Sin comprados en la Asamblea

Por Jorge Flores Riofrio

@FloresRiofrio

 

 

 

¿Los miedos de los chavistas tienen  justificación? ¿La oposición en la Asamblea buscara un sistema neoliberal? Ciertamente hemos iniciado después de 6 de diciembre, un tiempo diferente para nuestra democracia, ha comenzado la expulsión de los rojos que desde el 2005, pudieron establecer “La dictadura perfecta” teniendo el apoyo popular, la sujeción del ejército y todos los organismos del Estado a su merced. Por fin su hegemonía empieza desmoronarse, sin embargo quienes llegan ahora a ocupar los puestos en el parlamento, no necesariamente son personas con intereses más nobles que los sacerdotes de la boina.

 

La historia si se le estudia con objetividad, nos arroja resultados que no están subordinados a triunfalismos, ni a retoricas demagogas, esta nos habla de las inescrupulosas acciones de políticos egoístas, de los cuales podemos ser víctimas, si permitimos que los partidistas hipotecados, hagan lo que hacen los que tienen comprada su conciencia, actuar a favor de sus mecenas.

 

No es un secreto que las campañas electorales cuestan mucho dinero, ni tampoco que empresarios y corporaciones, nacionales e internacionales, corren con los gastos de muchos candidatos, no precisamente por amor a la democracia y al país, trayendo que quienes recibieron sus importantes contribuciones, tomen decisiones que pueden afectar la cotidianidad y las libertades de los ciudadanos a los cuales supuestamente representan. Colombia sabe bastante de eso.

 

En las últimas décadas, el país vecino ha enfrentado la triste realidad de tener  a muchos “Parapoliticos” como representantes, los cuales fueron costeados por capos del narcotráfico y por las Autodefensas Unidas de Colombia, perpetuadoras de innumerables sicariatos, extorsiones y masacres de poblaciones empobrecidas, sin que el colombiano común allá podido hacer mucho, para evitar como durante toda su historia, que los poderosos les perjudicaran con impunidad. Yo no quiero eso para mi país.

 

No estoy dispuesto a aceptar ninguna ley, que de alguna manera promueva la privatización absoluta de la educación universitaria, no voy a tolerar ninguna tramoya, que permita que entes de poder, se hagan dueños de la salud en Venezuela, no puedo simplemente hacerme el loco, si se empieza a ver a la política relacionarse con el crimen, como lo vimos con los chavistas en estos años decadentes, no estoy dispuesto a mirar a un lado, si alguno intenta crear “La dictadura perfecta” monopolizando la política, en las manos de un partido o dos, que quieran hacer de mi país, un lugar lleno de desigualdad y de solo oportunidades, para aquellos que puedan pagar.

 

Ahora los ciudadanos tenemos la oportunidad, de realmente ejercer presión delante de nuestros representantes, para que podamos hacer una nación, que no se parezca a los 40 años de invisibilidad para el pueblo, ni a los 17 que usaron a la gente, para el provecho de unos delincuentes, disfrazados de revolucionarios obsoletos. 

(Visited 60 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras