Archivo del Autor:

Últimos Artículos

¿Algo ha cambiado?

Dos son los peligros de este momento venezolano. La insensatez de la ainstrumentalidad, y la evasión de la realidad, tal y como es, sin clausulas condicionales, sin el arrebato de los deseos, sin la perversión del fiasco grupal. Tenemos que comenzar

El futuro no está escrito

Estamos en la peor de las circunstancias. Una inmensa tormenta se cierne sobre nosotros y no sabemos qué hacer. El país se sigue disolviendo en una crisis cuyos costos nadie quiere afrontar con seriedad propositiva. Persiste un lenguaje populista que provoca

Los tiempos de la servidumbre

¿Ha hecho usted una cola? ¿Ha estado en una lista para una operación quirúrgica? ¿Está buscando afanosamente una medicina que no encuentra? ¿Tiene usted cáncer en este momento y en este país? ¿Es diabético? ¿Tiene VIH? ¿Está desempleado? ¿Es, por casualidad,

Isabel Pereira tiene razón

Tengo el inmenso privilegio de estar cerca de Isabel Pereira. Por cierto, una prerrogativa gratuita, de mutuo afecto, de confianza entrelazada y de cercanía ideológica, un proceso en el que el tiempo ha permitido ese sosiego que permite asumir con alegría

Los perdonavidas

Nos hemos especializado en evadir las responsabilidades, somos demasiado indulgentes con nuestros fracasos y nos solazamos en concederle al adversario toda la conmiseración de la que somos capaces. No nos gusta llamar las cosas por su nombre, y resguardamos nuestras propias

Yacer en el fondo

“Ha sucedido, y por consiguiente, puede volver a suceder”. Con esta frase, sin adornos y sin rebusques, Primo Levi, una víctima del fascismo, advirtió sobre el fuste torcido de la humanidad. La historia es la vitrina de la crueldad humana. El

Crónicas de la realidad

La servidumbre totalitaria comienza cuando compramos mansamente la versión del régimen. Y frente a esa posibilidad, que se nos impone por la fuerza de la propaganda oficial, no queda otra opción que apelar constantemente a la realidad. Los datos están allí

Cambio de juego

El tablero ha cambiado. El juego político está en permanente mutación y nadie puede adjudicarse ganancias estables. Pero lo único que tenemos es este presente, un tanto desconsolador.  Somos la consecuencia de un desencanto generalizado con la última oportunidad de cambio

Carta de Santa a Nicolás

La verdad es que me queda poco tiempo, pero sobre todo poca paciencia. He dedicado buena parte de la agenda de este año a intentar comprender lo que en tu país está ocurriendo. La inflación más alta del mundo, una escasez

La política desde los principios

Venezuela no debería tener plan B. Aquí vivimos y aquí debemos dar la pelea para superar este trance tan duro, este socialismo ruinoso que se ceba en nuestra felicidad y que intenta transformarnos en siervos de un sistema que solo puede
Guayoyo en Letras