Decidí ser fiel

Hace algunos años me preguntaba muchas cosas como el por qué existían personas infieles, otras veces debatía la idea de como sería la persona con la que pasaría el resto de mi vida, incluso si me casaria. Con el pasar del tiempo las preguntas dejaron de formularse al entender que lo unico que podía saber o estar segura, era de la clase de persona que soy yo para el mundo, saber que no estaba dentro del grupo de personas infieles ni  dentro del grupo de personas que no reconoce sus defectos, incluso yo los reconozco  más de la cuenta, aunque siempre hubiesen personas recordandome las virtudes, que muchas veces no quiero recalcar, para que cuando afloren las cosas fuertes de mi caracter, no digan que estaba vendiendo algo que no era.

Me abrí en varias oportunidades al amor, pues es inevitable resistirse a algo que tarde o temprano sucederá, me abrí con personas que  me dejaron la  cruda enseñanza de como las apariencias engañan, de que las mentiras se caen siempre por más que las tapes, porque es una cadena constante de usar una mentira para tapar otra, la mentira para tapar todas las anteriores y las siguientes… Pobre vida la de los mentirosos.

Todo esto lo supe gracias a  mi ingenuidad que conllevo a abrirme los ojos y darme la tarea de conocer mejor  a las personas, pero existen acontencimientos que no podemos manejar cosas tan incontrolables como flechazos directos en el pecho, que te impulsan a intentar historias.

Al principio no sabes que hacer, el miedo esta latente, las preguntas son frecuentes y tu mundo se desordena completamente.

Pero cómo le dices al estómago que asesine las mariposas, que no sientas esos nervios al saber que se verán  y como te cortas los dedos al ver su mensaje y no responder a tiempo. ¡Imposible!

Si eso pasa ya estás literalmente jodido, pero si es de una persona que vale la pena conocer, cualquier cicatriz es un trofeo, son millones de momentos que no tienen precio y que son para toda la vida, hay cosas no se pueden repetir y cuando son experiencias que sacan tu fuego, no hay que dejarlas de vivir.

Comencé a retomar la escritura cuando encontré a la persona que despertó  la parte de mi alma que estaba dormida, cuando menos esperaba y en un momento de cambios radicales en mi vida, libero la musa que inspiro  mis cuentos cuando era niña, la razón por la que hacia poesía, escritos y novelas que planeaba y ya visualizaba en librerias.

Siempre he sido fiel, pero supe que significaba mucho más, cuando etendí el verdadero concepto de fidelidad y ver que es una decisión.

Decidí ser fiel, aunque esta persona no fuera mía, aunque estuviese lejos, aunque por  par de meses  por mis errores necios, estuvo con otra. Decidí ser fiel porque le buscaba en los rostros de la gente al caminar las calles, con la esperanza de verle de nuevo y no dejaba de imaginar cada momento a su lado. La fidelidad es un tema de decisión porque así que tengas mil opciones uno esta  como que bueno… Esto puede ser muy bonito, puede tener muchas cosas positivas, quizás hasta más llevaderas o fáciles y hasta te pueden querer mejor, pero tú felicidad esta allí en esa cara, en esos ojos, en esos labios y en esas piernas.

Le era fiel aunque no se lo dijera, rechazaba a las personas hablandole de las canciones que me le recuerdan, de los poemas que le escribí,  de nuestro primer beso y de cuando aparecí sorpresa dos veces en su lugar de trabajo.

Por eso se que la fidelidad es decisión, es saber que aunque no te quieran de la misma manera, tú primero muerta que defraudar esa promesa, la promesa que se hace uno mismo de pertenecerle a una sola persona. Así existan mil mujeres o mil hombres en la tierra, no hay soborno ni mental ni corporal que pueda, cuando decides ser fiel, cuando te entregas a pesar de cualquier circunstancia o dificultad, el ser fiel es cuestion de escoger a una sola persona para darle aquello que  sueñas recibir, porque no se puede pedir algo que no se da, y no pedes recibir algo que no has entregado.

Y esto va para tí, decidí ser fiel cuando me encontraba trazando el plan para conquistar tú corazón y me olvide del resto del mundo, decidí ser fiel cuando rellene las hojas de mis cuadernos con poemas de amor solo para tí , decidí ser fiel aquella noche que me perdi en tus ojos negros, decidí ser fiel cuando no me importo que diría la gente, decidí ser fiel cuando cada mañana al despertar pensaba en despertar y abrir los ojos y verte allí y que la unica frontera fuera nuestra almohada, decidí ser fiel cuando le hable a mi hermana de mis sentimientos  hacia ti y lo mucho que queria luchar por este amor, decidí ser fiel aunque no me creyeras, aunque le buscaras la quinta pata al gato, aunque pensaras que esto tiene un trasfondo y un interés.

Pero cariño te diré… que si que lo hay, y es que la única cosa que me importa y me interesa es la sonrisa de tu boca cuando te hablo, el brillo de tus ojos cuando me ves y el amor que te tengo  sin importar qué.

Estoy segura de dos cosas en la vida 

una es que algún día voy a morir

y  otra que mis sentimientos por tí siempre van a existir

sea cual sea nuestro destino

porque contigo o sin tí

ya dejaste una huella en mi

que me atrevo a decir que nadie había dejado así…

 

Latest posts by Adriana Sperandio (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras