De la viagra y otros aliños

viagra

Ver la cara que ponen los vendedores en  farmacias cuando una mujer dice: una caja de Viagra de 50 mg, por favor,  no tiene precio. Si el dependiente es hombre,  abre los ojos pero disimula, si es mujer, sonríe con picardía. El resto de los compradores escuchan con atención pero se hacen los locos, y es que todavía en nuestra  machista Venezuela, no se termina de digerir que los problemas sexuales son   asunto de dos. Pero hay más,  si quien pide la Viagra es mujer joven y bonita, el morbo comienza a rondar la cabeza de todos, si es hombre y joven, la lástima ensombrece el rostro de los presentes, pero si quien la solicita es un señor mayor,  la cosa se pone rochelera.

No es fácil, aun cuando la disfunción eréctil es más común que un resfriado, la sola relación con lo genital ya produce sonrisas y otras reacciones, pero siempre veladamente. Se habla en voz baja, se sonríe con discreción, se mira furtivamente, etc.,  se oculta, porque: hombre que se respete, muere con la bandera izada, y así escuchamos en tertulias  hembristas: si el hombre no arranca en las primeras de cambio, pa fuera!

viagra 3Pero este tema no es del siglo XXI, ya  la Biblia metafóricamente habla sobre la virilidad,  y el relato de Sansón y Dalila es uno de ellos; cuando Dalila le cortó el cabello a Sansón,  éste no solo pierde su fuerza física, sino su capacidad de erección, suponemos que esa fue la desesperación del pobre Sansón. En la novela de  D. H. Lawrence, El amante de Lady Chatterley, se devela, por qué una mujer como Connie cometió adulterio con un guardabosques,  simple, el esposo era mayor, parapléjico y por supuesto,  no levantaba ni con grúa.

El amante de Lady Chatterley 

Lo peor es que en el imaginario de casi todo el planeta, se responsabiliza a la disfunción eréctil de la infidelidad. Todo hombre que observe lentitud en su desempeño sexual, comienza a deprimirse, sospecha de su mujer, se preocupa, se estresa y busca remediar la situación, para ello, recurre a innumerables recetas que van desde  hechizos hasta la medicina natural, todo con el fin de evitar rumores,  deslices de  pareja  y lo más importante,  bromas al estilo de: esa flor ya no retoña,  que vienen de sus propios amigos.

Viagra 1 - El amante de Lady ChatterleyAsí, el hombre nunca se ha resignado a perder potencia en ese aspecto y desde tiempos milenarios, los afrodisiacos han ocupado buena parte de sus preocupaciones. Los antiguos egipcios usaban la Mandrágora, también conocida como la manzana de Satán, sabrá Dios cómo son  sus efectos para relacionarla con el Diablo. Los Indios o Hindúes,  expertos en las artes amatorias consumían Cardamomo para no quedarse varados en el kamasutra, y en América, los aztecas comían el fruto de  el árbol de los testículos, pues creían que potenciaba su líbido por la forma de este. En fin, todas las culturas han puesto su granito de arena para que la flor no se marchite.

En Venezuela, los mariscos supuestamente, no fallan a la hora del té.  Varón que baje a la playa  con su pareja, no puede dejar de comer  el poderoso Rompecolchón. Esta ensalada compuesta por calamares, pulpo, chichipi, etc,  es  100%  efectiva, dicen.

viagra 2 - MamajuanaPero sin ir muy lejos, en La Pastora, aquí en nuestra amada Caracas, se  consigue el afrodisiaco más potente y económico que haya parido la tierra, se trata de la Mamajuana, una bebida hecha a base de aguardiente cortezas y otras hierbas. Es ofrecida por Edgar,  El aromático, la vende rueda libre en su carrito de café por el módico precio de 150 Bs el vasito. Todos los días, Edgar recorre las calles del centro ofreciendo felicidad por tan poco dinero. Él asegura que con sólo tres tomas al día, los problemas de alcoba desaparecen como por arte de magia.

En estos días de escasez  y limpieza, no cabe duda, de que la Mamajuana es una buena alternativa, pero los escépticos de las hierbas no comen cuento y optan por la pastillita azul que afortunadamente,  no ha desaparecido de los anaqueles de las farmacias, así que para asegurar que la felicidad llegue rápidamente, se sacrifican y la compran,  pues el consumo de este maravilloso fármaco ha rescatado del aburrimiento a más de uno, y lo mejor, resucita matrimonios asesinados por la rutina y sepultados por la mala cama.  Lo que si llama la atención es ¿por qué  no se consiguen anticonceptivos pero si  la Viagra? Vaya usted a saber qué mano poderosa hace ese tipo de milagros. Lo cierto es que para algunos, mientras exista  Viagra, existirá la felicidad.

Francia Andrade
Últimas entradas de Francia Andrade (ver todo)
(Visited 972 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras