LA BRONCE

Por Viviana Cusi 

 

Pasión y dedicación, son dos de las cualidades que han llevado a Deiweif Stephenson, mejor conocida como “La Bronce”, a convertirse en una referencia del flamenco en Venezuela.

 

Marcia 2

 

Después de pertenecer a la compañía de Siudy,  “La Bronce” emprende su camino como solista, asumiendo riesgos que la han llevado a ser pilar de una serie de proyectos musicales, coreográficos, académicos y empresariales, que continúan creciendo.

 

Actualmente, Stephenson es la directora académica de su propio estudio de baile, “Dans Estudio”; maneja la productora “Ticatata Producciones”; es la principal coreógrafa y bailaora de la agrupación “Sonsoneo” y este año lanza su nueva compañía de baile, “La Bronce Compañía de Baile”.

 

Una Compañía de Bronce

BronceHabiendo pertenecido a una compañía y contando con el espacio físico para trabajar (Dans Estudio), La Bronce considera que es el momento de mostrar su propia madurez artística como bailaora, coreógrafa y líder, a través de “La Bronce Compañía de Baile”.

 

Basada en sus experiencias previas, Stephenson concibe su compañía como un espacio para la proyección, no solo de sí misma, sino de cada una de las integrantes de su compañía, respetando y valorando el potencial de su talento: “Cuando hablas de una compañía, no es solo ser la maestra de ese talento; es tener una visión más amplia… es un trabajo bidireccional, en el que se generan expectativas, tanto de ti hacia ellas, como de ellas hacia ti”.

 

Por esta razón, abre las puertas tanto a bailaoras de su propio estudio, como aquellas formadas en otras escuelas, afirmando “no busco personas que tengan solo una buena técnica. Prefiero trabajar con muchachas que, a pesar de no tener una técnica perfecta, tienen la intensión, la constancia y el corazón para trabajar. Lo demás se aprende”.

 

Al Ritmo de Sonsoneo

“La Bronce Compañía de Baile” se lanza al ruedo, junto a la agrupación flamenca “Sonsoneo”, en la principal sala rociera de Caracas: “El Jaleo”.

 

Sonsoneo, nace en el año 2003, con la intención de mostrar talentos individuales. A través del tiempo, esta agrupación ha desarrollado un sello musical particular y sigue estrechamente vinculado a los espectáculos de La Bronce. Tal es el grado de esta sincronía que Stephenson comenta “se trata de la unión de dos sentidos: la vista y el oído; la persona ve a la Bronce (en mi baile o en mi cuerpo de baile) y escucha Sonsoneo”.

 

Para la presentación de “La Bronce Compañía de Bile”, Stephenson afirma que “el mayor desafío ha sido conjugar en mi visión a las 9 bailaoras y a los 5 músicos. Que confluyamos en ese momento maravilloso, que es cuando bailamos”.

 

Marcia 4

 

Por si fuera poco, esta primera presentación en un espectáculo sin nombre. Stephenson explica, “cuando presentas un espectáculo, tienes que poner un nombre, pero eso es etiquetarlo de alguna manera. En esta oportunidad, quiero que cada persona lo vea y despierte en ella un sentimiento. Quiero que el público se compenetre al artista, para que genere la emoción. Que cada quien lo etiquete”.

 

Más allá del mensaje o la experiencia que La Bronce desea brindar al público, también se propone dejar en sus músicos y bailaoras, una reflexión como artistas: “Como líder, además, busco darles más razones a cada uno de los involucrados, para estar allí y hacerles ver por qué tomaron una buena decisión al escoger el flamenco como modo de vida. Es ver el flamenco como una respuesta”.

 

Crecimiento Mutuo

Una de las cosas que La Bronce busca a través de su trabajo en diferentes roles, es el generar oportunidades para otros. Cada uno de sus proyectos tiene como propósito la proyección de todos los involucrados, ya sean bailaores, bailarines o músicos.

 

IMG 0527 editadaSegún Stephenson “es un proceso complejo… cada uno de esos roles requieren mucho de tu tiempo: bailo, dirijo, soy productora, respaldo a otros artistas. Pero llega el momento en el que se te abre la oportunidad. Me dije “tengo que ser empresaria, emprendedora, hacer un proyecto que genere oportunidades para otros: liderazgo para otros y para mí misma”. Este pensamiento es el que la lleva a la creación de todos los espacios que dirige, en los que otros artistas tienen la oportunidad de desarrollarse.

 

Sonsoneo, es un espacio para los músicos; Dans Estudio, es la base para la formación de bailarines y el crecimiento, tanto de profesores como del alumnado; Ticatata Producciones, es la empresa en la que los productores trabajan y aprende. Asimismo, La Bronce Compañía de Baile busca, no solo proyectar a La Bronce como bailaora, coreógrafa y artista, sino también formar nuevas solistas. Stephenson añade, “lo haces en el momento en el que te lo planteas así y lo entiendes así. Si no generas nada para otros, puedes tener frustraciones. Es un poco filosófico pero de eso se tratan mis propuestas”.

 

Esta idea de “hacer para otros”, es lo que ha movido a Stephenson, a crecer como algo más que una figura individual, teniendo como principio básico el dejar una huella, no sólo con el flamenco como arte sino a nivel de ser humano.

 

(Visited 341 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras