier error o crítica, todos los inventores y científicos hubieran dejado sus proyectos sin terminar?

La invitación hoy es a no desistir si realmente tienes un sueño, a escucharte a ti mismo y no a quienes te critiquen,  y a considerar al  fracaso como una parte esencial del éxito.

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras