Este Real Madrid no gustó nada, pero hizo la tarea

El parón obligado agarró a todo el mundo fuera de base. Absolutamente todos los sectores económicos sufrieron. Trabajar desde casa es la nueva normalidad.

Cuando el trabajo se hace sentado frente a un computador, trabajar desde casa es más o menos aplicable, después de algunos ajustes y retrasos, el trabajador retoma su rutina laboral. Sin embargo cuando el trabajo es de futbolista, la cosa cambia.

En promedio, el 30% del tiempo de entrenamiento el trabajo es netamente físico, que puede ser en conjunto o individual, el resto del tiempo se divide entre trabajo táctico y dinámicas grupales con balón. Durante la cuarentena, los jugadores profesionales solo pudieron hacer trabajos físicos, individuales y monitoreados virtualmente. Aparte de esto, algunas charlas por video hasta volver a Valdebebas, tres semanas antes del reinicio de la temporada.

Pareciera entonces que Zidane entendió perfectamente que el fútbol post-paro iba a ser diferente, más físico, quizás mas rácano, y por ende necesitaba ser mas simple. Por lo tanto el enfoque ha sido mucha rotación y solidez en la defensa, que los goles lleguen gracias al talento individual y a las debilidades del rival. Pero también mucha concentración y enfoque.

De los 25 jugadores de la primera nómina se sirvió de los 25, pues Areola y Nacho que habían sido los únicos que no habían visto minutos, aparecieron en la última jornada.

Viendo con detenimiento cada juego del conjunto blanco en esta nueva etapa, se puede observar las líneas algo más adelantadas, una salida más limpia desde la defensa y un equilibrio sin grietas en la media cancha, posesión intransigente, pases largos horizontales, recuperación rápida y no mucho más, salvo alguna escurrida de Vinicius por la banda y algún que otro vértigo en contraataque. No hay pases filtrados ni muchos centros al área, pues todos los equipos que han enfrentado al Real Madrid se refuerzan con hasta 6 personas entre defensas y contención.

La profundidad de la plantilla blanca, en mi opinión la mas fuerte de toda Europa, da libertades a Zidane para gestionar una rotación muy dinámica sin perder el control del juego ni poner en riesgo los objetivos. En algún momento se comentó que Zidane no era mas que un alineador con mucha llegada a los jugadores por su exitoso pasado como futbolista, cosa que los motivaba constantemente. Pero el francés ha demostrado que él y su equipo han dedicado mucho tiempo a planificar, a cuidar los detalles y a diseñar diferentes ordenes tácticos según el requerimiento del compromiso. El infinito talento de la plantilla permite a Zizou poder armar diferentes esquemas que jueguen a diferentes ritmos: mayor fuerza, mayor rapidez, mayor posesión, mayor control. Ha jugado con tres, cuatro y cinco mediocampistas, ha realizado cambios tácticos y sustituciones posición por posición, quizás fue el entrenador que mejor aprovechó la nueva regla de los cinco cambios.

A pesar de las rotaciones y la versatilidad, el francés ha mantenido un esqueleto durante toda la campaña: Courtois, Ramos, Casemiro y Kross jugaron 34 de los 38 juegos, Benzema -en plan estelar- jugó 36. Estos cinco jugadores fueron los verdaderos pilares del conjunto blanco.  Mención especial para Varane y Carvajal por su constancia y solidez en defensa; además el aporte de Modric en la última etapa dejó a todos boquiabiertos, pues el croata a sus 35 años todavía demuestra su valor y las razones por las cuales ganó el balón de oro.

Zidane se olvidó del buen estilo que exige el aficionado blanco y se orientó a la eficiencia, al desgaste del rival y a la gestión del sufrimiento. Eso también es fútbol, aunque los puristas lo nieguen mil veces.

Ahora, con la tranquilidad que te da tener ya un título en el bolsillo, tocan tres semanas para planificar la vuelta de octavos contra el Manchester City, un partido complicado pues la remontada de visitante es cuesta arriba, más al tener en cuenta la ausencia del capitán Ramos.

Lo que si queda claro es el rescate del Real Madrid de la mano de Zinedine Zidane, su regreso al banquillo significó, por ahora, otro trofeo para la conglomerada vitrina blanca. Veremos que pasa cuando enfrente a Pep.

Chapeau Zizou!

Avatar
Últimas entradas de Hector Torres (ver todo)

Comentarios

Comentarios