Soy optimista responsable ¿y tú?

Me declaro optimista no por ausencia de problemas, tristezas o experiencias desagradables en la vida, al contrario, creo que me han tocado por demás pero con cada golpe me tocó entender que independientemente de lo que me pasara siempre tendría el poder de decidir mantenerme triste o furiosa o por el contrario ser optimista.

Entendí que la queja y la pesadumbre es una suerte de droga en la que te arrastras y que mientras más te permitas estar allí es mucho más difícil salir.

Entendí que tergiversar la realidad es un absurdo y un engaño pero que con la realidad que me toque puedo darle el manejo que me haga sentir mejor.
Que no me atraso pero tampoco me adelanto, reconozco lo que fui, honro lo que soy y espero con entusiasmo lo que me permito ir siendo apegada a mi fuerza interior y a mi Dios, conectada siempre con el ahora que vivo que es lo único cierto.
Soy optimista al abrir mi corazón a personas que me enriquezcan con la misma fuerza con que le muestro la puerta de salida a quienes no me hacen bien.

Asumo con valentía los problemas ocupándome en resolverlos y aprender de en ellos más que derrotarme en ellos.

Y cuando esos pensamientos saboteadores se me acercan me convenzo que soy más fuerte que ellos y no los dejo entrar.
Soy optimista responsable porque creo, asumo y siempre siento que si puedo, porque soy del tamaño del compromiso que me toque enfrentar y porque lo hago con la mejor actitud posible, esa que me permite levantarme cada vez que me caigo porque perfecta no soy y adoro mi imperfección porque me permite retarme constantemente.

¿Y tú?

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras