Ferrari y su posición en el mercado de autos antiguos y clásicos

Ferrari 250GT Lusso

En la actualidad, el coleccionismo es una forma de inversión que va en aumento y en especial el mercado de automóviles antiguos y clásicos, que está resultando una de las formas de inversión más rentables que existen. Incluso es más rentable que el oro, literalmente. Según números de la consultora británica Knight Frank de finales de 2015, a lo largo de una década el oro se ha revalorizado en un 254%, seguido de las obras de arte (226 %), las monedas (221 %), las estampillas (195 %),  joyas (163 %) y relojes (65 %). Sin embargo lo llamativo es que los automóviles de colección se revalorizan un 25 % en el primer año y llegan hasta el 111 % después de 4 o 5 años. Pero, si se tiene paciencia, es posible lograr una revalorización de hasta el 469 % luego de diez años, lo que indica que éste sin dudas es un negocio seguro.

En la lista top actual de los 100 automóviles más caros vendidos en subasta, figuran marcas como Rolls Royce, Duesenberg, Mercedes-Benz y Bugatti, pero Ferrari se lleva la corona con 53 de los 100 automóviles más caros subastados, lo cual es impresionante. Pero si lo llevamos a números más detallados, la posición sube: 9 del Top 10 (90%), 14 del top 20 (70%), y 30 del top 50 (60%), sin duda números muy elevados tomando en cuenta la edad y el historial de Ferrari, que por exitoso que sea, es menor que el de otros gigantes de mayor trayectoria… fuera de la pista, claro está.

Ferrari, líder en subasta y en ventas privadas

Ferrari también tiene el record del automóvil más caro vendido en subasta: un Ferrari 250 GTO de 1963 por la casa Bonham’s en agosto de 2014 por 34.650.000 US$; se suma el Ferrari 335 de 1957 que se vendió en el Retromobile 2016 por 31 millones de US$. Eso pone a Ferrari en las primeras 2 posiciones de la escala de automóviles más caros vendidos en subasta. Y por si fuera poco, es también un Ferrari el que tiene el record del automóvil más caro vendido en privado, además de ser el más caro del mundo, otro Ferrari 250 GTO de 1962. Ese ejemplar fue vendido en 2013 por 35 Millones de US$.

Pero revisemos en detalle estos 3 Ferrari poseedores del record de precios más elevados:

1) Ferrari 250 GTO, 1963.

El GTO fue un automóvil fabricado por Ferrari entre 1962 y 1963. Realmente era 250GT__la letra O se colocaba por la palabra “Omologato”__ ya que su configuración permitía correrlo en carreras y rodarlo en la vía pública. Es una pieza obligatoria en toda colección.

La pieza vendida posee una carrocería Berlinetta fabricada por Carrozzeria Scaglietti y responde al serial de chasis de motor No. 3851GT. Tiene el mérito de ser uno de los Ferrari preservados por mayor tiempo bajo un sólo dueño, 49 años! Salió de la planta de Maranello el 11 de septiembre de 1962 y es el número 19 de los 39 GTO fabricados. Sin embargo algunos puristas sostienen que antes de que este ejemplar saliera de fábrica, lo precedieron 2 automóviles GTO pero con motor 4 litros del Ferrari 330, por lo que lo consideran el No.17.

Su primer dueño fue Jo Schlesser, un corredor de carreras francés y, su último dueño Fabrizio Violati, quien lo compró en 1965 y lo preservó hasta el 2014 cuando lo puso en subasta.

El Automóvil posee un historial de carreras con múltiples victorias en competencias de GT y hasta en ascenso de montañas. Además, el automóvil no ha sido restaurado sino mantenido. Eso incrementa mucho más su valor. Fue subastado por la casa Bohnams en el mundialmente famoso Concurso de Elegancia de Pebble Beach en agosto de 2014, por 34,650 millones US$, lo que lo hace el automóvil más caro del mundo vendido en subasta alguna.

2) Ferrari 335 Scaglieti, 1957.

El 335  fue un automóvil de carreras fabricado entre 1957 y 1958. Sólo 4 se fabricaron, siendo la evolución del Ferrari 315S. Estaban equipados con un motor V12 de 3.8 litros, capaz de generar 390Hp y llegar a una velocidad máxima cercana a los 300Km/H.

El automóvil subastado responde al chasis 0674. Fue competidor en múltiples Grandes Premios entre 1957 y 1958, carreras como el Gran Premio de Suecia, el Gran Premio de Sebring, las 24 horas de Le Mans, la Mille Miglia, el Gran Premio de Venezuela y el Gran Premio de Cuba. Varios célebres conductores estuvieron al volante de éste ejemplar: Peter Collins, Sir Stirling Moss o Wolfgang Von Trips. En 1970 pasó a manos de Pierre Bardinon, un célebre coleccionista francés, conocido por tener una de las mejores colecciones de Ferrari, con más de 50 de los más curiosos y únicos ejemplares salidos de la fábrica de Maranello.

El pasado 5 de febrero del corriente año, fue vendido por la casa de subasta Artcurial durante el Retromobile de París, el evento más prestigioso de Francia que reúne las mejores colecciones de automóviles antiguos y clásicos de Europa y el mundo. El precio final de venta fue de 31 Millones de US$, el segundo automóvil más caro vendido en subasta. Se rumora que el comprador__cuyo nombre generalmente se maneja de bajo perfil__es el futbolista argentino Leonel Messi, aunque no se tiene de certeza de eso.

 3)  Ferrari 250 GTO, 1962.

Este ejemplar, responde al chasis 3505GT. El automóvil se entregaría al famoso piloto de carreras británico Stirling Moss , sin embargo, un accidente automovilístico  en abril de 1962, imposibilitó a Moss a volver a las carreras. A pesar de esto, el automóvil participó en varias carreras y finalizó las 24 Horas de Le Mans en 1962. Adicional a lo antes mencionado, resalta el color verde manzana con el que fue pintado originalmente, lo que lo hace más interesante, ya que es el único Ferrari pintado de ese color en planta. Su nuevo dueño, Craig McCaw es un empresario del mundo de las telecomunicaciones. Pagó 35 Millones de US$ por éste GTO, haciéndolo el automóvil más caro del mundo, el automóvil clásico más caro del mundo y el Ferrari más caro vendido en subasta.

Ferrari GTO 250, el más buscado y mejor cotizado de la casa.

El modelo más cotizado de Ferrari es el GTO 250 California Spider, del cual sólo se produjeron 106 unidades, 56 chasis largo y 50 chasis corto. De ellas, 13 unidades aparecen subastadas en el listado del TOP 100.

Algunos de los GTO 250 mejor cotizados son:

  • 1961 Ferrari 250 GT SWB California Spider $15,180,000.
  • 1960 Ferrari 250 GT California LWB Competizione Spider $11,275,000.
  • 1961 Ferrari 250 GT SWB California Spider $10,894,900.
  • 1958 Ferrari 250 GT LWB California Spider $8,800,000.
  • 1962 Ferrari 250 GT SWB California Spider $8,580,000.
  • 1959 Ferrari 250 LWB California Spider Competizione $7,260,000.
  • 1957 Ferrari 250 GT California LWB Prototype Spider $6,600,000.

Es probable que para el próximo siglo, Ferrari siga en la cima, gracias a una reducida producción de automóviles: 36 Ferrari GTOs, 106 Ferrari 250 GT California Spiders, 40 Serie I 250 GT Pininfarina Cabriolets y 41 Series II Cabriolets. A eso se suman cualquier otra cantidad de modelos Ferrari menos conocidos.

El Ferrari de Henry Ford II, otra rareza sin precio.

Precisamente, uno de esos Ferrari menos conocidos a los que hice referencia,  es un Ferrari 212 Barchetta (pequeño bote, en Italiano) de 1952 y que Enzo Ferrari le regaló a Henry Ford II en la época en la que se comenzaba a pensar en una fusión entre Ford y Ferrari. Este 212 estaba equipado con un motor V12 225 de 2,7 litros en vez del 212 original, un “regalo” adicional de Enzo a su coetáneo estadounidense.

Al final Ferrari rechazará la fusión entre ambas marcas, generando la rabia de Henry Ford II y la rivalidad entre ambas marcas en las carreras. Sin embargo y, a pesar de la rivalidad, Ford preservó el Ferrari y luego pasó a manos del Museo Petersen en Estados Unidos. Su mérito como pieza de colección se basa en su edad, el hecho de tener un motor fuera de serie montado en planta y su historia, además del hecho de que esté perfectamente preservado con pintura y hasta cauchos originales. Todo ésto lo hace pieza única. Si un 212 original puede llegar a los 20 Millones en una subasta, éste sin dudas superará por mucho ese monto.

Desde el punto de vista de un coleccionista, los Ferrari siempre son los mejor cotizados y más buscados, por su reducida producción, su performance, y su excelente mecánica, además de que la mayoría de éstos clásicos fueron construidos a mano. Se estima que en un futuro el carro subastado más caro sea una verdadera rareza, de los cuales quizás uno o dos lleguen a verse fuera de un museo.

Michel Rodríguez
Últimas entradas de Michel Rodríguez (ver todo)
(Visited 1.282 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras