Archivo del Autor:

Últimos Artículos

El oficio del sabio

El 5 de diciembre se celebró el Día del Profesor Universitario, celebración que permite reconocer la valiosa labor que los profesores realizan todos los días, formando a personas que tienen en sus manos el futuro del país y, el desarrollo y

¿Por qué pensar si no es obligatorio?

La pregunta sobre la obligatoriedad de pensar es muy pertinente, sobretodo en tiempos donde las “modas” imponen uniformidad a los gustos, pareceres y “realidades”; que, por cierto, cual veleta en altamar se mueven en la dirección del viento, que como sabemos

¿Qué esperas de la vida?

Siempre se ha dicho que el dinero que se gasta en viajar es dinero bien invertido en una educación que, nunca obtendrás en un libro o en un aula de clases. Viajar abre nuestras mentes a diferentes culturas, filosofías y visiones

Somos lo que hacemos

La felicidad no es simplemente la ausencia de tristeza o desesperación, sino que es un estado afirmativo en el cual nuestras vidas tienen tanto significado como placer. Por esta razón, ante el desánimo, la depresión o la apatía la medicación rara

Los hábitos de la libertad

Con este artículo finalizamos nuestro recorrido por las cuatro virtudes cardinales clásicas: prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Las cuatro virtudes o hábitos operativos fundamentales que protegen y desarrollan la verdadera libertad del ser humano. Hábitos operativos que son consecuencia de la

La templanza, la moderación de los gustos

La templanza es la cuarta de las virtudes cardinales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza), cuyo nombre refiere a templar, por lo que consiste en moderar, entibiar o suavizar la fuerza de las cosas. Pensando en el hombre, ¿qué es lo que

La fortaleza, la virtud de lo difícil

En un artículo anterior comentamos que Platón comparaba el alma o interioridad humana con un carro de dos caballos. Donde el conductor es la razón que tiene que ser capaz de gobernar los dos caballos, considerando que cada uno tiene su

La justicia, la voz del deber

En su Ética a Nicómaco, Aristóteles dice que hay tres motivos por los que se lleva a cabo la acción humana: el placer, el interés y lo justo (o lo que es adecuado). En otras palabras, podemos hacer las cosas porque

La prudencia, el arte de decidir

La primera, y se podría decir principal, de las cuatro virtudes cardinales es la prudencia; cuyo nombre, con frecuencia es asociado como sinónimo de cautela, de tener cuidado (por ejemplo, al emprender cualquier operación arriesgada), lo que empobrece bastante la palabra;

Para ser mejor ¿Qué debo saber? (II)

Retomando nuestro camino de conocimiento para ser mejor, queremos resaltar que lo distintivo del ser humano, al compararlo con otros tipos de seres como los animales o las plantas, es su inteligencia y su voluntad. De ahí que, el ser humano
Guayoyo en Letras