El desapego emocional no es falta de amor

Creo que este término ha causado algunas controversias, ¿cómo voy a estar desapegado emocionalmente si yo amo a esa persona?

Y es que el desapego no es falta de amor sino ausencia de dependencia, puedo vivir sin ti pero no es lo que deseo, te prefiero, te elijo, decido amante y compartir tiempo contigo.

Cuando entiendes que el desapego es trascendental para tu paz y equilibrio emocional, eres capaz de disfrutar tremendamente del sentimiento, del compartir con esa persona, entendiendo que no te pertenece, por lo tanto el deseo de controlarlo es invasión;  por ejemplo, ese “otro ser” compartirá contigo lo que desee, y lo que te toca ver es si te sientes cómodo con lo que puede darte, puedes conversar y describirle lo que piensas pero ¿cambiar? Sólo si la otra persona quiere.

Desde el desapego emocional puedes incluso alejarte de alguien que amas, por entender que ese amor no te hace bien y tu estás claro que eres prioridad y eso no se negocia. Eres capaz de entender que es bastante probable que la decisión te genere dolor y vas dispuesto a enfrentarlo pero lo que es más importante, ¡a superarlo!

Para poder hacerlo tienes que ir a tu centro de comando, a tus pensamientos y confiar que puedes hacerlo porque muchas veces, sin concientizarlo del todo, traemos patrones de nuestra vida, experiencias de relaciones anteriores, carencias, problemas de autoestima y eso nos lleva a “Necesitar” amor así como alguien que siente que se ahoga pide una bocanada de aire, y desde allí lo que viene es  dramatizar y desarrollar un enfoque distorsionado del amor.

Desde el apego aceptamos situaciones que no deberíamos aceptar, aprendemos a manejar mentiras o migajas de amor con el convencimiento que el amor es sufrido, incondicional, sin límites. Desde el desapego entendemos que puedes amar a alguien y aun así entender que no es lo más adecuado… ¿lo más adecuado para qué? Para tu bienestar, entender que si el amor no te hace bien, si no te saca sonrisas además de suspiros, si no te motiva y te llena de energía pues no es el que mereces.

Ama con todas tus fuerzas pero sin apegarte, disfruta, diviértete pero jamás permitas que por “necesidad” se cruce la línea que toca el soportar lo que no deseas y mucho menos mereces.

Liliana Castiglione
Últimas entradas de Liliana Castiglione (ver todo)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras