La estrategia blanca

Los titulares deportivos del mundo coinciden en la hazaña deportiva lograda por el Real Madrid al conseguir su tercera Champions League consecutiva y la cuarta en cinco años. Algo impensable si analizamos los últimos 30 años de dicha competición, donde no había equipo que sobresaliera, quizás salvo el Barcelona de principios de siglo.

Ahora bien, no olvidemos que el fútbol, por más pasiones que desate, es un negocio, y ahí es donde quiero enfocarme en este artículo.

El ciclo de ingresos de cualquier club de fútbol están claramente clasificado en seis categorías: boletería en el estadio, venta de mercancía asociada a la marca, venta de jugadores, derechos de televisión, patrocinio y premios por logros deportivos.

Como todo negocio, la estrategia corporativa debe ser enfocada al incremento sostenido de ingresos, por lo que se debe analizar inclusive en cuáles categorías de cuales competiciones se puede crecer más.

Analicemos entonces las competiciones en las que participa el Real Madrid. La liga Española y la Copa del Rey son el día a día, los ingresos asociadas a estas competiciones son predecibles, incluso los derechos de televisión son establecidos y negociados previamente y la boletería se agota casi siempre.

La fase de grupos de la Champions league es prácticamente igual, esquemas presupuestarios ya preestablecidos, sin embargo al pasar de fase es donde se comienza a generar un ciclo de ingresos adicionales asociados al logro deportivo, pues pasar a octavos, cuartos, semifinal y final significa no sólo los ingresos por televisión y los premios deportivos que ofrece la UEFA, sino que le permite al Real Madrid tener una posición fuerte ante sus patrocinantes y socios comerciales para negociar futuras alianzas.   

Adicionalmente, la venta de camisetas y recuerdos del club aumenta significativamente por la compra emocional del aficionado.

Por si fuera poco, los jugadores del club aumentan su valor en el mercado, pues han estado en la vitrina deportiva del más alto nivel, lo que podría generar mayores ingresos por la venta de los mismos.

Ganar la Champions league te permite participar en otras 3 competiciones internacionales, generando aún más ingresos en derechos de televisión y aumentando el valor de la marca.

Mi teoría es que a principios de temporada la alta directiva del club decidió enfocarse en la Champions League, desde el inicio fue obvia la diferencia entre el nivel competitivo de los jugadores en Liga y Champions. Aún más, siendo este un año de Mundial de Fútbol, no es descabellado pensar en que los jugadores hayan aceptado esta estrategia con buena cara, pues al no exprimirse físicamente en las tres competiciones, les permitirá llegar más frescos a sus selecciones.

Indudablemente sería una apuesta peligrosa, que solo rendiría sus frutos si dentro de la cancha se logran los objetivos, tal como lo hicieron. Hala Madrid!

Hector Torres

Consultor en Negocios. Gerencia del Deporte (FIFA CIES), Gerencia del Fútbol (Johan Cruyff Institute), Maestría en Administración de Empresas (Keele University), Ingeniero Civil (UCAB).

Latest posts by Hector Torres (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras