El sistema 4×4, ¿cómo afectó a la humanidad?

foto-titulo

Al colocarle un motor a un carruaje e inventar el automóvil, libramos al caballo, al burro y la mula de carga de llevarnos de un lugar a otro, pero el caballo seguía siendo el “vehículo” perfecto para ir literalmente a donde fuera y las mulas y burros seguían siendo los “cargueros”, no dependían de una carretera o camino para llegar a donde fuera. Básicamente no se quedaban atascados en ningún lado porque tenían fuerza en sus 4 patas. Una vez entendimos y aplicamos este aprendizaje a un automóvil, nacía la tracción 4X4 y a partir de ese momento, el automóvil tendría el mundo a sus pies. Se estima que para el 2030, el 50% de los automóviles vendidos en el mundo serán 4×4, bien sean carros o SUV (Sport Utiliy Vehicle) o Vehiculo Deportivo Utilitario. Pero… ¿dónde comienza toda esta locura del 4×4?

Los Pioneros

Este aprendizaje no tardó en aplicarse. Para 1902 los hermanos Spijker en Holanda fueron los primeros en hacer un vehículo con tracción en las 4 ruedas, usado en carreras de ascenso de montaña (en carreteras). Pero sólo a eso se limitaron y otro tomaría la delantera. En 1906, el fabricante escocés Arrol-Johnston desarrolló un vehículo para el gobierno egipcio: era el chassis del modelo 38/45 sólo con el habitáculo y la parte trasera del chasis vacía, evitando que el automóvil se atascara en la arena. Otra versión del 38/45 sería el primer automóvil en llegar a la Antártida. La Expedición Nimrod usaría vehículos Arrol con plataforma para carga, «dientes» en las ruedas que ayudarían a la tracción en la nieve y un par de skis en las ruedas delanteras. Lamentablemente, el Arrol demostró no ser muy fiable, básicamente porque su motor no había sido probado a tan bajas temperaturas. No es sólo el primer todo terreno en llegar a Antártida, sino también la primera Pick-up de la historia, aunque no patentada ni masificada.

El Jeep Willys, Génesis de un nuevo mundo

Cierto es que durante las guerras es cuando más desarrollos han habido a lo largo de la Historia. La Primera Guerra Mundial (1914-1918) vio una muy tímida participación de vehículos 4×4, ya que se concentró en retomar y perder posiciones y los vehículos 4X4 eran básicamente camiones lentos y pesados. Pero, la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue diferente, fue una guerra de movimientos y velocidad y el Willys era un vehículo ágil, rápido y de uso táctico y reconocimiento. Así, la historia comienza a inicios de los 40, cuando el gobierno americano pide a los fabricantes automotrices que desarrollen un vehículo liviano multipropósito con ciertas especificaciones. Una de ellas era que fuera 4X4, es decir, con tracción en las 4 ruedas para poder moverse en cualquier terreno.

us_vehicles-558779-1-1

Eisenhower dijo que hubo 3 elementos que ganaron la guerra y el Jeep Willys fue uno de ellos.

El gobierno dio a los fabricantes 11 días para presentar propuestas, 7 semanas para construir un prototipo y 2 meses para fabricar 17 ejemplares para pruebas. El prototipo inicialmente aceptado era un diseño de un pequeño fabricante llamado American Bantam, que presentó el “Blitz Buggy”. Sin embargo American Bantam no podía producir las cantidades que se requerían, por lo que el gobierno le da los diseños a Ford y Willys para que fueran ellos quienes comenzaran a trabajar en la propuesta de Bantam. Finalmente fue Willys quien obtuvo el contrato, en buena parte porque ellos tenían el motor “Go Devil” que impulsaría al Willys y que sería más potente que lo que pedía el gobierno americano. Ford obtendría la licencia para producirlo junto a Willys. El Willys sería el mejor ejemplo del poder industrial estadounidense. Se fabricaron 363.000 Jeeps en Willys, 280.000 se fabricaron en Ford y poco más de 50.000 fueron fabricados en la Unión Soviética. El Willys sería visto absolutamente en todos los frentes de combate durante la guerra: Europa, el Pacífico, El frente ruso, África. Es más, se dice que en la mayoría de las ciudades liberadas o tomadas por los aliados durante la guerra, el primer vehículo que vieron era un Jeep Willys y no era para menos, si hablamos de un vehículo que podía ser llevado en avión a cualquier sitio. No por nada el General Eisenhower dijo que hubo 3 elementos que ganaron la guerra: El vehículo anfibio, el Douglas C-47 y el Jeep Willys. Willys fabricaría sus Jeeps en diferentes versiones hasta 1964 y utilizaría lo aprendido con el Jeep en otros vehículos. La marca sigue hoy en día fabricando el Jeep en múltiples variantes que para muchos, distan de su esencia.

Land Rover

El Willys ganaría una guerra pero desataría otra. Finaliza la Segunda Guerra Mundial y a lo largo del planeta hay Jeep Willys, regados por todas partes como excedente de guerra y servirían como guía para el futuro. Uno de esos Jeeps estaba en la granja de un caballero llamado Maurice Wilkes, quien a buscaba la manera de rescatar a su empresa, la Rover Company. La idea era crear un vehículo utilitario y agrícola para exportarlo durante 3 años, hasta poder tener materia prima para hacer carros. Wilkes toma como base un Jeep Willys que tenía en su granja y que obtuvo como excedente de guerra. Sobre el chasis construiría un vehículo con el volante ubicado en el centro y con conexión externa al cigüeñal, lo que permitiría conectarle implementos agrícolas. Nacía así la Land Rover en 1948.

carzero_lr_034_680x450_281-253112_680x450

La Land Rover era un vehículo sencillo, no decía nada ni de la cuenta bancaría o la masculinidad de su dueño, pero resultó ser un ícono del 4×4 en un mundo civil.

La Land Rover era un vehículo sencillo, no decía absolutamente nada ni de la cuenta bancaría o la masculinidad de su dueño, pero resultó ser no sólo un símbolo de Inglaterra, sino un ícono del 4×4 en un mundo civil. El Willys era 4×2 con selector de 4×4 mientras que la Land Rover era 4×4 constante y eso le gustó a la gente. Para difundir el nuevo producto, la Rover Company daba en préstamo las Land Rover a grupos que realizaban expediciones por todo el mundo. Se estima que el Land Rover fue el primer automóvil que aproximadamente un tercio de la población vio por primera vez y eso significó muchísimos potenciales compradores. Hablamos de mucha gente, todo el Imperio Británico y sus antiguas colonias. El impacto social de la Land Rover fue brutal, las Land Rover estaban en todos lados y se usaban en múltiples aplicaciones: transporte, ambulancias, se usaban para instalar postes de luz, telégrafo y teléfono, llevaban suministros a los lugares más apartados del mundo, apagaban incendios, ayudaban a preservar especies en peligro de extinción… en fin, la Land Rover era básicamente omnipresente y lo más interesante es que se estima que un 75% de las Land Rover producidas desde 1948 todavía andan rodando por ahí.

Land Cruiser

Pero como dice el dicho: “Si la Land Rover te lleva a lo más profundo de la selva, una Land Cruiser te saca de ella”. Luego de la Segunda Guerra Mundial, Toyota estaba en peores condiciones que Land Rover,  producía sólo 300 camiones al año y su producción de automóviles estaba prohibida por las fuerzas de ocupación americanas. Pero un nuevo conflicto en el Oriente le daría otra oportunidad a Toyota y nuevamente el Willys seviría de guía para dar vida a un ícono. La guerra de Corea (1950-1953), hizo que Estados Unidos enviara todos sus Jeeps al nuevo frente de batalla y dejó a los japoneses vulnerables, por lo que Estados Unidos permite a Japón crear una fuerza de autodefensa pequeña y equiparla con 1000 Jeeps. Inicialmente se le dan a Toyota las especificaciones y Toyota comienza a producir el nuevo vehículo, pero que difiere un poco de las especificaciones del Willys, pues era más largo y tenía un motor de 6 cilindros, a diferencia del 4 cil. del Willys. Esto hace al gobierno de ocupación considerar dar el proyecto a Mitsubishi, pero Toyota responde con audacia.

blogger-image-990133214

  “Si la Land Rover te lleva a lo más profundo de la selva, una Land Cruiser te saca de ella”.

En Julio de 1951, Ichiro Taira, piloto de pruebas de Toyota, sube hasta la 6ta de las 9 etapas de ascenso del Monte Fuji, un total de 2.2 km de ascenso, lo más alto que ha llegado un automóvil en ésa montaña. La prueba fue monitoreada por la nueva Policía Nacional Japonesa y se aprueba la fabricación del nuevo vehículo que llamarían Toyota BJ. Además se autoriza a la Policía Nacional la adquisición de 289 unidades para usarlas como vehículos de patrulla. La producción en serie comienza en 1953, pero no sin antes definir un nombre al nuevo automóvil. No se podía llamar Jeep porque el nombre era marca registrada, así que al Director de Tecnología de Toyota, Hanji Umehara se le ocurre llamar al nuevo 4×4 Land Cruiser. Para 1954 se comienza a comercializar la Land Cruiser con Land Rover como competencia directa, y con una ofensiva directa que en 1955 se inicia con la exportación del primer lote a Pakistán (antigua colonia inglesa) y Arabia Saudita.

Land Rover Vs. Land Cruiser

Para 1955, 4 de cada 10 automóviles importados desde Japón eran Land Cruisers y el número iba en aumento.  La principal diferencia entre la Land Rover y la Land Cruiser era que la Land Rover era hecha en la época en la que parte de tener un vehículo de exploración era ajustarle cosas aquí y allá, pero la Land Cruiser se hizó bajo la filosofía de que los automóviles debían ser confiables en todo momento, un criterio que convirtió a la industria automotriz  e incluso de las motos en una industria de “Plug and play”, no había que ajustar ni apretar ni lubricar nada, sólo te montas, enciendes y arrancas. Poco a poco Toyota con la Land Cruiser se va apoderando del mundo. Toyota acapararía más del 80% del mercado africano y 90% del mercado australiano, dejándole al Land Rover inglés sólo el 2%. Un punto para Toyota.

Justo en el auge de Toyota, Land Rover responde con la Range Rover en 1970, reconocida como el primer SUV de la historia, aunque yo en lo particular sostengo que la Willys Station Wagon es la verdadera SUV. Lo que sucede es que la Station Wagon no tuvo la publicidad que si tuvo la Range. La Range Rover tenía la particularidad de ser un vehículo con todas las capacidades de un 4×4, pero con una suspensión suave, frenos de disco y aire acondicionado, algo que para 1970 Toyota no podía ofrecer. Además, la Land Cruiser J50 que era la que podría competir con la Range, no podía hacerlo ni en términos estéticos ni del interior. Lo que es más, la Range Rover sería un ícono de la cultura de los 70 y 80, hacía que te vieras genial en una de ellas y eso no lo hacía ningún 4×4 de la época. Tiene además el mérito de ser el único 4×4 en pasar de ser una vehículo familiar utilitario a ser un vehículo de lujo, fue un ícono automotriz dentro y fuera de Inglaterra y Europa y a medida que iba evolucionando fue tornándose más lujosa. La Reina de Inglaterra tiene una. Lo más curioso es que logró incluso conquistar Hollywood, quizás la selva más atroz de todas. Son innumerables las estrellas de cine, música y hasta deporte que tienen no una sino 2 o 3 Range Rovers, sin dudas una hazaña increíble. Un punto para Land Rover.

Las Pick-up: Otra forma de 4×4

Toyota decide entonces enfocarse en un nuevo mercado, el Medio Oriente, en donde se vende un nuevo automóvil a partir de 1968, la Hilux, una resistente pick-up que además de poder llevar carga o gente atrás, tenía la tracción 4X4. Pero la Hilux  aparece en una época repleta de conflictos y movimientos subversivos en el Medio Oriente. Repentinamente comenzamos a ver cada vez más camionetas Hilux y vehículos Land Cruiser en manos de grupos rebeldes, que han instalado desde ametralladoras, pasando por cañones y lanza misiles. La calidad de Toyota en el aspecto militar la ha hecho preferida por muchas fuerzas armadas e incluso, resultaron ser tan efectivas que incluso hay una guerra  que tiene su nombre. Se conoce como la guerra del Toyota, un conflicto que reseñé en un artículo del 4 de sept. de 2016. Más recientemente hemos visto inmensa cantidad de camionetas Hilux y Land Cruisers en manos incluso del Grupo Estado Islámico, cosa que ha generado controversias en Toyota, llegando a cuestionar la integridad de la marca al suponer que Toyota financia el Estado Islámico, algo quizás poco probable. Pero más allá de la controversia, esto ha generado una buena imagen para Toyota y pensémoslo bien, si puedes rodar kilómetros y kilómetros con un cañón, ametralladora o lanza misiles atrás de tu Land Cruiser, puedes cargar lo que quieras.

Eso nos lleva a entender que el concepto de la Pick-up 4×4 es prácticamente perfecto, vas en el habitáculo protegido de cualquier posible amenaza, mientras en la parte trasera puedes llevar lo que sea: gente, un refrigerador, un lanza misiles, cualquier cosa cabe y no tienes la limitación del techo que si tiene una Range Rover o un Land Cruiser de los primeros modelos y al mismo tiempo puedes ir a cualquier lugar gracias a su tracción en las 4 ruedas. Pero el concepto de la Pick-up no es un concepto japonés, es un concepto netamente americano. Fue Ford quien las comenzó a fabricar en 1917 montadas en chasis de Ford modelo T y aunque la Hilux esté ya en su 8va generación y sea la más vendida en Europa, es la pick up Ford serie F, la que la supera con una producción de más de 30 años y 13 generaciones, además de ser el vehículo más vendido en Estados Unidos.

Más allá de quien la haya creado, las pick-ups 4×4 demuestran la versatilidad de éste sistema de tracción, que no sólo se han aplicado a vehículos todo terreno, sino que más adelante se fue implementado en automóviles. Ejemplos como el Audi Quattro, que establecería nuevos parámetros y estándares en el automovilismo o los casos del Mitsubishi Lancer y Subaru Impreza, dos automóviles completamente aburridos, que luego de un maquillaje estético y un sistema de tracción en las 4 ruedas, pasan a ser potentes máquinas de carrera al alcance de las masas, ya que por potentes y ágiles que sean, no dejan de ser automóviles de precio accesible, en comparación con vehículos deportivos de similares prestaciones.

No existe duda alguna de que el sistema 4×4 es por mucho el desarrollo automotriz más importante que se haya hecho sobre el automóvil: ha salvado las vidas y alimentado gente  en lugares recónditos, nos ha ayudado a conocer mejor nuestro planeta, ha derrotado ejércitos completos, ha brindado la libertad de ir literalmente a donde queramos y ha llevado a algunos a las sensaciones más extremas a bordo de un automóvil de carreras. El 4X4 está asociado a la mayor cantidad de sensaciones y emociones que hacen que el vínculo entre un carro y el hombre sean una de las relaciones más sólidas jamás conocidas. El 4×4 es por mucho el invento más influyente y de mayor impacto en el ser humano desde el invento del automóvil mismo.

Michel Rodríguez
Últimas entradas de Michel Rodríguez (ver todo)
(Visited 634 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras