El penitenciarista tiene 30 años de conocimientos sobre el tema carcelario
Diputado Gilber Caro: Nuestras cárceles parecen campos de concentración nazis

 

IMG_9950 (1)

El diputado Gilber Caro es representante por el estado Miranda en la Asamblea Nacional, es invitado estable en la Comisión Permanente de Régimen y Culto Penitenciario del parlamento, y además, es coordinador nacional de Redes Penitenciarias de Voluntad Popular. Gilber también pertenece a la Asociación Liberados en Marcha; organización que busca ayudar a los privados de libertad a reinsertarse en la sociedad, y tiene una fundación con el fin de brindar una mano a los desprotegidos: Dale la Mano a tu Par.

En Guayoyo en Letras tuvimos la oportunidad de conversar, en exclusiva, con el activista político y social, quien nos comentó sobre el estado actual del sistema penitenciario venezolano y cuáles son los pasos a seguir para mejorarlo.

“Una cárcel debe tener un régimen interno, un equipo completo y multidisciplinario para su correcto funcionamiento. En Venezuela este régimen se ha deteriorado, en vista del vacío que hay de las autoridades que deben desarrollar esas tareas, han aparecido figuras de la iglesia cristiana a cumplir esas necesidades”, Explicó el diputado como primera instancia sobre el tema penitenciario.

Guayoyo en Letras: Se convocó a la ministra para Asuntos Penitenciarios,  Iris Valera,  a comparecer ante la AN, en vista de su inasistencia, ¿cuál es el siguiente paso?

Dip. Gilber Caro: La ministra ya debería estar allí, que ella no asistiera demuestra la grave crisis de poderes que existe en el país. Los ministros que no acuden ante la Asamblea Nacional se enfrentan a la Ley de Comparecencia. Un claro ejemplo de eso que sucede es el siguiente: Yo te mando a hacerme un mandado en la bodega, te doy un dinero para que vayas a comprar, y después tú no apareces, no das la cara ni los resultados del mandado. Eso es lo que estamos viviendo con los ministros que no comparecen.

 

G.L.: ¿Es prioridad el tema penitenciario en la Asamblea Nacional?
Dip. G.C.:
El tema de las cárceles venezolanas está dentro de los cuatro eslabones de la seguridad, para la asamblea son prioridad estos eslabones, pero tiene varias prioridades. El parlamento es como una casa, y como todas las casas necesita de varias cosas, no solo de una. La economía es el eje principal de la casa, ¿por qué?, porque si la casa tiene buena economía tiene como invertir en todas sus prioridades. La asamblea es como una casa.            

El diputado Caro se encuentra entre la frontera del eje económico y del eje penitenciario; Gilber es suplente del diputado Rafael Guzmán, en la Comisión de Finanzas de la asamblea. 

 

gilber caro 2G.L.: ¿Cuál será la acción a tomar, desde la bancada mayoritaria, sobre las agresiones y la falta de reconocimiento a la AN?

Dip. G.C.: Desde Voluntad Popular, como partido, hablamos de esta grave crisis, dijimos que se vendría, y en la época de la salida hablamos de que la Asamblea Nacional podía ser el talón de Aquiles de toda esta crisis.

Una acción debe ser el proyecto de ley de remoción de magistrados, o ampliación de ellos. Sí, ampliación de ellos, porque si tienen quorum (proporción o número de asistentes que se requiere para que una sesión de un cuerpo colegiado, en especial parlamentario, pueda comenzar, o adoptar una decisión formalmente válida), y se quedan, entonces nuestro trabajo debe ser sumar más magistrados. Más allá del TSJ ¡está el tribunal del pueblo!

La calle es un escenario, y en esto el diputado fue enfático, si a nosotros nos siguen haciendo esto y estamos en peligro por las agresiones, hacemos responsable al Gobierno y al diputado Héctor Rodríguez de lo que nos pase a todos los diputados.

Las acciones a seguir deben ser de calle, calle y calle.

El diputado compartió con nosotros su opinión personal: está dispuesto a realizar asambleas y legislación en la calle, aseguró que el trabajo de los diputados no se limita a las cuatro paredes del parlamento. Además, Caro trajo a colación el caso de Geraldine Moreno, “En las protestas la GNB arremetió contra  las personas”, declaró.

 

G.L.: ¿Qué leyes se necesitan para la reformación o reinserción de los privados de libertad?

gilber caro 3Dip. G.C.: Yo voy a dar un término nuevo en esta entrevista: la inserción. Inserción porque no se puede reinsertar a la sociedad a quien no estaba insertado, una persona que no ha estudiado ni trabajado, que conoce Mérida, Los Médanos de Coro, Las Playas, nuestras costas; personas que no conocen Venezuela, no tienen un teléfono u acceso a internet, individuos que no han salido de su espacio, son personas que no están insertadas en la sociedad.

Nuestras cárceles parecen campos de concentración Nazis, en donde la gente muere de tuberculosis, hacinados como si fuesen sacos de papas. La viceministra para Asuntos Penitenciarios Marielys Valdez, quien dijo que no había hacinamiento… debería estudiar la historia de cárceles venezolanas, hacinamiento hay, y no es nuevo.

Aquí se han prometido muchas cosas que no se han cumplido, el programa de humanización de las cárceles, por ejemplo, en el programa se prometieron 25 prisiones, y luego cuando la crisis de Uribana, se prometieron  ocho más. Ya son 33 edificaciones que prometieron y no cumplieron.

 

G.L.: ¿Es viable el arreglo del actual sistema penitenciario?, ¿habría que crear uno enteramente nuevo?

Dip. G.C.: Para arreglarlo o crear uno nuevo lo que hay que hacer es aclarar el vacío que hay entre las cárceles que son de gobernadores y alcaldes, la centralización; revisar geográficamente las cárceles porque entonces no se sabe cuáles centros son de la pertinencia de alcaldes y cuáles de gobernadores. Arreglar servicios que son importantes como la calefacción, Leopoldo y las mujeres en el INOF (Instituto Nacional de Orientación Femenina), sufren de hipotermia.

Son muchas cosas las que hay que arreglar en el sistema, hay cárceles en donde la mitad de los empleados son mujeres porque los hombres tienden a tener actitudes dañinas. Hay que crear cárceles con universidades, con sistemas de educación, con fábricas; para que cuando el privado de libertad salga tenga un sustento. Todo esto con base en la Ley del Trabajo. Yo no creo en la época cuando la gente tenía un grillo, pero sí creo en el trabajo.

Hacer un buen trabajo con el sistema penitenciario no es difícil en pleno siglo XXI, lo que se debe hacer es trabajar en políticas públicas, en las cárceles confluyen todos los poderes públicos y por eso debería tenerse un sistema estable.

 

G.L.: ¿Qué sucedió con la propuesta penitenciaria que creó hace unos años?  

Dip. G.C.: La tengo en mi casa en una gavetica, en un portafolio de Voluntad Popular. Hay propuestas o leyes que no se han dado y aun así trabajamos, sin ser Gobierno yo llevo salud a las cárceles, imagínate si gobernáramos.  Nosotros realizamos reuniones para la reforma del Código Procesal Penal, por ejemplo, ese es un trabajo que ponemos a la orden de la MUD.


G.L.: Como activista político, ¿por qué la mayoría de la sociedad no se interesa en la situación penitenciaria?

Dip. G.C.: Ese desinterés es culpa de los tribunales; cuando la sociedad no tiene justicia quiere venganza, entonces pierden el interés en lo que pase en el lugar donde están los privados de libertad. Es la falta de justicia lo que genera la respuesta en las comunidades de llevar la justicia a sus manos, por eso estamos viendo linchamientos, la gente ve robos y no ve justicia. Yo no estoy de acuerdo con los linchamientos, pero la gente no ve salidas.

El coordinador de Redes Penitenciaras de VP, explicó lo vulnerable que es el trabajo de las personas que laboran dentro del sistema penitenciario del país, aseguró que los trabajadores corren peligro porque el privado de libertad reclama justicia cuando es víctima. Gilber considera que quienes controlan las cárceles tienen temor porque no cuentan con las garantías necesarias que debe brindar el Gobierno.

 

“Vivimos en un constante conflicto, pero todo comienza en las políticas públicas; si falla una fallan todas. Con este Gobierno es inviable la reforma del código para que se haga justicia expedita y rápida. Tenemos recursos para ser primermundistas, pero aquí no usan ni las propias cosas que construyen. Si mañana algún funcionario del Gobierno cayera preso, estoy seguro de que pediría estar en una prisión especial, y no en las que mantienen”, declaró.

 

G.L.: ¿Por qué hay personas presentándose en juzgados fuera de su estado?

Dip. G.C.: Porque el tribunal no tiene descentralización, y entonces tú ves a juzgados, o en proceso de, corriendo de un lado a otro con su caso mientras que el Juez está en otro estado, o la persona que traslada a los privados de libertad no está, y como esa, muchas situaciones más.

Gilber Caro ayuda a niños en situación de calle en Guatire a través de su fundación, la que solo recibe sustentación de empresas privadas, apoya a los privados de libertad desde la asociación Liberados en Marcha  y legisla dentro de la Asamblea Nacional en función de acomodar y tender puentes en una Venezuela dividida, como él mismo asegura que trabaja en quipo con Rafael Guzmán y Richard Blanco, a quienes agradece y reconoce.

“Yo nací en el cerro y me crie en el cerro, pero no moriré ahí. Yo visito a mi comunidad y me siento orgulloso de mí, en el buen sentido de la palabra. Cambié mi forma de ver la política porque ahora, puedo y quiero, ayudar muchísimo más”, agregó el diputado para finalizar antes de continuar su día de asambleas en la calle y reuniones.

Nakary Molina
(Visited 511 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras