Nos vemos solo por sexo

Este tipo de relaciones siempre ha existido y existirá, son relaciones donde el lazo que une a las personas es la actividad sexual y ya, no hay compromiso y mucho menos intimidad emocional, es una relación donde se desnudan los cuerpos pero no las almas.

El desarrollo de estas relaciones y su impacto en cada quien tiene mucho que ver con el sistema de creencias, ¿te parece saludable estar con alguien solo para un intercambio físico y luego a otra cosa mariposa? ¿Sientes o no un vacío después de culminar? ¿Desearías que la relación fuese algo más pero ese deseo no es correspondido?

Es cierto que la satisfacción y bienestar tiene que ver con la coherencia entre el pensar y sentir y actuar, que aquello que creemos determina en gran parte nuestra conducta pero no menos cierto es que muchas veces andamos por la vida con creencias que no son precisamente las más saludables.

¿Quién preferiría comer solo la anchoa cuando puede disponer de la pizza completa? Y es que una relación basada solamente en el sexo es una relación fragmentada que navega en un límite de “no compromiso” donde si alguien lo llega a pasar puede vivir momentos muy dolorosos.

¿Como comienza una relación así? Hay por una parte un tema de aspiraciones ¿A qué aspiras tú? ¿Qué crees que mereces? ¿Te conformas solo con un acto carnal que pudiera hasta interpretarse como una masturbación asistida? Y es que solo quien ha conocido la magia de hacer el amor, de entregar no solo el cuerpo sino también el alma y, además sentirse correspondido puede entender que ambos escenarios no son comparables,

¿Qué te lleva a continuar? Puede que disfrutes del sexo con esa persona pero no deseas nada más profundo, puede también que estás involucrado profundamente aunque no seas correspondido pero eso es lo que hay y no lo quieres perder, puede que hayas desarrollado una adicción por esa descarga de oxitocina que se libera en el acto sexual y, de cualquier forma se desarrolla una posición de dependencia sexual donde es altamente probable te limite o te complique el poder disponer de la libertad para poder ir tras lo que realmente mereces y te corresponde.

Puede pasar con esta dependencia que sepas  que no te conviene, que no es lo que deberías aspirar de una relación pero  si el sexo es bueno, te auto-engañarás con mil excusas para volver a ver a esa persona, lo que tarde o temprano te hará daño.

Cuando dices que solo tienes sexo con esa persona estás minimizando su posición en tu vida, es decir que es solo un momento pero no es ni se transformará en nada especial, de hecho es este un argumento típico utilizado por personas infieles “Fue solo sexo pero te amo es a ti” ¿Es eso lo que mereces o deseas para ti? ¿Te conformas con ser plato de segunda mesa?

Si entramos en aguas más profundas podremos evaluar lo que representa nuestro cuerpo, y podrías verlo como un templo donde anida nuestra alma, es decir, no es un ente separado de la integridad del yo porque de hecho nosotros no podemos separarnos en trozos o mutilarnos, no importa cuanto quieras engañarte, tu alma sabe que merece la totalidad de la cual está hecha.

Es por ello que tarde o temprano este tipo de relaciones dejan un mal sabor, un vacío posterior al momento del disfrute, aunque claro, como te comentaba antes, las diferencias individuales no pueden ser dejadas de lado, hay algunos que dicen disfrutarlas y no saber de qué se trata este vacío por lo que me remonto nuevamente al tema de las creencias.

Otro grupo de personas decide simplemente ir al plano animal y recordando la teoría de Maslow satisfacer esa necesidad sexual que se ubica en la base de la pirámide pero por razones varias entre las que muchas veces se incluyen los daños que pueden traer los años, no desean involucrarse o comprometerse con otra persona a fin de evitar sufrir ante probables pérdidas.

Es un tema complejo sin duda donde hay que respetar la posición y las decisiones que cada quien asuma pero siempre entendiendo que la libertad de uno termina donde comienza la de los demás por lo que es imperativo evitar el engaño, si lo que se desea es solo sexo hay que comunicarlo a la otra persona para  evitar que se haga ilusiones con algo que no va a ser, y aun cuando el decirlo no necesariamente evita que la otra parte se involucre, es honesto el hacerlo.

Liliana Castiglione
Últimas entradas de Liliana Castiglione (ver todo)
(Visited 74 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras