Ser jefe no te hace líder

Tengo más de 30 años de experiencia en organizaciones, a lo largo de los cuales he visto muchos jefes que no son líderes así como líderes que no tienen el cargo de jefe; porque de eso se trata, jefe es un cargo que es asignado pero el liderazgo es un atributo que se gana.

Al ser una jefatura un nivel jerárquico impuesto suele tener respuesta del personal a cargo pero por razones diversas a las que motivan el seguir a un líder, razones que muchas veces tienen que ver con la mera obediencia, el respeto a la cadena de mando y en el peor de los casos el temor que de no hacerlo se pueda perder el empleo.

Y es que un líder inspira, no atemoriza, se produce un seguimiento natural basado en la motivación que es capaz de despertar entre sus seguidores que suele ser consecuencia de la pasión con que siente y transmite sus ideas, ideas que no suelen ser impuestas sino consensuadas, conversadas, acordadas de modo que las personas se sienten parte de las mismas más que percibirlas como algo impuesto.

He visto a supervisores dedicarse a escuchar chismes de otras personas, incluso privilegiando a los que le vienen con cuentas y en muchos casos buscarlos incluso intentando indagar conductas de sus supervisados a través de otros, y, sorprendentemente intentando obtener información en colaboradores  de estas personas restándole de esta manera toda autoridad. ¿Eso es un líder? para nada, pareciera más bien alguien que juega a los cuentos de vecina lesionando la autoestima y la moral porque todo se sabe y ¿Cómo te sentirías si tienes un grupo de personas a tu cargo y descubres que tu supervisor les formula preguntas sobre ti? ¿Terrible verdad? Si algo requiere saber pues que te lo pregunte a ti a menos que se trate de una situación grave y delicada donde sea necesario obtener información clave (algo excepcional y aun así debe ser evitado a toda costa).

Otro aspecto relevante de todo líder es que profesa lo que quiere recibir con su propia conducta y de este modo:

∙         Se gana el respeto porque respeta.

∙         Obtiene un equipo dinámico porque es el primero en demostrar dinamismo.  

∙         Puede alcanzar desempeños con ética porque es él un ejemplo de valores personales.

∙         Puede ser comprendido porque él comprende.

∙         Avanza en la obtención de resultados superiores porque se supera a sí mismo y estimula a su equipo a superarse.

Un jefe ante un problema se orienta a buscar culpables, el líder no pierde el tiempo en esto, desarrolla creatividad para buscar soluciones. Buscar culpables intimida y atemoriza mermando la capacidad creativa que se requiere para encontrar vías de solución.

El jefe se relaciona con su equipo de forma despersonalizada y distante, como si fueran simplemente herramientas o fichas; el líder se interesa en conocer  personalmente a todos sus colaboradores interesándose  genuinamente por sus vidas, sabe que son mucho más que recursos, son personas.

Un jefe se vanagloria llamando la atención en público como manera de demostrar quien es el que manda;  un líder sabe lo contraproducente que puede ser esto a nivel de la moral y la autoestima, entiende que los reconocimientos pueden y deben darse en público como modelo de lo que es valorado pero la disciplina se ejerce en privado y teniendo cuidado de centrarse en las conductas que deben ser mejoradas sin lesionar la parte personal con adjetivos denigrantes o descalificando a la persona.

Un jefe crea un ambiente tenso donde no provoca trabajar sino más bien salir corriendo; un líder genera una ambiente ameno e inspirador con buen humor donde las ganas de lograr resultados se producen de manera natural en lugar de impuestas. 

El liderazgo va más allá de una formación técnica, tiene que ver con el desarrollo de atributos personales de alto nivel, como la empatía, el respeto, ética, el genuino interés por formar y desarrollar a otros seres humanos dentro de la generación de expectativas positivas de éxito, donde el logro de los resultados no depende del manejo de marionetas sino de involucrarse activamente y ser ejemplo a seguir por conducta así como por la motivación y pasión por la excelencia.

Después de leer esto te invito a reflexionar ¿Qué líderes has conocido en tu vida? ¿Tienes tu madera de líder?

Liliana Castiglione
(Visited 6 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras