“La vida me ha enseñado que la creatividad y el arte no tienen límites”
“Guillo”: El maestro de las artes plásticas en Medellín

guillo

Luis Guillermo Mejía Vallejo nace en el Retiro Antioquia (Colombia), es artista plástico, con un estilo versátil, al cual los retos de su vida lo hicieron parte de diferentes formas de arte, los cuales le enseñaron a construir obras en las técnicas como lo son el óleo, el acrílico, la acuarela, el pastel, el lápiz; pasando por el barro, la fibra, el vidrio, el hierro, las resinas y otros materiales para darle forma a las obras, como en los lienzos y esculturas, en las instalaciones o murales.

 

Guayoyo en Letras tuvo la oportunidad de entrevistar a este artista plástico colombiano (también llamado “Guillo”), conocido por sus obras llamativas, vibrantes y coloridas.

Este talento comenzó a desarrollarse cuando apenas era un niño, en la escuela se caracterizaba por su creatividad en la realización de dibujos, carteleras y desarrollo de variados trabajos artísticos. A medida que avanzaba, hacia trabajos más técnicos, implementando novedad y recursos (como la caricatura es prisma color y crayones), lo que posteriormente le posibilitó realizar murales en el interior de las instituciones y la responsabilidad de plasmar los escudos y su heráldica, ya que se había ganado la confianza de los directivos.

 

Luis Guillermo Mejia Vallejo "Guillo". Artista plastico.

Luis Guillermo Mejia Vallejo «Guillo». Artista plastico.

Guayoyo en Letras: ¿Cómo es el proceso de creación de sus obras?

Luis Guillermo Mejía: El arte es bastante versátil y espontáneo, la creación de una obra puede llegar a ser tan espontánea o tan duradera que es complejo contarte; te contaré como me gusta realizar una obra cuando alguien la requiere: analizo bien a la persona que busca de mis creaciones, intento conocer sus gustos, sus ideas, sus colores etc. Una vez que obtengo esto me dejo llevar por mi creatividad, para así poder plasmar el deseo de esa persona con base en mi arte y estilo.

Algo que realmente es importante para ejecutar una obra es entrar en un trance con la musa, y es allí donde me dejo llevar de esa diosa de la creatividad. Como resultado, tengo esas obras que al contemplarlas pienso “¿qué sucedió allí?”, “¿a qué universo me llevó?” y termino esa contemplación con una gran sonrisa y una gran plasmada con mi sello (“GUILLO”).

 

G.L: ¿Alguna preferencia de materiales a la hora de realizar una obra artística?

L.G.M: La vida me ha enseñado que la creatividad y el arte no tienen límites, ellas forman parte de la experiencia, y son proporcionales a la capacidad de atrevimiento y habilidades para descubrir materiales tradicionales como: el óleo, acrílico tierras y colorantes que ofrece la industria a través de la tecnología como herramienta de apoyo a todo proceso de nuevas aplicaciones y aprendizajes, es por esta razón que soy muy cuidadoso al momento de seleccionar materiales ya que los mismos me van a garantizar la durabilidad de mis obras y esta preferencia de materiales es directamente proporcional a el tipo de obra: si es pictórica o escultórica.

 3

G.L: Al observar sus obras pueden notarse los colores brillantes y llamativos… ¿No trabaja con el blanco y negro?

L.G.M: Debido a mi versatilidad, si he trabajado estos colores ya que son parte del placer mismo de la ausencia del color en el caso del negro, o la presencia de todos como lo es el caso del blanco. Pero tienes razón al describir mi obra como una obra colorida ya que mi esencia es la alegría y la vida.

 

G.L: ¿Realiza trabajos sobre cualquier tipo de tema? (religioso, político, cultural…)

L.G.M: Si, pues pienso que dejar de hacerlo es limitar el arte, el momento histórico, el color mismo, la belleza de un pajarito, las maravillas de un universo, el sentimiento, el absurdo del ser humano, el día, la noche, la música, el jardín, el amor, el desamor, el olor y sobre todo: la inspiración, fruto de la espontaneidad estampada por el pincel, la espátula y la contemplación de las estampas que se inician y jamás imaginamos como terminan. No me dejo atrapar ni por el estilo ni por la técnica, pienso que sería inaudito para un artista.

 

Inicios y actualidad       

Primer lugar: Artistas trabajando al aire libre

Primer lugar: Artistas trabajando al aire libre

Cuando “Guillo” apenas comenzaba a tener una vida de artista reconocido, atrajo diversos contratos muralistas públicos y privados, lo que (de cierta manera) le impedía realizar una especie de taller o escuela para transmitir su pasión artística. Pero siempre en sus viajes contó con muchas personas interesadas en aprender su oficio; “con orgullo hoy puedo decir que tuve ayudantes a los cuales les di oportunidad de mi conocimiento sin límites en su aprendizaje, sin discriminación de raza, pensamiento o religión que supieron aprovechar, y hoy en día son artistas que llevan plasmado en su ser mi sello a manera de escuela (“GUILLO”)” comentó.

Actualmente posee un taller donde produce la mayoría de sus obras, y transmite su arte como docente de artes plásticas en diversas universidades “yo soy su maestro… porque enseñar es dejar aprender” dijo. Además dicta talleres en diferentes barrios de la periferia de la ciudad de Medellín y en cualquier lugar donde sea difícil que lleguen las artes plásticas; siempre apoyado por la alcaldía, entidades gubernamentales y extensión cultural de algunas universidades.

 

G.L: ¿Qué piensa sobre la influencia del arte en la sociedad?

L.G.M: Creo que el arte es fundamental para la sociedad, ya que muestra lo que se piensa, se siente y se vive, es parte y es todo del todo lo que es la sociedad antes en el momento y hacia el futuro. Algunas de mis creaciones son concordantes con el tiempo y las diferentes metamorfosis artísticas.

 

G.L: ¿Intenta trasmitir algo con sus obras?

L.G.M: Si, intento trasmitir el viaje por la vida, porque con el arte la vida se hace más amable, me gusta trasmitir belleza, interrogación, tranquilidad, remembranza, tradición, cultura, huella, gozo, calma, alegría, frescura, paz, sosiego y bien.

 8

G.L: ¿Cómo funciona el proceso compra-venta de su arte?

L.G.M: Me atrevería a decir que incluso las obras que ni siquiera las he pensado ya las tengo vendidas. Mis obras las piden en todos los niveles: tanto en mi pueblo natal, como las ciudades de mi país y en el exterior. En cuanto a los pagos, conté con la fortuna de vivir en un mundo mediático y virtual donde el espacio y el tiempo se han reducido de manera tal que incluso, al momento del envío de la obra, ingresa el pago sin importar la distancia; aunque disfruto llevándolas personalmente o dándole a mis familiares el paseíto al sacarlas del país.

En este momento tenemos una galería virtual en la que exhibimos las obras dos artistas antioqueños: Luis Guillermo Mejía Vallejo y Juan Pablo Restrepo Mejía, que lleva por nombre: OBRAS DE ARTE y se encuentra ubicada en “Instagram”, apoyada por la página web donde mostramos nuestra obra y direccionamos a nuestros clientes.

 

G.L: ¿Qué tipo de clientes tiene?

L.G.M: Ellos son Amigos del camino, empresarios, coleccionistas a nivel nacional e internacional, instituciones del Estado, Universidades y todos aquellos que valoran mi obra como un fruto maduro que engalana sus lugares preferidos.

El cliente hace parte de nuestro trabajo, él se convierte en promotor y actor a la vez porque multiplica el resultado de nuestras obras.

Recuerdos

DOLOROSA Y PATRONA DE LOS TERCIARIOS CAPUCHINOS U LUIS AMIGO (2)G.L: ¿Alguna obra favorita o que lo haya impactado de alguna manera?

L.G.M: Es imposible, porque en muchas encuentro deleite y despensa para lo que hoy soy.

 

G.L: ¿Recuerda su primera obra? ¿Cuál fue?

L.G.M: Recuerdo dos obras, las llamé: Rodolfo y Rita; elaboradas en óleo, sobre papel tela y eran dos personajes de mi pueblo

 

G.L: ¿Tuvo algún tutor?

L.G.M: Si, todas las personas que han interactuado en mi vida han sido mis tutores, a ellos les debo lo que hoy soy

Vida

G.L: ¿Vive de este trabajo?

L.G.M: Si, y el arte vive en mí.

 

G.L: ¿Posee alguna inspiración o ídolo?

L.G.M: Solo el vivir es obligante a la inspiración….me influyen los clásicos

 

Un café con…

Mis grandes amigos, que gustan de tertuliar y pintar al brindis de un buen café colombiano.

Michelle Bolet
(Visited 2.984 times, 2 visits today)

Guayoyo en Letras