El Renault del Titanic

renault_cb_1912_titanic

El naufragio del Titanic, uno de los desastres navales más famosos de la Historia, una muestra más del grado de exceso de confianza que el ser humano puede tener, generado por los logros de la Revolución Industrial, que llevó a la gente a creer que el R.M.S Titanic era un barco que “Ni siquiera Dios podía hundir”. En fin, es una historia super conocida con varias películas que la narran, lo que me lleva a hacer una mención: El film más reciente sobre ésta historia, Titanic de James Cameron (1997), es la película más precisa históricamente hablando, no sólo con el hundimiento como tal, sino al mostrar detalles reales pero desconocidos para muchos: El cocinero vestido de blanco que aparece en la escena del hundimiento del barco, Charles Joughin, la única persona que sobrevivió en el agua durante el tiempo que tomó llegar el primer barco para rescatar sobrevivientes, en parte por un muy severo estado de ebriedad. Pero otro detalle que me impactó en la película es un automóvil que vemos enganchado a una grúa al inicio del film y que luego veríamos en una de las escenas de amor más recordadas de la Historia del Cine: La mano en el vidrio empañado, ahí me quedaré… No en la escena de la mano, sino en el automóvil.

El automóvil

Según el manifiesto de carga del Titanic (Página nº 5), que estaba a bordo del Mauritania, otro barco de la misma empresa naviera, a bordo del Titanic iba un automóvil identificado en el manifiesto como «1 cs auto» se trataba de un Renault Type CB. Pero contrario a lo que vemos en la película, el automóvil no fue cargado y simplemente colocado en la zona de carga, sino que fue embalado en una caja de madera, de ahí que “cs” signifique “case”, caja en Inglés. No hay forma de saber si el automóvil estaba completamente armado o no ya que en otra página del manifiesto indica que iba en la zona de carga otra caja con piezas y partes de un automóvil, aunque no se detalla a qué automóvil pertenecen.

renault-replica

Al comienzo de la película vemos el automóvil enganchado y simplemente colocado en la zona de carga, realmente fue embalado en una caja de madera. 

El Renault CB era uno de los automóviles más lujosos de la marca, se fabricó entre 1909 y 1914 y tenía un precio de 275 Libras Esterlinas, el salario anual de un médico y el equivalente a 6 salarios anuales de un agricultor de la época. El precio aumentaba dependiendo de la carrocería que se montara sobre el carro. El Type CB estaba equipado con un motor de 4 cilindros y 25 Hp. y una transmisión de 3 velocidades con una velocidad máxima de 60Km/h.

Muchos han sido los intentos de tratar de al menos localizar el automóvil, ya que fue montado en una zona de carga ubicada en la parte delantera del barco (proa) y según la información obtenida luego de encontrar el naufragio (1ero de septiembre de 1985), la proa quedó en el lecho marino relativamente intacta. El problema es que llegar a la zona  es complicado, debido a que las vías de acceso a la zona de carga quedaron destruidas, adicionalmente, más de 100 años de agua salada que con toda certeza penetró la caja, podrían haber ya destruido el automóvil o buena parte de éste. El ejemplar sumergido con los restos del barco se presume que es de 1912 y según el manifiesto de carga, el Renault aparece en el manifiesto a nombre de un caballero llamado Carter W.E.

cargo-titanic

Un brochure de la White Star Line, muestra en el circulo la zona de carga en donde podían ir automóviles en el Titanic. Aún cuando esa zona quedó relativamente intacta, las vías de acceso a la zona quedaron destruidas.

El propietario

Carter W.E. es  William Ernest Carter, un adinerado estadounidense nacido en 1875 en Bryn Mawr, Pennsylvania y que viajaba en el barco con su familia. Según la lista de pasajeros del barco, Carter tendría el boleto de primera clase nº 113760 y le acompañaban su esposa Lucile Carter y sus 2 hijos, Lucile Polk Parker y William Thornton II Carter, además iban la empleada doméstica de la familia y su mayordomo, ellos se hospedarían en los camarotes B98 y B98, mientras que en 2da clase iba el chofer, Charles Aldworth.

mr-carter

William Ernest Carter, el presunto propietario del automóvil, viajaba con su familia a bordo del navío y sobrevivió al naufragio.

En la noche del 14 de abril, al momento del impacto los Carter se reúnen y la esposa Lucile logra abordar el bote salvavidas nº 4 con los hijos, pero dado que la norma de la época era “mujeres y niños primero”, los caballeros debieron esperar a que hubieran botes disponibles. Posteriormente Carter logra abordar un bote salvavidas, dado que en esa zona del barco no habían más mujeres ni niños, otro pasajero entró de forma escurridiza, Joseph Bruce Ismay, directivo de la White Star Line, la naviera propietaria del barco.

El primer reclamo a una aseguradora por daños a un automóvil

Carter aborda Carpathia, el primer barco que llega al rescate de las víctimas y posteriormente logra encontrarse con su familia, lamentablemente no se supo nada de la servidumbre ni del chofer. Varios días luego del naufragio, comienzan las investigaciones y procedimientos administrativos en contra de la empresa naviera White Star Line, incluídas las demandas de los pasajeros de una indemnización por daños a la propiedad privada, Carter también demanda por su automóvil, pidiendo un total de 5.000US$  como compensación por su vehículo, alegando que “la White Star Line había impactado su carro con un iceberg”. La naviera indemnizó a través de la empresa aseguradora Lloyds of London. Ésta sería la primera demanda a una aseguradora por daños a un automóvil y la única por haber impactado un automóvil con un Iceberg.

Las réplicas del Renault del Titanic

Hay más de 25 películas y 26 series de televisión alusivas al Titanic o en donde se mencione el naufragio, pero el film Titanic de 1997 es el único en el que se muestra el automóvil y es el que vemos tanto en la grúa como en la escena romántica de los protagonistas. Sin embargo no es más que una réplica sin motor, es el chassis de un Ford modelo T sobre el cual el taller Adams Custom Engines en el Estado de Nevada, construyó una carrocería de metal. Ésta réplica sería destruida en las escenas del hundimiento del barco. La información del automóvil fue adquirida por el Dpto. de Investigación de 20th Century Fox, la empresa cinematográfica que produjo el film y fueron quienes nos dieron datos de ésta réplica.

La otra replica existente si funciona, es un Renault CB con carrocería Coupé de Ville de 1912 y corresponde al número de chassis 34021. El automóvil fue hallado en un granero en 1980 por Barney Pollard, un famoso coleccionista estadounidense. En el año 2000 fue adquirido por otra persona, que quiso replicar el automóvil que iba a bordo del Titanic, para ello contactó a 20th Century Fox, quienes habían obtenido la información detallada de Lloyds Of London, la aseguradora que indemnizó a William Carter. La información provista por Lloyds detallaba el color, el tipo de carrocería, el color de la tapicería e incluso el color de los floreros que iban en el habitáculo, aunque no el número de chassis. El Automóvil se presentó al publico luego de restaurado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach en 2004 y en el de Amelia Island en 2005, la casa de subastas RM/Sotheby´s lo vendió por 269.500US$.

Otras indemnizaciones

Además del Renault, el Titanic llevaba otros artículos curiosos, una foto autografiada por Giuseppe Garibaldi, héroe nacional italiano, una “máquina de hacer mermeladas”, básicamente una rebanadora de frutas, una caja de gramófonos marca Edison, 2 barriles de Mercurio, 4 cajas de opio y unos únicos manuscritos de Sir Francis Bacon. Además de los cerca de 1500 muertos, 8 de los 12 perros registrados en el barco morirían en el naufragio.

Michel Rodríguez
Últimas entradas de Michel Rodríguez (ver todo)
(Visited 1.053 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras