¿La incertidumbre te mira de frente?

«La incertidumbre es la única certidumbre que hay, y saber cómo vivir con inseguridad es lo único seguro». John Allen Paulos.

La incertidumbre, ese no saber que va a pasas suele ser perturbador en especial para quienes disfrutan o más bien pretenden controlar todo lo que sucede en su vida pero ¿es eso posible? ¿Sabes o puedes controlar lo que va a pasar en un año, en unos meses e incluso en unas horas? Si tu respuesta es afirmativa, te aseguro que estás en modo ilusión porque la vida es lo que ocurre mientras nos empeñamos en planear que hacer.

Vivimos tiempos muy inciertos más que nunca antes y la incertidumbre se apodera de todos y suele comportarse como un virus paralelo al COVID19, el virus de la intranquilidad, la ansiedad, el desasosiego.

Pareciera como si hubieran apagado nuestro ritmo normal de vida así como la posibilidad de planificación al menos por ahora, la situación se transforma en una suerte de viaje en auto bajo una fuerte tormenta que no nos deja ver el camino en la distancia de modo que este se va descubriendo ante nuestros ojos poco a poco a medida que avanzamos.

¿Qué nos puede suceder cuando sentimos que las cosas escapan de nuestro control?

Cuando nos invade esa sensación de no saber que sucederá podemos llegarnos a sentirnos vulnerables, ansiosos, paralizados y en algunos casos deprimidos. Es esa sensación de no tener respuestas algo que generalmente queremos tener, no en de extrañar tanta gente gastando su dinero para que le lean las cartas y le “digan lo que les va a suceder en el futuro”

Ahora bien, ¿qué podemos hacer? definitivamente el dejarnos invadir por pensamientos catastróficos que es lo que suele suceder cuando la incertidumbre nos invade pero ¿quién quiere eso? ¿a quién le agrada tanta ansiedad?. La respuesta más sana es la ACEPTACIÓN Y LA ADAPTACIÓN.

Primero hay que entender que la incertidumbre es una compañera de vida porque de eso se trata el vivir, el ir descubriendo, experimentando, creciendo, es como un libro que se va escribiendo donde vamos descubriendo página por página y ¿sabes qué? Bendita sea esa emoción porque sentir incertidumbre si la aceptamos es muy útil para la realización de plantes de acción que nos permitan adaptarnos y ejecutar acciones que nos lleven al bienestar independientemente del entorno pero tu lo debes querer, tu lo debes decidir así.

¿Por qué debo decidirlo?

Porque la incertidumbre impacta en el miedo, emoción primaria de los seres humanos lo que genera una señal de alerta, señal que puede ser desmedida donde el organismo siente que debe protegerse en forma desesperada y somos nosotros, nuestro razonamiento el que debe dirigir en forma positiva esa reacción trabajando para adaptarnos  realizar acciones en el presente que nos lleven a recuperar la paz y nos permitan adaptarnos a la situación que nos ha tocado vivir.

Otras formas útiles para reducir la incertidumbre son:

  • No te sobrecargues de información, dedica solo momentos de tu día y orienta tu atención a la que proviene de fuentes confiables
  • Aléjate de personas generadoras de incertidumbre, malestar y ansiedad y, si no puedes alejarte evita contaminarte.
  • Suelta el drama: abandona pensamientos fatalistas o predicciones nefastas sobre el futuro.
  • Desarrolla planes concretos y flexibles, recuerda que la vida son matices más que extremos como el blanco y negro.
  • Ten presente que nada es para siempre.

«La incertidumbre y el misterio son energías de vida. No dejes que te asusten en exceso, pues ellas mantienen lejos al aburrimiento y estimulan la creatividad». R. I. Fitzhenry.

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Latest posts by Liliana Castiglione (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras