Los diez libros favoritos de Héctor Torres

hector

Creditos: Luis Brito

Este “ciudadano neo-punk” caraqueño se ha desenvuelto como cronista (Caracas muerde y Objetos no declarados), novelista (La huella del bisonte) y cuentista (El amor en tres platos y El regalo de Pandora). También destaca su rol como promotor de la literatura a través de la fundación del portal web Ficción Breve y del Premio de la Crítica a la Novela del Año.

Torres preferiría que la siguiente lista se interpretase más bien como diez libros recomendados. Enumerar sus libros preferidos requeriría más de diez ítems; sin embargo, facilita los siguientes a beneficio de inventario.

Ficciones de Jorge Luis Borges

hector1

“Leer ficciones me produjo la misma sensación que me produjo ver Matrix. Hubo un cortocircuito en mi cerebro ante las posibilidades que ofrecían esos textos a la hora de hacer colisionar el sentido de “realidad” y de “ficción”. La erudición de Borges produce en estos textos una perfecta demostración de que la única herramienta de la que disponemos para contar el mundo circundante es la verosimilitud de las historias”. 

El enterrador de Thomas Lynch

hector2

“Un hermoso y conmovedor libro que se mueve entre el ensayo, la crónica, las notas acerca de la vida y la poesía. El resultado de que un poeta norteamericano, que tenga una agencia funeraria, se disponga a disertar sobre la muerte ya da una idea del resultado. Y es mucho más potente de lo que cualquiera pensaría. Es uno de los libros que más he releído en la vida”.

La maravillosa vida breve de Oscar Wao de Junot Díaz

hector3

“Junto Díaz me enseñó algo magnífico en esta poderosa novela: si vas a contar algo trágico y te pones trágico tienes una enorme posibilidad de perder al lector. Perderlo en el sentido de no poder alcanzar la mayor expresividad posible con lo relatado. Se trata de una novela desgarradora que te hace reír con dolor. Maravillosa”.

Retratos y encuentros de Gay Talese

hector4

“No soy muy adicto a las crónicas puras. Las consumo con medida. Quizá Retratos y encuentros sea la necesaria excepción a la regla. La sabia mirada de Talese, pero además la agudeza para describir la condición humana puestas de manifiesto en estos textos, demuestra que la buena crónica es buena literatura a secas”.

Cosas que los nietos deberían saber de Mark Oliver Everett

hector5

“Uno de mis libros de cabecera. No ostenta un estilo depuradísimo, pero este texto, parecido a una especie de diario de vida, ofrece algunos de los argumentos más demoledores que he leído a favor de la vida y la comprensión de que el dolor es fundamental para entender toda la clara dimensión de aquella”.

De qué hablamos cuando hablamos de amor de Raymond Carver

hector6

“Es el primer libro de cuentos que leí de este autor. Fue un estallido estético en mi cerebro que me demostró que, en el arte, menos es más. Luego descubriríamos que el “estilo Carver” fue creado por Gordon Lish, su editor, lo cual no le restó mérito al libro cuando lo leí en la versión “Principiantes”. Como sea, Carver era un gran narrador y uno de mis maestros”.

El emperador de Ryszard Kapuscinski

hector11

“Uno de mis libros favoritos a la hora de demostrar que la crónica busca lo que busca la literatura en general: ofrecer versiones de la vida que nos permitan hacernos una idea del mundo en el que vivimos. Kapuscinski hace buena literatura. El emperador nos cuenta la vida de Etiopía bajo el reinado de Haile Selassie, un personaje fascinante que logramos ver en su real dimensión gracias a un narrador excepcional”.

La vida que se va de Vicente Leñero

hector8

“Una hermosa novela que puso un día en mis manos Andrés Boersner, librero de Noctua, y sin tener idea de ella la disfruté enormemente, convirtiéndose una de mis preferidas. En ella, con una gran habilidad de narrador, Leñero acude a la Teoría de los mundos paralelos para mostrarnos todas las vidas posibles de un personaje, que es decir todas las vidas posibles que caben en nuestras vidas en cada decisión importante que podemos tomar. Leñero posee algo que admiro enormemente en un autor: gracia”.

La mujer que se estrellaba contra las puertas de Roddy Doyle

hector9

“Doyle construye en esta novela uno de los personajes femeninos más fascinantes que he leído en mi vida: Laura Spencer. Una muchacha que se casa con un gamberro de la cuadra y, en adelante, sabrá de qué se trata eso que llaman vida. Es una novela dolorosa, tanto que me asusta la idea de volver a leer, pero que dejó una huella indeleble en mí a la hora de construir personajes femeninos que se sientan de verdad”.

Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer de David Foster Wallace

hector10

“Uno de los autores más curiosos que he leído. Una inteligencia desbordada, un sentido del humor corrosivo y una mirada afilada sobre el entorno nos diseccionan un viaje en un crucero, desmontando todo el estúpido sentido del placer del hombre contemporáneo. Cuando ríes deprimiéndote de la condición humana, es que estás ante un autor con el talento de saber mostrarnos tal cual somos”.

(Visited 3.598 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras