¿Son convenientes las terapias de pareja?

La terapia de pareja se ha en una excelente alternativa ideal para contribuir a solucionar los problemas que puedan surgir entre dos personas que se encuentran en una relación independientemente del nivel que sea, es decir, novios, concubinos, matrimonios, etc. Y, mediante ella el objetivo es resolver la distancia y dolores producidos fundamentalmente por fallas en la comunicación, formas y acuerdos que ponen en riesgo la continuidad de la relación, o en el peor de los casos llegar a separaciones los más llevaderas posibles.

¿Toda pareja con problemas puede resolver con terapia?

Para que la terapia funcione se requiere de la presencia de una serie de elementos:

  • Conciencia de la existencia de un problema en la relación y compromiso para revisar creencias y conductas que puedan resolverlo.
  • Deseo de trabajar en terapia para salvar la relación y de realizar los esfuerzos necesarios para resolver lo que en el momento los separa.
  • Entender que todas las relaciones tienen momentos difíciles, momento que nos hacen pensar que el amor se acaba pero que si sabemos manejarlos podremos obtener una relación incluso más sólida que antes.

¿Cuándo no  funciona  la terapia de pareja?

Cuando están presentes estos elementos sin disposición a cambiar

  • Resentimientos acumulados
  • Imposibilidad de perdonar
  • Desinterés en mantener la relación de pareja
  • Violencia física o psicológica

¿Hay un tiempo promedio en el cual se manifiestan las dificultades de pareja?

En este sentido hay opiniones diversas, algunos dicen que suelen ocurrir la fase de enamoramiento o despliegue neuroquímico, otros dicen que a partir de los tres años, pero lo que realmente es cierto es que el tiempo y la rutina pueden hacer mella.  Eso ocurre con todo en la vida, las telas con el tiempo se desgastan, los artefactos eléctricos se dañan, el cuerpo se afecta y el amor no es una excepción. Entendiendo esto el siguiente paso es comprender que estos problemas deben ser atendidos a tiempo, antes que sea demasiado tarde.

Algunos expertos afirman que las dificultades comienzan a manifestarse a partir del tercer año de relación, otros extienden el tiempo de amor incondicional en el rango de los cuatro a siete años. Lo cierto es que a medida que avanza el calendario la convivencia comienza a experimentar los problemas de la cotidianidad, principalmente de comunicación entre los miembros de la pareja, que deben ser solucionados antes de que sea demasiado tarde.

¿Cuáles son los motivos más comunes de los problemas de pareja?

Diferencias de personalidades donde cada quien busca que su punto de vista prevalezca sobre el otro como si su verdad es “la verdad absoluta”. Cuando las diferencias se asocian a valores la situación se torna más complicada que cuando hablamos de preferencias distintas.

Problemas de comunicación, en especial cuando estas son escasas, poco empáticas, jugar a las adivinanzas donde se espera que la otra persona lea la mente, demoradas, acumuladas hasta que un buen día estallan en forma de explosión.

Pérdida de la confianza motivada a acuerdos no cumplidos, mentiras, infidelidades y, siendo la confianza un pilar fundamental del amor suele ser una de las áreas más delicadas que de no resolverse puede llevar a la ruptura.

Emociones agobiantes como el stress, ansiedad, nerviosismo y otras producto de las dinámicas del día a día pueden llevar a uno o a ambos integrantes de la pareja a un caldero de agua hirviendo que reduce la tolerancia y pude provocar estallidos en los cuales podemos hacer daño.

Pérdida de la privacidad por la incorporación al núcleo de pareja de otros integrantes de la familia como los padres, primos, amigos e incluso la llegada de los hijos, en especial cuando afectan la calidad de tiempo que ambos pueden darse.

Responsabilidades del hogar y económicas pueden ser otro factor detonante de conflictos en especial cuando hay un desbalance entre lo que asume cada integrante, y las diferencias en cuanto al manejo de la economía cuando no son consensuadas y por ende uno de los dos toma decisiones a espaldas del otro.

Diferencias en el interés sexual o apatía, muchas parejas se quejan que la otra parte no les da lo que requieren e incluso lo usan como justificativo de infidelidades, otros abandonan la intimidad sexual en la relación (se estima un 30% de las parejas) transformando la misma en una naturaleza distinta a la que caracteriza a una pareja que se ama.

¿Cuándo acudir a una terapia de pareja?

A terapias de pareja se puede acudir en cualquier momento donde ambos se sientan incapaces de solucionar los problemas. Lo importante es que la misma sea llevada a cabo con la asistencia de un psicólogo con experiencia en esta área, un profesional capacitado también juega un papel clave en el proceso. Las estadísticas de investigaciones señalan la efectividad de las terapias en un 75% de los casos.

Es importante actuar a tempo, no esperar a que el barco se está hundiendo, cuando se visualice la tormenta es allí donde hay que ajustar las velas para retomar el rumbo, con el coraje que da en confiar en la fuerza del amor y teniendo la convicción que no todo está perdido si ambos así lo deseas, a veces la pareja se desmorona y desde allí se da cuenta de la importancia de volver a unirse, de hacerlo mejor, de hacerlo diferente.

Liliana Castiglione
Últimas entradas de Liliana Castiglione (ver todo)
(Visited 48 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras