LA DIVINA COMEDÍA

Por Gabriel Núñez

 

tumblr m7yhtlXKFg1qfqhbfo1 5005.30am

Comienza la vida en la ciudad, el metro abre, los transeúntes ingresan, se desplazan libremente, unos van a pie, otros en carro, cola matutina, gente apretujada en los vagones y camioneticas, todos quieren llegar a sus respectivos lugares de trabajo o estudio, todos van con una marcha apresurada.

 

6.00am

Las cafeteras comienzan a servir su elixir que llena de energía a aquellos que se disponen a mantener vivos el engranaje de la ciudad, vendiendo, sacando copias, escribiendo informes, sea lo que sea, cada quien se encarga de su parte para ganarse la paga del mes.

 

7.00am

Lo que no se hizo ayer se trata de lograr hoy, la gente se mueve muy deprisa en la ciudad. El tiempo corre y la gente trabaja, de uno en uno, entran en la maquinaria de la ciudad, contribuyen a que todo siga en pie, cada pieza es importante, cada persona es útil, pero no imprescindible para el funcionamiento de la maquinaria.

 

El día toma forma, muchos a esta hora pueden pronosticar que tan difícil será su día. Diligencias, labores, compromisos, cosas por hacer que cada quien se encarga de cumplir por sí mismo sus compromisos.

 

Llegamos a este mundo desorientados, deslumbrados por la incandescencia de los bombillos del área maternal, donde una serie de enfermeras y médicos obstetras, nos esperan y dan la bienvenida con una nalgada a este lugar que llamamos hogar. Que con el tiempo toma diferentes nombres con los cuales nos identificamos y damos un punto de partida a lo que será nuestro día a día.

 

Vivimos en un país lleno de recursos que esperan ser explotados, de potencial esperando ser encaminados, de personas que luchan por conseguir algo que llaman felicidad, de ironías esperando ser parte central de un chiste. Basta con que usted se fije para que la ironía salte ante sus ojos. Somos participes de un sistema que no funciona, empujados por el bienestar individual de la quincena, despreocupados por aquellos que están a nuestro alrededor.

 

¿Cuándo fue la última vez que se preguntó si la persona que estaba sentada a su lado en el transporte público estaba pasando un buen o mal día como usted?

 

Muchas veces nos encontramos haciendo las mismas cosas que hacemos todo el tiempo. Llamamos rutina a la adaptación a un horario, a un contexto en función del tiempo. Llamamos escapar de la rutina: el salir de ese habitual ir y venir de un contexto al que estamos acostumbrados ya sea salir a pasear, ir al cine, tomarse unas birras o un café.

 

Pero adaptarse es un proceso natural en el ser humano, si pasas mucho tiempo en lo que has llamado tu escape a la rutina ésta se convertirá, tarde o temprano, en tu nueva rutina. Ejemplo de ello es cuando estás en un lugar desconocido, te vales de tu manera de relacionarte con el otro para conseguir una dirección, te vales de la rutina y conocimientos de la otra persona, dependes de ella para conseguir ese algo, hasta que te adaptas y ese contexto pierde relevancia, lo desconocido es conocido ahora y lo extraño es familiar. Te independizas del otro, te vales de ti mismo para conseguir lo que quieres.

 

Te adaptas a ese nuevo sistema. 

 

tumblr l6z6znObet1qz6f9yo1 500La adaptación es funcional, nuestra supervivencia como especie se la debemos a ella y a otras herramientas de las que nos hemos valido para seguir en pie.

 

En ese sentido el venezolano se ha adaptado a reír para no llorar distanciándose del otro para poder burlarse de la desgracia ajena. La violencia ha tomado un componente rutinario, la muerte de alguien ya no significa nada, la vida es menospreciada por el material, más vale celular en mano que la vida misma, mientras que la tecnología muere cada semana con un modelo nuevo y mejorado, nuestra sociedad muere cada día sin dejar una vista de una mejoría en un futuro cercano.

 

Dirán en este momento, pero claro que si lo hay, hay un camino para solucionar las cosas, pero precisamente ese es el problema que quiero atacar, dejamos en manos de los políticos la preocupación por el otro. Son ellos los que tiene que pensar por los que han sido marginados o se han marginado de la rutina. Dejamos en manos del políticos cosas que nosotros tenemos que solucionar como sociedad. El estado es un monstruo que tiene como fin proveer los medios y es el ciudadano quien debe preocuparse por hacer que estos medios funcionen y si no funciona cambiar de monstruo no le hace mal a nadie. Pero es muy cómodo esperar a que papá estado nos provea de cobijo, nos cuente un cuento y nos dé un beso de buenas noches para que podamos dormir tranquilamente, para levantarnos el día siguiente y hacer todo lo que tenemos que hacer.

 

Muchas personas en esta sociedad, donde los monstruos están al asecho en cada esquina, esperando un descuido para apoderarse de sus pertenencias, tienen que dormir con un ojo abierto y otro cerrado para cuidar lo poco que tienen. El miedo es un arma de doble filo, para muchos los mantiene alerta y activos para responder a las demandas del ambiente, a otros los duerme, los desmaya de forma repentina dada la excesiva estimulación del ambiente lo que hace que su sistema colapse y a otros los hace decir “Menos mal que no fue peor.”

 

¿Cuántos “menos mal que no fue peor” hacen falta ya?

           

La verdad es que nos hemos acostumbrado a muchas cosas, como los discursos de “Consumismo y Socialismo”, que no son más que una clave para el desastre donde uno depende del otro, no hay Yang sin Ying dicen los orientales. El hurto podemos verlo como el acto de una persona a consciencia de su situación social que busca mejorar su estatus económico, velando por intereses individuales. El robar, ya sea, un celular es evidencia de cómo algunos buscan lo que por otras vías mercantiles, y legales, no se puede. El asesinato por otro lado, parte de una concepción del ser humano como un ser material y de escasa importancia, la persona es vista como un acumulador que al matarle, o al deshacerse de quién retiene los objetos da luz verde para el saqueo de sus pertenencias. Me atrevo a decir que la culpa entonces, la atribuyo a una resolución entre ambos ideales en constante conflicto en la psique humana y con los que tiene que tenemos que liderar algunas personas, a algunos los llevan a asesinar para obtener de forma rápida lo que quiere, mientras que otros tenemos que invertir en tiempo y esfuerzo para conseguirlo. A mi parecer, es una forma revolucionaria de quién busca consigue lo que el acumulador o persona tiene.

 

Vivimos sin consciencia de que nuestras acciones afectan a los que están a nuestro alrededor de forma directa o indirecta, somos parte de éste sistema disfuncional que se tambalea como mejor puede y nos brinda un producto que aunque no es el mejor es el único que tenemos.

 

Es ahora momento de despabilarnos, salir de ese acostumbramiento, porque el día está por terminar de responder ante la demanda del ambiente que nos exige despertarnos, basta de seguir esperando a que un gobierno o persona “toda poderosa” nos cumpla una promesa que jamás llegará, el futuro es incierto y creer en el pasado que fue mejor que el ahora no nos ayudará, muchos pesimistas estarán de acuerdo conmigo cuando digo que esta sociedad dejó la civilización atrás hace mucho tiempo, pero al igual que Sócrates supero a la mayoría de los hombres que ignoran ésto y siguen viviendo en la comodidad de sus rutinas, sin preocuparse de lo que está ocurriendo. Incluso los mal altos edificios se construyen de un bloque a la vez, pero son muchos los trabajadores que ponen bloques a lo largo de la construcción.

 

Espero que esté sea un bloque que inspire a otros trabajadores y nos ayude a seguir adelante.

 

5.30pm

Me encuentro escribiendo, imaginándome a las personas que comienzan a ver sus relojes esperando que el día laboral termine para regresar a sus casas, encender la televisión y viajar a otras realidades.

 

Escapar de la rutina.

 

Los que hacen vida en la ciudad, regresan a sus puntos de partida, el metro abre, los transeúntes ingresan se desplazan libremente, unos van a pie, otros en carro, cola de regreso a casa, gente apretujada en los vagones y camioneticas, todos quieren llegar a sus respectivos hogares todos van con una marcha apresurada, porque la noche está por llegar.

 

6.00pm

Las cafeteras comienzan a cerrar ya nadie necesita de ese elixir que llena de energía a aquellos que se disponen a mantener vivos el engranaje de la ciudad, muchos trabajos nocturnos necesitan de otras sustancias para mantenerse despiertos.

 

7.00pm

Llegamos a nuestras casas, cenarán algo los que tienen con qué y se acostarán a dormir, muchos logran llegar a este punto pero otros mueren en el intento y los supervivientes del día de hoy rezan para tener suerte el día siguiente.

 

 Sin duda alguna, mañana será otro día para morir.

 

 

 

“A veces creo que nada tiene sentido. En un planeta minúsculo, que corre hacia la nada desde millones de años, nacemos en medio de dolores, creemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos, hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil.”

Ernesto Sábato – El túnel.

(Visited 55 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras