Los números no mienten

Si bien el fútbol no tiene tantas estadísticas como el béisbol o el baloncesto, las pocas mediciones que se manejan son lapidarias, sobre todo para los jugadores ofensivos.

Goles, Minutos jugados y asistencias son tres mediciones sencillas, claras e irrefutables.

Jan Hurtado, barinés de apenas 20 años, llegó al Boca Juniors hace un año procedente de Gimnasia y Esgrima, un equipo de medio pelo, pero donde destacó sutilmente en el subcampeonato de la Copa Argentina 2017-18, marcando un par de goles importantes, incluso uno para eliminar al club xeneize.

Boca Juniors -el club mas laureado del fútbol argentino y del continente- lo recibió con la idea de reforzar la ofensiva, pues la generación goleadora de Tévez, Zárate y Abila ya está por encima de los 30 años y se requiere sangre joven de cara al futuro próximo. El cuerpo técnico debió haber visto no sólo su portento físico y velocidad, sino algunos gestos técnicos que llamaron suficiente atención como para indagar y hacerse de los servicios del venezolano.

Pero como bien reza el título, los números no mienten, y el desempeño de esta primera temporada ha sido ciertamente decepcionante para nuestro delantero. En la liga argentina participó en 14 encuentros, 6 de ellos como titular, completando 636 minutos, lo que da un promedio de 45 minutos en cancha por partido. En esta ventana de oportunidades, Jan anotó apenas un gol y asistió otro.

Algún defensor de las causas perdidas podría decir que no sólo anotar o asistir es importante, que el fútbol no es tan básico, que existen otras maneras de generar valor dentro del campo. Si, es correcto, pero revisando otras estadísticas más rebuscadas tales como porcentaje de duelos ganados, faltas recibidas/cometidas o chances creadas nos dan cuenta de una pobre campaña, pues son más los desaciertos que los aciertos. Ni siquiera su porcentaje de duelos aéreos ganados fue positivo, a pesar de medir 183 centímetros. Ni hablar de las cuatro tarjetas amarillas recibidas.

Pero cuidado, este artículo no pretende desprestigiar a Hurtado ni mucho menos. El representa – a mi parecer – el futuro ofensivo vinotinto, sin lugar a dudas, pues recordemos que tiene apenas 20 años. Su referencia en la selección, por estilo, posición y fenotipo es Sergio Córdova, con 3 años de experiencia en el fútbol alemán pero también con pocos minutos y pocos goles.

Así las cosas, se plantea el debate sobre el devenir de Hurtado: ¿debe quedarse en el Boca Juniors un año más para seguir formándose y quizás asentarse en la plantilla? ¿O debe buscar oportunidades en equipos quizás de menos peso para obtener minutos? Hasta cuatro equipos han mostrado interés en el barinés: Talleres de Córdoba e Independiente de Avellaneda de la misma Superliga Argentina, Puebla y Cruz Azul del próspero fútbol mexicano.

Tanto Hurtado como su representante deberán analizar las opciones con mucho detenimiento, Jan es joven y no puede ser presa de la ansiedad, ha demostrado madurez y humildad en su corta carrera, por su bien y el de nuestra selección, esperamos que tome la mejor decisión.

Hector Torres

Consultor en Negocios. Gerencia del Deporte (FIFA CIES), Gerencia del Fútbol (Johan Cruyff Institute), Maestría en Administración de Empresas (Keele University), Ingeniero Civil (UCAB).

Latest posts by Hector Torres (see all)

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras