Ganó el fútbol

A casi una semana de la entrega del Balón de Oro al croata Luka Modric, todavía hay polémica en los medios y en las redes sobre el merecimiento de este premio. El Balón de Oro, premio que organiza la revista France Football desde el año 1956 es otorgado todos los años al considerado mejor jugador del año calendario según la votación de cientos de periodistas. La única base de cálculo existente para llegar a los puntos finales es que cada periodista puede votar por cinco jugadores y se le otorgan seis, cuatro, tres, dos y un punto según el orden de la votación. A partir de ahí la escogencia de los jugadores y el orden es total y absolutamente subjetivo y sujeto al criterio deportivo de cada periodista.

Los últimos diez años hemos sido testigos de un mano a mano entre Messi y Cristiano Ronaldo, terminando con cinco galardones para cada uno, incluyendo 6 ediciones donde el galardón fue votado por una mezcla de periodistas, entrenadores y jugadores, gracias a la alianza entre la FIFA y la revista France Football.

Sin embargo, se ha vuelto cansina la revuelta mediática posterior a la entrega del premio, los Iniesta, Xavi, Pirlo, Casillas, entre otros recientes, nunca recibieron este premio a pesar de contar con todos los méritos individuales posibles.

Este año, especial por ser año de Mundial de Fútbol, no fue la excepción. Los 176 periodistas acreditados eligieron al croata con marcada diferencia por encima de Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann, a pesar de tener muchos menos goles, menos asistencias y no ganar la copa del mundo. Pero en lo personal creo que los periodistas decidieron premiar al futbol de creación y equilibrio, no al último pase sino al penúltimo, decidieron observar el peso que tiene cada futbolista en sus equipos y su contribución real a los logros colectivos, creo que por fin entendieron que jugar bien al futbol no es solamente marcar goles, sino hacer una pausa, un giro o un quite en el momento oportuno, y además mantener este nivel tanto en su club como en su selección nacional.

Luka Modric tuvo ochos meses para enmarcar, incluyendo el mes de diciembre del 2017 donde obtuvo el premio al mejor jugador del Mundial de Clubes. Su aporte en la consecución de la decimotercera Champions League para el Real Madrid y su liderazgo en el mundial de Rusia, llevando a una desconocida selección croata (solo el y Rakitik son considerados elite) a una final contra la todopoderosa Francia, jugando hasta 3 prórrogas y dos definiciones por penal son razones sobradas para su elección. Modric conduce los hilos de Croacia y Real Madrid con cabeza fría, su posición táctica le obliga a ser la transición tanto vertical como horizontal, todas las pelotas pasan por Modric. Tímido, familiar, poco mediático y con 32 años, Luka es el primer croata en conseguir este premio y según palabras de él, se alegra de que alguien “normal” pueda ganar el galardón, haciéndole un guiño a Messi y Cristiano.

El nivel físico y futbolístico del balcánico bajó después del mundial, pareciera que a sus 32 años el agotamiento mental y emocional de tantos premios obtenidos han tenido peso específico, por ello tanto polvo ha levantado esta premiación, pues los fanáticos tienen siempre la memoria corta.

En fin, premio merecido, ganó el fútbol.

Avatar
Últimas entradas de Hector Torres (ver todo)
(Visited 68 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras