¿Se avecina una nueva relación? ¡No compares!

Puede que te haya herido mucho en el pasado, sobre todo si ya tienes tus años encima y con ellos muchas vivencias dentro de las cuales probablemente tengas no una sino más heridas de amor; amores no correspondidos, maltratos, indiferencia con sus consiguientes duelos que te han llevado a acariciar el pensamiento de ¡ya no más!, prefiero la soledad, no quiero volver a pasar algo así, estoy mejor solo(a).

Sabemos que puede haber coincidencias entre los seres humanos pero… ¿personas iguales? Para nada, cada ser es único y, si te ocupas de comparar no solo te llenarás de amargura innecesaria sino que le harás daño a esa persona que se aproxima en tu vida y la consecuencia más probable es el fracaso. De esas experiencias anteriores lo que nos debe quedar es el aprendizaje, el saber que podemos manejar y cuales son los no negociables que se refieren a la disparidad con nuestros valores porque suelen culminar en conflictos y rupturas.

Desde la comparación viene la desconfianza, las dudas, el miedo, la ansiedad; y no solo me refiero a esa comparación con un ex sino que perjudicial también es comparar con relaciones de otras personas porque las ves más idílicas, más cercanas pero, ten presente que no es lo mismo lo que ves que lo que pasa dentro de casa, hay personas que se afanan en dar una imagen social que no necesariamente coincide con su realidad, y al fin de cuentas, una relación está para ser vivida, no comparada.

Liliana Castiglione

Liliana Castiglione

Psicóloga. Magister en relaciones Industriales mención Recursos Humanos. Conferencista.
Autora del libro "Amores en tiempos de Internet"
Liliana Castiglione

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras