¿Eres luz o sombra?

Tantas situaciones complejas que tenemos que atravesar en esta tierra de desierto, selva, nieve y volcán que es sencillo caer en la queja constante, la angustia, la desesperanza, emociones absolutamente válidas y comprensibles para los que estamos y los que no están aquí, de modo que no pretendo cuestionar el sentir de nadie pero, de allí a enfocarnos solo en lo negativo hay no solo un trecho sino una incidencia negativa en lo que nos rodea.

Cualquier hecho que pase suele estar reseñado en las distintas redes sociales con una carga de negatividad alarmante, leemos a los políticos y solemos es ver a los profetas del desastre y a una suma de quejas sin atisbos de solución y quien dice tenerlas solo lo deja en un mero enunciado.

Sentencias de que lo peor está por venir suelen ser el pan  nuestro de cada día en una suerte de entrega resignada a los terribles designios que terminarán de hundirnos más, como una suerte de preparación para lo peor, a entender que si creemos que estamos mal no es suficiente porque lo que viene es aún más terrible.

No pretendo realizar en esta reflexión ninguna profecía pero si hacer un llamado a la toma de conciencia de la actitud como estamos enfrentando lo que nos sucede en el entendido que independientemente de las circunstancias, la actitud con que lo manejemos marca la diferencia.

La energía de nuestra mente es tan poderosa que si la usáramos a favor, todos unidos, muchas cosas cambiarían; de hecho estoy convencida que nada cambia no solo porque no hacemos las cosas diferentes sino porque no creemos que puedan ser diferentes, estamos tan resignados ante lo que nos pasa que pareciera que nuestra única salida es la queja.

Hoy te invito a unirte conmigo y con tantas personas como puedas a creer que el cambio es posible, que tenemos que creerlo con la profundidad de nuestra fe, que Dios no quiere para nosotros esta situación de miseria y por lo tanto no lo ha establecido como nuestro destino, que somos nosotros los que podemos cambiar el rumbo de las cosas, ¿cómo?

  • Conectándonos con el agradecimiento
  • Aferrarnos en la fe
  • Creyendo que si es posible
  • Ayudando al prójimo
  • Transformándonos en el ejemplo de lo que quiero ver en mis hermanos venezolanos

Mantener una actitud positiva y de certeza sobre lo que merecemos y va a ocurrir es el 70% del camino, no seas uno más de la queja y del morbo en las malas noticias, se tu el cambio que quieres que logremos, transfórmate en fuente de inspiración y, ten la seguridad que con esto y de la mano de Dios, veremos aparecer ante nuestros ojos el milagro de las alternativas de cambio posibles donde estaremos preparados para actuar y transformar a nuestra patria en un motivo de orgullo y alegría más que de tristeza y desolación.

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Latest posts by Liliana Castiglione (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras