Jaime Bayly: “El mundial que soñé”

Como era previsible, a Rusia, país anfitrión del próximo mundial de fútbol, le ha tocado un grupo fácil. A primera vista se diría que Rusia y Uruguay clasificarán con relativa facilidad. Espero que Uruguay forje la temprana proeza de encabezar el grupo. Mis simpatías están volcadas con ellos. Rusia no ha llegado a una final y espero que este mundial confirme la regla. Bien se sabe, no obstante, que el anfitrión juega con ventaja. Arabia Saudita acaba de despedir al entrenador argentino Bauza para fichar al también argentino Pizzi, que hundió a Chile: mala señal. Egipto, que no asistía a un mundial desde 1990, llega con un técnico muy avezado, el argentino Cúper, que en su día hizo grandes campañas con el Valencia, y tiene a un fenómeno, Mohamed Salah, que brilla en el Liverpool. Ojo con Salah.

España tuvo bastante suerte en el sorteo. No le tocó ninguno de los cuatro grupos que debía evitar a toda costa: Alemania, Brasil, Argentina y Rusia. Incluso el grupo de Francia parecía más difícil que el que le fue asignado, Portugal. Históricamente, y este mundial no debería ser la excepción, España es superior a Portugal. Hombre a hombre, línea por línea, lleva ventaja a no dudarlo. Portugal hizo una eliminatoria correcta, desplazó a Suiza del primer lugar, pero España se enseñoreó en su grupo, subordinando a Italia. España debería ser primera, es ciertamente lo que deseo. Luego jugará con el segundo del grupo de Rusia, que ojalá sea Rusia y no Uruguay. Un España-Uruguay en octavos sería terrible, peligrosísimo para España. En cambio Rusia, aun siendo local, parece más vulnerable. Los rusos tienen una liga profesional discreta. Todos los jugadores de su selección juegan en ese torneo mediocre. Por eso en el último mundial y en la siguiente Eurocopa fueron eliminados en la primera ronda. No están a la altura de España. A Portugal no lo veo bien. Atención con Marruecos. Terminó imbatido en su grupo. Tiene jugadores en la liga española, inglesa, alemana y holandesa. Puede sorprender a Portugal.

¿Es Francia la favorita para liderar su grupo, o lo es Dinamarca? La teoría diría que es Francia. Yo creo que Dinamarca va en ascenso y puede rendir mejor. Me explico: Francia hizo una eliminatoria muy buena, le ganó en casa y a domicilio a Holanda, y eso no era nada fácil. Pero parece un equipo irregular: por ejemplo, empató en casa con Luxemburgo a cero y perdió con Suecia. Si sus hombres más peligrosos, Griezmann, Pogba, Mbappé, Giroud y Lacazette, están inspirados, será difícil que pierdan. Por suerte, sin embargo, son genios erráticos y no siempre se encuentran tocados por la gracia. De Dinamarca me llevé la mejor impresión viendo sus partidos de repechaje contra Irlanda. Sin apurarse, le hizo cinco goles a Irlanda en Dublín, como antes le había metido cuatro a Polonia en Copenhague. Su gran estrella, no lo pierdan de vista, es Eriksen, que juega en el Tottenham y le hizo tres goles preciosos a los irlandeses, un capo. ¿Puede Perú clasificar en ese grupo? Será dificilísimo. A ver, peor hubiese sido cruzarse con cabezas como Alemania o Rusia. Pero la suerte no los acompañó con Dinamarca. Y habrá que ganarle a Australia, no valen las excusas. Tampoco será fácil, aunque su estilo de juego digamos británico, pases largos, alta velocidad, centros aéreos, tal vez le acomode al juego más fino y cadencioso del Perú de Gareca. En las eliminatorias asiáticas, Australia solo perdió un partido con Japón, y le ganó, entre otros, a Arabia Saudita, luego a Siria, y finalmente, en repesca, a Honduras. Está claro que si Perú aspira a clasificar, deberá sacudirse de Australia y luego dar el batacazo con Francia o Dinamarca. Fría, racionalmente, tendría que decir que los favoritos son Dinamarca y Francia. Permítaseme, sin embargo, un momento pasional: Perú podría dar la sorpresa y pasar segundo.

El grupo de Argentina parecería relativamente fácil, pero no lo es. Islandia hizo una Eurocopa espectacular y una eliminatoria muy buena, dejando en el camino a Turquía y Ucrania, entre otros, y superando incluso a Croacia, que debió ir al repechaje. De todos modos, Argentina es muy superior y no debería sufrir demasiado para ganarle. Quizás más arduo será subyugar a Croacia. Bien se sabe que los croatas, como los serbios, antiguos yugoslavos, respetan la tradición del mejor fútbol. Croacia despachó con gran solvencia a Grecia en la repesca, le hizo cuatro goles en Zagreb. Tiene jugadores finísimos, de primer nivel, como Modric (Real Madrid), Rakitic (Barcelona), Perisic y Brozovic (Inter) y el feroz Mandzukic (Juventus). No tengo dudas de que la Argentina tendrá que esmerarse a fondo para ganarle. Ahora bien, el rival más peligroso de los argentinos puede que sea Nigeria. Argentina le ha ganado siempre en mundiales, cuatro ocasiones ya, pero a menudo pasando apuros, y hace poco jugaron un amistoso y Nigeria le hizo cuatro goles, aunque, pequeño detalle, no jugó Messi. Yo, a Nigeria, la verdad, le tengo miedo. Son muy rápidos, difíciles de neutralizar, y manejan una técnica extraña, depurada. Mi pronóstico, y también mi deseo, es que clasifiquen la Argentina y Croacia, en ese orden. En octavos, sería lindo que la Argentina jugase con Perú, aunque supongo que será con Francia o Dinamarca, ambos rivales durísimos para los de Sampaoli.

Brasil viene de una seguidilla de triunfos imparables, necesita redimirse del fracaso clamoroso en el último mundial, todavía les duele la paliza que les dieron los alemanes, y creo que harán un torneo cabal, por todo lo alto. No deberían tener grandes dificultades para clasificar primeros en su grupo. Han tenido suerte. Suiza es una selección correcta, competitiva, pero en el repechaje con Irlanda del Norte me parecieron limitados, no me impresionaron en absoluto. Creo que los serbios son mejores y deberían de pasar segundos. No he visto a Costa Rica últimamente, sé que ganó los dos partidos a Estados Unidos, eliminándolos, pero también que perdió con México y Panamá, y veo improbable que consiga clasificar con tanto brillo como en el mundial pasado (le ganó a Uruguay e Italia, nada menos), aunque, por supuesto, sería altamente deseable que ello ocurriese. Téngase en cuenta que Brasil, quedando primero, jugará con el segundo del grupo de Alemania, y más vale que no sean los alemanes, porque entonces los brasileros se enfrentarán con ellos, su temida bestia negra, quienes les metieron siete goles en el mundial pasado, linda revancha sería que se cruzaran en Rusia.

En el grupo de Alemania, todo indica que, por supuesto, y como siempre, serán ellos, los alemanes, quienes prevalezcan. Ya se sabe el refrán: el fútbol lo inventaron los ingleses para que ganasen siempre los alemanes. Alemania hizo una eliminatoria excepcional, ganaron todos sus partidos, es el campeón del mundo y hay que tenerle respeto, cuando no miedo. ¿Quién será el segundo, México, Suecia, Corea? Difícil predecirlo. Yo digo que Suecia, sin desdeñar a México. Suecia viene muy arriba, tras eliminar a Italia. Corea hizo una eliminatoria solo regular, perdió con Irán, China y Qatar. México anda medio a los tumbos: Chile le hizo siete en la copa América, la selección B de Alemania le marcó cuatro, perdió con Honduras en las eliminatorias, y su juego no acaba de convencer. Mi corazón, claro, está con ellos, ojalá logren sobrepasar a suecos y coreanos, pero lo veo improbable, y creo que Suecia, que estuvo ausente en los últimos dos mundiales, viene a sacarse el clavo esta vez.

Si bien Bélgica es cabeza de serie, creo que en su grupo será Inglaterra quien pase en primer lugar. Panamá y Túnez están muy por debajo. Panamá perdió en eliminatorias muchos partidos, entre ellos con Costa Rica, Trinidad y Tobago, México y Estados Unidos. Si está en el mundial, es porque esa zona no es tan difícil como, por ejemplo, la de Sudamérica. Le tengo mucha fe a Inglaterra en este mundial. La liga inglesa ha progresado muchísimo, se juega un fútbol de muy alto nivel. Los ingleses no perdieron un solo partido en las eliminatorias. Llevan una racha de treinta y nueve partidos invictos desde 2009. Tienen a grandes estrellas, como Harry Kane (peligrosísimo atacante del Tottenham), Sterling (hacedor de milagros en el City) y Rashford (tiratiros brutal del Manchester United). Creo que Inglaterra será la gran sorpresa y llegará lejos en este mundial. Ya le toca. Bélgica, desde luego, debería pasar también la primera ronda. Hizo una eliminatoria casi perfecta, ganó nueve partidos y empató uno, y juega un fútbol refinado, exquisito, se diría que artístico. Sus estrellas son el portero Courtois (Chelsea), el niño maravilla pelirrojo De Bruyne (Manchester City, le pega de lejos como los dioses), Hazard (mago del Chelsea), Mertens (portento del Nápoles), Carrasco (del Aleti) y el formidable Lukaku, un verdugo despiadado en la delantera (reciente fichaje de Mourinho en el Manchester United). De solo imaginar el Inglaterra-Bélgica, ya estoy salivando de placer.

Por último, está claro que Colombia tuvo muchísima suerte en el sorteo. Le tocó el cabeza de serie más asequible, Polonia, se salvó de otro europeo bravo como Suecia y Dinamarca, y se cruzará con Senegal y Japón, ambos muy por debajo de su potencial (ya Colombia le hizo cuatro a Japón el mundial pasado). Le apuesto a Colombia en ese grupo. Tiene un equipazo y un gran entrenador. No sé por qué Polonia es cabeza de serie. En las eliminatorias le tocó un grupo sencillo, y los daneses les metieron cuatro. Creo que Colombia debería de pasar sin grandes dificultades y, puesto a elegir una sorpresa, me inclino por Japón. Ojo con ellos, algo saben, terminaron invictos en su grupo.

Mi mundial soñado sería que Perú clasifique a octavos y avance hasta donde su talento y la fortuna se lo permitan; que Argentina despache a España en cuartos y a Alemania en semifinales (mi esposa le va a Alemania); que la final sea entre Argentina y Brasil, o entre Argentina e Inglaterra, y que el campeón sea, por supuesto, la Argentina, un país que tanto amo y que me recuerda momentos felices.

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras