A.M: “Esto fue un galardón al trabajo que he hecho, pero el trabajo que he hecho, no ha llegado a su fin”
Amaury Mogollón: en Venezuela la presión de calle es fundamental

AmauryM

Los Victory Awards son unos de los premios más prestigiosos, dirigidos a  los consultores políticos de toda habla hispana. Se realizan cada año desde el 2011  y se llevan a cabo en Washington DC. En la edición de este año 2016  el joven  consultor político venezolano, Amaury José Mogollón sorprendió a todos al llevarse dos estatuillas; The Washington Academy of Political Arts&Sciences,  por el trabajo realizado en la industria del asesoramiento político en toda Iberoámerica.

Guayoyo en Letras tuvo la oportunidad de entrevistar al Licenciado Mogollón, acerca de su experiencia en  los premios Victory Awards 2016, sus  impresiones, planes a futuro y por supuesto, su opinión como estratega político sobre la situación política y social de Venezuela actualmente, entre otros aspectos.

Guayoyo en Letras. : ¿Cómo fue la experiencia en los premios Victory Awards en su edición 2016?

Amaury Mogollón: Fue una experiencia enriquecedora. Realmente compartir impresiones con las personas más importantes e influyentes de la comunicación política en Iberoamérica fue muy nutritivo, especialmente porque considero que todo el tiempo y en todo momento debemos estar aprendiendo e innovando en función de quienes ya tienen un camino más adelantado. Debemos respetar los que tienen mayor experiencia en está industria y aprender de cada uno de ellos.

G.L.: ¿Se imaginó usted recibir dos estatuillas por The Washington Academy of Political Arts&Sciences este año?

A.M.: Siempre estuve enfocado en la meta. Pero honestamente, aunque uno se imagina ser el galardonado, no sabe cómo pueden acabar las cosas, entre otras razones porque en las categorías para las que estuve nominado, la competencia era bastante reñida, contaba con adversarios de Argentina, Paraguay, México, España y Colombia, y al final los galardones fueron para mí

 G.L.: ¿Qué representa en su vida haberse ganado las dos estatuillas?

A.M.: Representa el resultado de mucho trabajo. Mayor compromiso porque significa que, en buena medida, desde mi Consultora Acción Polítik (@accion_politik), consultora especializada en Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno, estamos haciendo bien las cosas. En esta industria el trabajo de calidad es de vital importancia y eso se reflejó no sólo conmigo, sino con todos los galardonados.

G.L.: ¿Cuánto tiempo se preparó para este momento?

A.M.: Llevo la vida preparándome. Y no precisamente para el momento. Esto fue un galardón al trabajo que he hecho, pero el trabajo que he hecho, no ha llegado a su fin. No es el culmen como para decir que me he preparado sólo para este momento pues la preparación y el aprendizaje es constante en la vida en general. Vendrán más propuestas, más proyectos, más clientes y más victorias. Por lo tanto, no pasé tiempo preparándome para este momento. Me preparo pues porque de eso se trata este mundo en la política y de la vida misma.

G.L.: ¿En qué otra área le hubiese gustado ser galardonado?

A.M.: Me hubiese gustado ganar en la categoría Campaña del Año. Para esa categoría estuvimos nominados con una campaña a gobernación que realizamos el año pasado en Colombia. Allí, arrancamos el proyecto con un 7% de intención de voto y para muchos era un proyecto inviable. El día de la elección logramos obtener la victoria con el 29% y hoy en día ese Departamento tiene gobernando a la primera mujer por elección popular, quien viene realizando un trabajo de altura muy interesante en cada uno de los Municipios del Departamento, demostrándole a la ciudadanía que las mujeres pueden llegar a gobernar mejor que los hombres.

G.L.: ¿Para lograr este sueño tuvo que abandonar o sacrificar otros?

A.M.: El principal sacrificio que he tenido que hacer es estar lejos de mi familia, y lógicamente, de mí querida Venezuela.

 G.L.: ¿En qué pensaba minutos antes de ser galardonado?

A.M.: En que el premio sería el resultado de 6 años de arduo trabajo como consultor en comunicación política, campañas electorales y el reflejo de un trabajo que se hace con cariño, con pasión, con esfuerzo, con profesionalismo y recordando siempre de donde vengo y a donde quiero llegar.

G.L.: Después de este logro, ¿Cuáles son los proyectos a corto, mediano y largo plazo?

A.M.: Académicos y profesionales. Estoy trabajando en alcanzar el doctorado en Comunicación Política, además de hacer esfuerzos para que Acción Polítik crezca por Latinoamérica, y adicionalmente trabajar (como de hecho ya estoy haciendo) en una campaña presidencial…

G.L.: ¿Qué recomendación les daría a los jóvenes Venezolanos que como usted, tienen la pasión para realizar consultoría política, pero no tienen los recursos para hacerlo?

A.M: Mira, a pesar de las adversidades que existen en Venezuela que le echen muchas ganas pues de lo que se trata es de demostrar para lo que están hechos. Lógicamente cuando emprendí este proyecto, Venezuela no tenía las condiciones que hoy día, pero siempre hay un boquete por dónde meterse. Esto es cuestión de trazar la ruta a seguir y hacer todos los días los esfuerzos necesarios para ir materializando sueños y creciendo dentro de la industria. Siempre he estado disponible para apoyar a todos esos jóvenes que sueñan con ser consultores y no cuentan con una asesoría o acompañamiento profesional.

Errores en los discursos

En Venezuela la situación económica, política y sobre todo social se ha visto deteriorada en los últimos años, existen dos sectores que sueñan con adquirir el poder completo de la nación y sobre todo, convencer a los venezolanos de que son su mejor opción de calidad de vida. Sin embargo, ni el oficialismo, ni la oposición, han logrado ganarse al pueblo por completo. Se considera que puede estar relacionado con el discurso que ambos ofrecen.

G.L.: En su opinión como estratega, ¿el discurso oficialista se contradice así mismo? ¿En qué aspecto?

A.M: El discurso político es contradictorio en la medida en que hoy dice representan los intereses del pueblo venezolano. Sin embargo, no actúa en esa medida, actúa vulnerando el bienestar de los ciudadanos con todas las medidas políticas y económicas que toma. Cada vez la ciudadanía está más desamparada en cuestiones básicas como alimentos y medicinas. Cosas que no deberían, en una democracia sólida preocuparías.

G.L.: ¿Por qué a la oposición le cuesta tanto recibir apoyo de esa parte del pueblo que dice apoyarlos al 100%?

A.M.: No creo que a la oposición hoy en día le cueste recibir el apoyo. Respecto de esto están los estudios de opinión que la ubican con muchísimo respaldo para arrebatarle la presidencia a Maduro a través del Referéndum Revocatorio. Lógicamente hay mucho descontento hacia el gobierno y creo que la oposición poco a poco y superando los errores del pasado, ha sabido ir aglutinando los apoyos necesarios. Un claro ejemplo es el trabajo que vienen realizando varios partidos políticos de oposición en las zonas populares, se han metido donde el voto del oficialismo era duro y han logrado captar muchos seguidores.

G.L.: En el año 2013 usted comentaba que el oficialismo estaba bastante débil, ¿por qué cree que aún se mantienen en el poder?

A.M.: Fundamentalmente por el control férreo de las instituciones. Actúan dirigidas por lo que el ejecutivo dictamina. De lo contrario, Maduro ya no sería presidente de Venezuela.

Sin revocatorio hasta nuevo aviso

Como usted sabrá en Venezuela se espera realizar un revocatorio al actual presidente Nicolás Maduro. Hace algunos días se conocieron las tan esperadas declaraciones de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena, en las que quedaron muchas dudas sobre la fecha en la que se ejecutará la recolección del 20% de las manifestaciones de voluntad para activar finalmente el proceso para la activación del proceso electoral. 

G.L.: De acuerdo con esto ¿Cuál cree que debe ser la postura que debe tener la oposición con respecto los anuncios de la presidenta del CNE?

A.M.: Leí por estos días a Luz Mely Reyes y en parte estoy de acuerdo con su postura: La oposición creció pues Tibisay Lucena no negó el Referéndum, lo que hizo fue titubear y dar “argumentos” por los cuáles sería inviable llevarlo a cabo en 2016, es decir, las presiones han servido de algo. Algo que es interesante: la oposición debe hacer los llamados correspondientes a la población. He leído con interés a diferentes vocerías en las que manifiestan a la gente que el Referéndum no pertenece al CNE sino a ellos y lo veo como una forma bastante interesante de hacer que la gente se adueñe de ese mensaje, pues la presión de calle es fundamental para lograr los objetivos.

G.L.: ¿Cuál sería la estrategia de presión necesaria para que se recolecte ese 20%?

A.M.: Mucha ciudadanía comprometida. Los mensajes deben ser claros e inequívocos a la hora de comprometerlos en este proceso que se vislumbra largo y tortuoso. Las maquinarias y todos los miembros de la MUD con aspiraciones legítimas, deben hacer un verdadero bloque unitario ante esto. Fíjate que dieron buena señal, al estar todos comprometidos con la fecha del 1 de septiembre para la movilización hacia Caracas. Sin embargo, considero que deben tomar medidas de presión desde ya. Internacionalmente, la OEA se pronunció respecto de esto, cosa que también es positiva.

G.L.: ¿Cree usted posible que se realice el revocatorio?

A.M.: El Referéndum Revocatorio está plasmado en la Constitución. Eso parece una obviedad. Sin embargo, puede hacerse: con organización, con unidad y discursos apropiados que presionen institucionalmente para que el CNE no siga vulnerando la voluntad popular. El juego de poderes en el seno del oficialismo es muy fuerte y conocen que hacer el Referéndum Revocatorio es prácticamente la desaparición del PSUV de la escena política por un buen tiempo.

G.L.: Si tuviese la oportunidad de asesorar políticamente al presidente de Venezuela Nicolás Maduro ¿Cuáles serían los dos primeros consejos que le daría?

A.M.: No asesoraría a Nicolás Maduro, aún si tuviera la posibilidad. Sin embargo, si le daría un par de consejos: El primero de ellos que renuncie pues todas las herramientas para hacerlo están en la Constitución. Cuando un gobernante, desde sus inicios tiene problemas de legitimidad, como ha sido el caso de Nicolás Maduro, las cosas no le pueden salir bien. Su legitimidad de origen está terriblemente empañada desde que, el TSJ dijo que él si podía ser candidato presidencial y luego, con la elección del 14A, más dudas se generaron de su legitimidad. La legitimidad de ejercicio no ha podido ser más desastrosa, con lo cual, lo más salomónico que puede hacer a estas alturas, es renunciar pues, en el ejercicio de la administración pública es un incompetente a carta cabal. El otro consejo, que abandone el país. Que se marche y permita que para Venezuela y los venezolanos haya un nuevo amanecer.

G.L.: Si tuviese la oportunidad de asesorar políticamente al presidente de la Asamblea

Nacional Henry Ramos Allup ¿Cuáles serían los dos primeros consejos que le daría?

A.M.: Le asesoraría en su preparación para un gobierno de transición, un gobierno que invoque el sentir de la gente a través de la reconciliación. Debe gobernar en un país en el que todos los venezolanos se sientan y estén verdaderamente incluidos. Los electores chavistas que pudieran sentirse excluidos deben ser bienvenidos en una propuesta de amplia base para traer la reconciliación al pueblo venezolano que tanta falta le hace. Mis consignas de asesoramiento hacia Henry Ramos Allup girarían en torno a la reconciliación e inclusión de todos los sectores de la sociedad, así como relaciones cordiales con la oposición que pueda sobrevivir a la hecatombe del PSUV.

Para conocer más sobre la vida del consultor político Amaury Mogollón, los invitamos a seguirlo a través de sus redes sociales:

 Facebook: Amaury Mogollon

Twitter @amaury2206

Instagram: @amaury2206

Sarai Ortega
(Visited 1.120 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras