La alimentación sana es un derecho de todos
Niños venezolanos: entre la pobreza y la desnutrición

Niños venezolanos

Parece increíble que en pleno siglo XXI y viviendo en uno de los países más ricos de América Latina haya que hablar de niños desnutridos en Venezuela. Es indignante saber que nuestros niños se nos estén muriendo por falta de comida, cuando se supone que vivimos en un dizque “socialismo” doctrina política y económica errada que ha llevado a la pobreza reciente a casi todas las clases sociales de nuestro país.

Es precisamente por el modelo económico fracasado implantado por el Gobierno de Venezuela, que actualmente nuestro país enfrenta la peor de las crisis humanitarias de la historia en nuestra nación. Han sido numerosos los factores determinantes que repercuten en esta carencia de todo. La inflación, el desabastecimiento, la ausencia de medicinas son las principales causas de desnutrición y anemia en nuestros niños y lo que ha llevado a muchas madres en su día a día a una constante frustración e impotencia al no poder conseguir el plato de comida para sus hijos.

Son nuestras madres las que viven en este momento el drama de no conseguir con que alimentar a sus hijos y en el peor de los casos, verlos morir gracias a la pobreza extrema de la que muchas no se han podido escapar. Son ellas las primeras afectadas por este déficit alimenticio que mantiene en descontento a la sociedad.

Existe mucha preocupación por lo que es el contexto actual, el abastecer a una familia. La responsabilidad que tienen las madres de poner un plato en la mesa para sus hijos hoy en día se ha convertido en una pesadilla. Pero parémonos un momento a pensar en las familias que tienen niños pequeños y deben conseguir leche para ayudar al crecimiento sano de sus hijos.

Es importante recordar que la leche es un producto que no vemos desde hace tiempo. Su alto costo lo ha hecho inaccesible para todos, al igual los de la carne de res y el pollo. Ante esta crisis económica nuestros niños se han limitado al consumo de alimentos fundamentales, como las proteínas y los cereales que son los grandes ausentes del menú, sumado a la falta de hierro, zinc y ácido fólico también. Se trata de un fenómeno que está afectando a todo el país y el que lamentablemente aún parece no mejorar ni desaparecer.

 

Desnutrición infantil dice presente en Venezuela

hambrevzla

Miembros del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) aseguraron que en el 2016 está aumentando la mortalidad materna, la mortalidad infantil y el porcentaje de niños con desnutrición». Señalan que ya es frecuente llegar a hospitales y ver  pequeños con desnutrición grave y estiman que por cada niño que llega con desnutrición grave a un centro de salud, en una comunidad puede haber 20 niños más con una desnutrición moderada.

Las proteínas como pescados, huevos, leguminosas o granos y las carnes son el tipo de alimentos con mayores dificultades para su adquisición y los que han sufrido el impacto más alto de la inflación, por lo tanto las familias se ven limitadas a consumirlos y sobre todo las familias numerosas y de bajos recursos.

 

Se nos están muriendo los niños

Recientemente se conoció que a principios del mes de junio el hambre en Venezuela se llevó a tres niños, por el diagnostico de una desnutrición severa, Los pequeños eran alimentados con agua de arroz y harina con sal, lo que acabó con la vida de dos hermanitos y otra niña del sur de Maracaibo, específicamente de La Guajira, lugar que se conoce por sus paisajes áridos, sequías, temperaturas altas y de condiciones infrahumanas de vida, donde habitan comunidades indígenas. Según los voceros oficiales siete nuevos casos fueron detectados, con órdenes inmediatas de ser atendidos, sin embargo se reportaron que llegan a 18 los afectados por la escasez implacable que hay en este momento en la Guajira.

Esta terrible situación provocó un malestar social en los venezolanos y ha sido rechazado e injustificable porque nuestros niños se nos están yendo de este mundo a causa de un sistema político corrupto que lo ha arruinado todo, y pretende inventar falsas “guerras económicas” para no asumir con valentía sus culpas y todo este desastre que está lamentablemente dejando a madres de luto.

 

Posible solución

La crisis alimentaria evidentemente ha llevado a la población a adoptar una dieta de sobrevivencia. La salida más saludable es refugiarse en el consumo de verduras, frutas, hortalizas y legumbres pero la realidad es que también están presentando altos costos que llevan a los venezolanos a evitarlas y solo inclinarse por lo que esté más económico y se consiga, como la sardina, la yuca y el mango que de eso si encontramos en todos lados.

Tristemente, el mundo de hoy en día de nuestros niños y niñas, no es el mundo que queremos para ellos. Ante nuestros ojos cada día vemos la cruda realidad por las que pasan muchos de ellos y sus progenitores. Niñas y niños que atraviesan una crítica y difícil situación económica, moral, social y cultural, escenario al que debemos ponerle un alto y por los que no debemos dejar de luchar para que primordialmente no se nos sigan muriendo y para que los que nos quedan aún este plano podamos garantizarles un vida llena de gozo y sobretodo de buena alimentación, porqué como dijo nuestro gran poeta venezolano Andrés Eloy Blanco: Cuando se tiene un hijo, toda risa nos cala, todo llanto nos crispa, venga de donde venga…”

“Y cuando se tienen dos hijos se tienen todos los hijos de la tierra. Y es tarea de todos protegerlos”.

(Visited 3.682 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras