El vuelo de los vampiros

El primero de enero, en horas de la madrugada, comenzó a mover sus engranajes el movimiento cívico militar que terminaría por derrocar al dictador. La madrugada del 23 el general Marcos Pérez Jiménez abordó el avión presidencial, identificado con las siglas DC-47-ATI, para abandonar el país con destino a la República Dominicana.

-Los días del terror comenzaron el 13 de noviembre de 1950, la mañana que el Presidente Carlos Delgado Chalbaud fue secuestrado en su camino a Miraflores y ultimado en una quinta llamada Maritza en la calle La Cinta de Las Mercedes. Pero eso es otra historia que le contaré en otro momento.-

Habla un testigo anónimo de los hechos afirmando que a partir de la muerte de Delgado Chalbaud el cerco sobre la prensa creció limitando la libre expresión. Los partidos fueron ilegalizados y muchos tuvieron que abandonar el país, aquellos que decidieron no irse al exilio para formar parte de la oposición en la clandestinidad terminaron presos o en la tumba.

-A Leonardo Ruiz Pineda lo tirotearon en San Agustín el 21 de octubre de 1952; Alberto Carnevali murió el 20 de mayo de 1953 en una prisión de Guárico a causa de un cáncer estomacal sin que se le permitiera asistencia médica; Antonio Pinto Salinas fue abaleado con una ráfaga de ametralladora el 11 de junio de 1953 cuando presuntamente intentó fugarse de las autoridades de la Seguridad Nacional. En menos de un año los tres principales dirigentes de Acción Democrática fueron asesinados. Todos sabían quién los mandó a matar y se hablaba de “ordenes superiores”, pero eso de decir nombres era castigado, así que la gente dejó de hablar sobre el tema y punto.-

Después de las muertes de Ruíz Pineda, Carnevali y Pinto Salinas la ciudadanía se sumió en el más sinestro letargo. Durante cinco años nadie quiso hablar sobre los pecados de la dictadura, pero la publicación del libro negro, obra de José Agustín Catalá, Ramón J. Velásquez y Simón Alberto Consalvi, entre otros, dio a conocer casos de corrupción de funcionarios así como lo que sucedía a todos quienes se oponían al régimen.

-Ese texto le abrió los ojos a mucha gente. Todos habíamos escuchado cuentos terribles, pero leer sobre torturas; relatos de desaparecidos; y los horrores del campo de concentración de Guasina en el delta del Orinoco son cosas que le revuelven el estomago a cualquiera.-        

Al preguntarle sobre los eventos del 23 de enero se le ilumina la mirada y sonríe. Dice que jamás había visto tanta gente junta o tan entusiasmada. Que aquel día fue apoteósico, pero me reafirma que lo interesante empezó con el sol del nuevo año.

-Fueron 23 días de angustia. Ese mes la inestabilidad afectó la vida de la ciudadanía en todos los ámbitos. El gobierno parecía estar más fuerte que nunca, especialmente después del plebiscito fraudulento del 17 de diciembre de 1957. Cuando escuché las noticias de la victoria del oficialismo pensé que todo estaba perdido y el general sería presidente hasta el día de su muerte.-

Al preguntarle como evolucionó el ánimo de la población de la desesperanza al vigor de lucha en las calles, me responde:

El plebiscito fue el error más grave que cometió Pérez Jiménez, para ese punto era obvio que deseaba perpetuarse en el poder. Su pretensión dividió la institución armada y dio un aire de rebeldía al movimiento opositor. Eso generó el alzamiento del primero de enero de 1958.-

Luego de comentar lo anterior me informa movimiento se originó gracias a un conjunto de factores. -Un grupo de militares esperaba un cambio institucional luego del plebiscito y estaba descontento con la situación; los sacerdotes hablaban en misa sobre el regreso a la democracia y clamaban por justicia social; los empresarios se mostraban molestos por el retraso del gobierno en el pago de sus acreencias; y los civiles en general estaban hastiados de los métodos de la dictadura. Esos cuatro elementos se juntaron bajo una misma causa.-

Según relata, el principio del fin comenzó a escribirse durante el festejo de fin de año en el Palacio de Miraflores. Esa fecha solía darse una recepción para empleados y amigos. Al día siguiente, en horas del mediodía, se realizaba el saludo al cuerpo diplomático. La recepción de fin de año fue todo sonrisas, brindis y música de banda, pero el saludo al cuerpo diplomático no pudo hacerse por los eventos acontecidos esa madrugada.

-A las cinco de la mañana dos aviones tipo vampiro, piloteados por los mayores Néstor Rodríguez y Edgar Suárez Mier, sobrevolaron Maracay comandando un escuadrón de dos bombarderos Camberra. Antes de las seis fueron escuchados y avistados los vampiros en Caracas. Era la señal que los rebeldes tenían tomadas las sedes de los medios de comunicación y la base en Maracay.-

Al parecer dos cosas salieron mal en la intentona. -El líder de la conjura en Caracas, gracias a una confusión al momento de descifrar el código de los mensajes, entendió que la acción se llevaría a cabo el cinco y no el primero; la otra fue que los Camberras atinaron a la sede de la Seguridad pero las bombas no explotaron.-

Pérez Jiménez se presentó de inmediato en su despacho, mandó a colocar batería antiaérea en Miraflores, el cuartel San Carlos y La Planicie, también dio la orden de disparar contra cualquier aeronave que pasara cerca de esos tres puntos.

-Con el vuelo de los vampiros nos dimos cuenta que el general tenía miedo y las fuerzas armadas estaban fracturadas. Ese día comenzamos a soñar que lo imposible era posible y seríamos testigos del colapso, entendimos que el tinglado se tambaleaba y había llegado el momento de sacudirlo por sus cimientos para que terminara de caerse.-

Jimeno Hernández
Últimas entradas de Jimeno Hernández (ver todo)
(Visited 521 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras