Venezuela y la Copa América

Desde que la Conmebol anunció la decisión de quitarle la sede de la Copa América 2021 a Colombia, varias naciones han visto en esto una oportunidad para organizar el evento futbolístico, entre los países postulados se encuentra Venezuela.

¡Sí!, aunque la noticia parezca inverosímil o absurda es completamente cierta, Venezuela se postuló como sede para la Copa América 2021.

Mediante un comunicado de fecha 09 de mayo de 2021, suscrito por el Ministro del Deporte Mervin Maldonado, Venezuela se ofrece como sede para los partidos del grupo B donde la selección nacional “La Vinotinto”, verá acción contra las selecciones de Colombia, Brasil, Perú y Ecuador. 

En el comunicado indica que las ciudades postuladas son Caracas, Valencia y Mérida, además señala que se tomarán a cabo todas las medidas sanitarias respectivas, incluidas las pruebas PCR realizadas a los participantes del evento futbolístico continental.

Del comunicado llama poderosamente la atención dos aspectos fundamentales. El primero, que la nación sólo se postula para ser sede del grupo B, es decir, que los partidos del grupo A, deberán realizarse en el territorio de otro país, tampoco indica si Venezuela puede albergar los juegos de cuartos de final, semifinal o incluso la misma final de la copa. El segundo, la indicación acerca del cumplimiento de las medidas sanitarias incluyendo la realización de las pruebas PCR para los participantes (jugadores y cuerpo técnico), omitiendo cualquier señalamiento de un proceso de vacunación dirigido a aquellas personas que aún no hayan sido vacunadas.

El anuncio del gobierno nacional acerca de la postulación para ser sede de la Copa América 2021, es por demás descabellado. Es improbable que nuestro país en estos momentos en los que atravesamos una grave crisis económica, política y social, pueda albergar un evento de tal magnitud y trascendencia para el continente.

Razones existen de sobra y son bien sabida por todos, sin embargo, podemos hacer un pequeño ejercicio y enumerar tan sólo algunos de los motivos por los cuales no se encuentra ajustado a la realidad el anuncio realizado por el Ejecutivo Nacional. 

Una de las sedes postuladas es la capital de la República, la ciudad de Caracas, la misma ciudad que se ha visto azotada por las bandas criminales que hacen vida en la Cota 905, la misma que ha visto cómo sus fuerzas policiales han sido insuficientes para contener la escalada de violencia propinada por estas bandas delictivas. 

Imaginemos por tan sólo un instante que se esté escenificando el encuentro entre las selecciones de Brasil y Venezuela, y el líder de la banda de la Cota 905, apodado como “El Coqui” decida salir con sus armas largas a enfrentarse contra el FAES, el CICPC o la GN en plena autopista caraqueña, esa situación seria titular de primera página en cualquier parte del mundo, mucho más que el resultado de la justa futbolística cualquiera este fuese. 

Las otras sedes postuladas son Valencia y Mérida, ciudades que se encuentran desde hace más de un año azotada por los inclementes cortes eléctricos de más de 6 horas diarias. 

Nuevamente hagamos un ejercicio imaginativo, pensemos que durante el encuentro entre Perú y Colombia haya un corte eléctrico no planificado, y los organizadores no hayan previsto medidas de emergencia para corregir esa situación de forma inmediata. Imaginemos que luego de un extenuante encuentro cualquiera de esas delegaciones llegue al hotel y la zona sea objeto de un corte eléctrico causando incomodidades a los jugadores y cuerpo técnico que necesitan un merecido y cómodo descanso luego de una fuerte jornada futbolística (situación que ya ocurrió en la ciudad de Mérida con las selecciones de Venezuela y Paraguay después de un encuentro por la eliminatoria al Mundial Qatar 2022). 

Esa situación incómoda y poco agradable con relación al servicio eléctrico la padecemos todos los venezolanos diariamente, luego de una extenuante jornada laboral en donde queremos llegar a nuestros hogares a descansar, somos sometidos a cortes eléctricos sin poder negarnos a los mismos, y sin que ninguna autoridad si quiera hable acerca del tema y de las obras realizadas para el mantenimiento de la principal central hidroeléctrica del país.                  

A los venezolanos nos gustaría ver jugar a los astros deportivos en nuestros estadios nuevamente, como ocurrió en la Copa América 2007. Por supuesto que nos encantaría ver a Lionel Messi jugando en el Estadio Olímpico de la UCV, ver a la selección brasileña liderada por Neymar pisando el engramado del Estadio Metropolitano de Mérida, y mejor aún nos encantaría ver y celebrar una victoria vinotinto en tierra nacional, esa situación nos llenaría de mucho orgullo patrio, sería un gran aliciente que nos ayudaría en buena medida a soportar esta terrible carga que padecemos desde la llegada del socialismo del siglo XXI a nuestra tierra, sin embargo, nuestra realidad política, social y económica nos impide tener esos privilegios que pueden gozar naciones que no transiten por situaciones extremas como las que padecemos los habitantes de esta hermosa tierra venezolana. A nuestra selección “La Vinotinto” le deseamos lo mejor, deseamos que producto de su esfuerzo y preparación obtenga victorias que nos coloquen en la palestra futbolística mundial. Desde acá decimos ¡Arriba Vinotinto! 

Alonso Macias
Últimas entradas de Alonso Macias (ver todo)
(Visited 42 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras