Reflexiones sobre lo vivido por nuestra generación

Cada generación ésta marcada por eventos que a la postre definen el carácter, comportamiento y actitudes de los individuos que viven esos acontecimientos.  

Iniciemos este recorrido reflexivo por el mundo antiguo, aquel que solo conocemos por los libros de historias y aquellos vestigios que podemos encontrar en algún museo. En ese entonces, los seres humanos vivían en constante guerra por causas, en su mayoría, expansionistas o religiosas. Cuando esas guerras culminaron, se dio paso a tiempos de paz, no muy prolongada, pero que servía para que los eruditos pensaran en cómo debería ser un mundo mejor. Posturas, que luego fueron utilizadas en revoluciones que marcarían el inicio de nuevos senderos, oscuros en un principio, luego plenos de luz, que en definitiva cambiarían el curso de la historia del mundo y de las concepciones más tradicionales de cómo debe ser gobernado un determinado territorio.

En la antigüedad se presentó la barbarie en su más amplia expresión. La inquisición, la colonización del nuevo mundo y las cruzadas, son una pequeña muestra de ello. En ese entonces, el mundo también atravesó por pandemias que no podían controlarse, la peste negra, es considerada por los historiadores como la más mortífera de todas. Atacaba sin distingo de color, clase social, pensamiento político o religioso. Infectaba tanto al pobre como al rico, al campesino y al terrateniente, al plebeyo y al príncipe, al pueblo y a la realeza, sin embargo, con el paso del tiempo y con la evolución natural de la humanidad se logró avanzar hacia nuevos caminos de prosperidad. Se descubrió el origen de la peste negra, que era producida por las ratas y las pulgas que proliferaban en las calles de las ciudades europeas, y finalmente se controló la pandemia. Luego de ello transcurrió casi un siglo para que la población europea, de ese entonces, recuperase su economía y su forma habitual de vida.      

Durante el siglo XX, las distintas generaciones se vieron afectadas por eventos ocurridos en aquellos años. La primera guerra mundial afectó mayormente a los países europeos, pero no quiere decir que en otras partes del mundo, no se haya sentido su repercusión. Las generaciones que vivieron durante esos años, siempre vivieron a la sombra de la gran guerra. En su mayoría sus conductas estaban movidas por acontecimientos ocurridos durante ese tiempo. 

Luego surge en Alemania el partido Nazi, y con ello estalla la segunda guerra mundial, con la invasión a Polonia. Así se inició el peor exterminio que haya visto la humanidad, el del pueblo judío. Durante esos años, el mundo vivió su tiempo más oscuro. Las atrocidades cometidas por los nazis y sus aliados en la guerra, hasta la fecha son vistas como los peores crímenes que pueda ser capaz de cometer el ser humano. Son horrores que perduraron por décadas en la mente y el corazón de los sobrevivientes. La segunda guerra mundial, en la actualidad es vista como aquello que nunca más deseamos se repita en el mundo. 

Las décadas avanzaron y con ello trajeron más y más guerras, la de Vietnam, Corea, Irak, Afganistán, Siria, por tan sólo mencionar algunas, y cada una de ellas dejaron huellas en los seres humanos que vivieron esos días.  

Latinoamérica, en el siglo XX, estuvo marcada por las cruentas dictaduras violadoras de cualquier derecho humano posible. Pérez Jiménez en Venezuela, Fidel en Cuba, Trujillo en República Dominicana, Videla en Argentina, Pinochet en Chile, y la lista continúa. Las generaciones de cada país latinoamericano, a la fecha, tiene huellas muy arraigas que han de dejado esos periodos dictatoriales. 

En Chile, aún se habla de las violaciones de derechos humanos de Pinochet. En Argentina, aún se lloran y se buscan a los desaparecidos durante los tiempos de Videla. En República Dominicana, aún se recuerda con tristeza el asesinato de las hermanas Mirabal, por culpa de la mano despiadada de Trujillo. En Venezuela, aún se habla del periodo perejimenista, algunos con nostalgia por aquellos días donde reinaba la seguridad en las calles y donde la infraestructura del país crecía vertiginosamente, otros por la represión cruel que ejerció su Seguridad Nacional en contra de cualquier persona que se le opusiera a sus designios. Ni que decir de Cuba, que aún ésta sumida en la pobreza, en la decidía y aún es gobernada por una mano cruel y violadora de derechos humanos.        

Cada generación ha transitado por eventos que han marcado sus vidas. Barbarie, colonización, inquisición, guerras, pandemias y dictaduras, han sido los grandes acontecimientos que han traído consecuencias para las diversas generaciones, y que han llenado el mundo de la literatura, la música, el teatro, el cine y la televisión de historias reflexivas, acerca de la evolución humana.   

Ahora bien, en estos tiempos modernos, han surgidos eventos que han ido marcando a nuestra generación, como lo son: el narcotráfico, el paramilitarismo y el terrorismo. La historia de Colombia, México y la reciente de Venezuela, se ha visto marcada por el narcotráfico. Han surgido figuras dentro de ese mundo criminal conocidas por todos como lo es Pablo Escobar, los hermanos Rodríguez Orejuela o el Chapo Guzmán, por solo mencionar algunos. El país vecino tiene una triste historia con respecto al paramilitarismo, situación que por su cercanía con nosotros, nos ha afectado en gran medida. El terrorismo, ha sido el tema del cual se ha escrito más en los últimos tiempos. Millones de personas han visto cómo sus vidas han sido afectadas, por culpa de ese mal que azota el mundo. Los norteamericanos, los españoles y los franceses, por citar algunos, han vivido en carne propia los más cruentos ataques terroristas que se conozcan hasta la fecha. 

En la Venezuela actual, han ocurrido eventos que han afectado a nuestra generación, y que de seguro marcará el destino de las venideras generaciones. Durante estas últimas dos décadas hemos sorteado vicisitudes negativas traídas por el sistema socialista.

El fraccionamiento de la población venezolana en bandos enemigos, situación nunca antes vista, y que tan solo ocurría durante eventos deportivos como lo son los enfrentamientos entre Caracas y Magallanes, pero sin mayor trascendencia más allá de una rivalidad deportiva. La más alta hiperinflación del mundo, que nos ha llevado de ser un país con enormes riquezas naturales a una nación con una población completamente empobrecida. La peor crisis de servicios públicos jamás vista en los países de la región. Las injusticias producidas por un sistema judicial carcomido hasta sus cimientos, que ha ocasionado que la libertad personal de muchos ciudadanos se vea afectada por decisiones injustas, la libertad de expresión haya sido silenciada en infinidad de oportunidades, y los derechos humanos hayan sido violados por quienes deben garantizar su efectiva vigencia. El asesinato, por parte de miembros de los cuerpos de seguridad del Estado, de cientos de estudiantes y manifestantes que buscaban durante los años 2014 y 2017 un rumbo distinto para el país. La pérdida día a día de la calidad de vida. La mayor masa de población migrante durante el siglo XXI en territorio latinoamericano, lo que ha producido centenares de casos de xenofobia en contra de nuestros compatriotas en suelo extranjero. Son solo algunos hechos que nuestra generación ha vivido durante estas últimas dos décadas. 

Cada uno de esos acontecimientos ha marcado el rumbo de nuestra generación. Estoy convencido que después de la tormenta viene la calma, para mayor muestra la población alemana que luego de la segunda guerra mundial, quedaron devastados como nación pero en los años siguientes, con mucho esfuerzo, llegaron a ser el país del primer mundo prospero que hoy en día es. Esos eventos nos harán más fuertes, nos harán más sabios, nos harán que veamos el futuro con otra perspectiva, nos harán que tomemos mejores decisiones, nos harán que en definitiva nos convirtamos en mejores ciudadanos. El camino no será fácil, estará aún lleno de obstáculos, pero debemos transitarlos, debemos ver esos eventos como aprendizajes para conseguir un país mucho mejor.         

(Visited 40 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras